Pasar al contenido principal

Las razones por las que la histórica multa de la UE a Google no va a a cambiar (casi) nada, según los expertos

Sede de Google en Mountain View
Getty Images
  • Google ha recibido una multa millonaria de Bruselas relacionada con su estrategia para impulsar el dominio de su buscador en los dispositivos móviles Android.
  • El impacto de la sanción en las cuentas de Google es bajo, aunque sí le sirve a Europa para mandarle un mensaje a uno de los gigantes tecnológicos.
  • Algunos expertos creen que Google podría dejar de ofrecer gratis su sistema operativo a los fabricantes de móviles.
  • Sin embargo, la mayoría de la industria cree que el impacto de la decisión de Bruselas no será dramático para los usuarios.

La industria tecnológica se cuestiona si la multa millonaria de la Comisión Europea a Google va a representar algún cambio significativo para la compañía, para el sistema operativo Android o si realmente tendrá algún tipo de impacto directo en los usuarios y en el futuro de los smartphones.

La Comisión Europea ha castigado a Google con 4.340 millones de euros, la multa más elevada por abuso de posición dominante de toda su historia al entender que la empresa obligaba a los fabricantes de móviles a instalar dos de sus propias aplicaciones (Google Search y Google Chrome) para poder integrar la tienda de aplicaciones de Google, conocida como Play Store, que al mismo tiempo es la más extendida de todo el mercado.

Bruselas entiende que esa estrategia de Google chocaba con los principios de libre competencia que tiene la Unión Europea. Además, según el dictamen europeo Google ha sido castigada por realizar pagos a algunos fabricantes y operadores de telecomunicaciones por preinstalar la app de Google Search en sus dispositivos y, al mismo tiempo, por limitar el radio de acción de los fabricantes con las versiones alternativas de Android. 

Google debe pagar la multa impuesta y a acabar con esa prácticas en 90 días, o se enfrentará a otras multas, de hasta el 5% de la facturación diaria de su matriz, Alphabet.

Borja Adsuara
El experto en derecho digital Borja Adsuara. Cedida

La pregunta que se hacen los expertos de la industria es si realmente esta decisión de Bruselas afectará de alguna manera al sector, a Google o incluso puede llegar a transformar la manera en la que los usuarios utilizan los teléfonos móviles.  

"Hay una normativa para impedir los monopolios, y se limita justamente a las empresas que tienen mayor poder para que dejen libre un hueco para que pueda entrar la competencia. Si no, al final todo el mercado se lo llevarían dos o tres empresas", recuerda a Business Insider España el experto en derecho digital Borja Adsuara.  

Leer más: 15 gráficos que explican la situación de la gran guerra de los smartphones entre Google y Apple

Las palabras de Adsuara inciden en el mensaje de la Comisión, que con este castigo a Google lo que busca de alguna manera es acabar beneficiando al consumidor dándole más opciones para elegir entre aplicaciones que realicen las mismas tareas. Claro que trasladar eso al plano práctico no parece un camino sencillo.

"Yo creo que no va a cambiar en nada. En el sentido de que un usuario va a percibir que lo que ha pasado es que una empresa simplemente paga un dinero, y punto. La situación se va a mantener más o menos como está", asegura el director de análisis de la consultora tecnológica IDC, José Antonio Cano.

La multa es ridícula respecto a los ingresos totales de Google, pero constituye un aviso importante para la industria

En términos monetarios, los 4.340 millones de euros de multa impuesta a Google representan poco más de dos semanas de ingresos de Alphabet.

José Antonio Cano
El director de análisis de IDC, José Antonio Cano. IDC

No es una multa mínima para el gigante pero apenas afectará a las reservas de la empresa. El dinero, por cierto, no llegará ni a fabricantes ni a desarrolladores, sino a los presupuestos europeos, ya que la denuncia no partió del sector sino del organismo comunitario. 

"Aunque 5.000 millones de dólares es una gran multa, no debería afectar a Google significativamente a corto plazo", señala el analista de Investing.com Jesse Cohen. "Creo que, para cualquiera que tema al enorme poder de Google, ya puede ser demasiado tarde para pararlo", concluye.

Cano sí opina que al menos Google va a tener que innovar en su modelo de negocio, y adaptar sus procesos, sus relaciones o contratos con el resto de los operadores para seguir manteniendo sus ingresos por publicidad, "que es el principal ingreso que tiene Google", precisa.

Leer más: El CEO de Google asegura que la multa de Bruselas por abuso de poder podría desequilibrar el universo Android

Google ya no podrá forzar a los fabricantes a implantar la barra del buscador o el navegador Chrome obligatoriamente en sus dispositivos, así que tendrá que cambiar cómo negocia con los fabricantes, aunque los expertos consultados por este medio opinan que sin duda seguiremos encontrando las aplicaciones de Google en los smartphones. 

Pero hasta ahí, porque, además, la decisión de la Comisión no obliga a Google a realizar cambios efectivos más allá de abandonar estos comportamientos.

Google podría amenazar con dejar de ofrecer su sistema operativo completamente gratis  

Un posible cambio podría venir de si la empresa decide cambiar su modelo, algo que los expertos ven poco probable. "Ahora Alphabet ─la matriz de Google─ decidirá como va a cambiar su sistema de licenciamiento: hay alguno que dice que a lo mejor lo cierran, o directamente lo abren del todo... habrá que verlo...", valora el abogado especializado en derecho tecnológico Sergio Carrasco. 

Sergio Carrasco Abogado
El abogado Sergio Carrasco. Cedida

"Es posible que la multa pueda acabar haciendo que los teléfonos móviles sean más caros, en función de cómo decida Google cumplir con el dictamen", explica el profesor de Derecho de la Universidad de Leeds, Pinar Akman, en declaraciones a Business Insider Reino Unido. Akman sostiene que Google podría dejar de ofrecer gratis su sistema operativo a los fabricantes de dispositivos, un cambio que suena poco probable a día de hoy pero que podría tener un impacto mayúsculo, repercutiendo en precios de venta más elevados para los consumidores

"Creo que (cerrarlo) es una opción por la que no van a optar", refuta Carrasco. De cualquier manera la multa millonaria de Bruselas manda un mensaje a una de las mayores empresas del planeta (no solo del sector tecnológico) que hasta hace poco parecía intocable.

"Lo más importante, tanto en competencia como en protección de datos es que por lo menos Europa puede multar a las grandes multinacionales que antes decían que a ellas no les afectaba la legislación europea ni las autoridades europeas. Ya sí les empieza a afectar y estamos yendo por el buen camino, porque si quieren prestar servicios en la Unión Europea, a ciudadanos europeos, tienen que cumplir la legislación europea y someterse a las autoridades de control europeas y a las sanciones europeas", reafirma Adsuara.

La mayoría de los expertos creen que el impacto para los usuarios no será dramático

Lo más probable es que aquellos que utilicen habitualmente las aplicaciones de Google en el móvil no noten un cambio muy significativo, más allá de tener la posibilidad de borrarlas por completo o de tener que instalarlas al comprar un dispositivo nuevo, en función de la marca elegida.

Que hoy se imponga otro buscador suena muy difícil de creer, máxime en España con el nivel de dominancia que muestra Google como se puede apreciar en este gráfico de Statista.

Datos Google
Statista

"La posición dominante no está prohibida", recuerda Carrasco, ni tampoco que una empresa cuente con una inmensa parte del mercado, por lo que el 80% de los móviles podrán continuar utilizando Android y podrán continuar contando con las aplicaciones de Google, incluso preinstaladas, solo que Google no podrá obligar a que esto suceda. 

Leer más: Las 7 mayores multas impuestas por la Unión Europea para luchar contra monopolios

Enrique Dans
El profesor de innovación en IE Enrique Dans. Oscar Dacota

Por eso, si los usuarios ven un cambio será que podrán adaptar sus dispositivos con aquellas aplicaciones prefieran, aunque, de nuevo, es muy difícil que otras empresas presenten sistemas operativos o aplicaciones y puedan conseguir ser competencia directa de Google.

"Cambia todo para que cambie nada", achaca el desarrollador y fundador de la consultora de desarrollo Karumi, Jorge Barroso, que apunta a que los usuarios ya están acostumbrados a las aplicaciones de Google y a Android, y que señala las dificultades de que se abran paso otros sistemas operativos en los que muchas aplicaciones que usa hoy día gran parte de la población podrían no poderse instalar porque muchas de ellas van ligadas a Android.

"El parqué de gente que quiere estar fuera del internet normal es tan pequeño que no merece la pena a nivel comercial", señala.

La noticia de la multa no ha sido bien recibida no solo por la empresa, también por algunos profesionales e incluso por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que no ha desaprovechado la ocasión para lanzar un dardo a Bruselas en plena polémica por la guerra comercial.

"¡Lo dije! La Unión Europea acaba de sancionar con una multa de 5.000 millones de dólares a una de nuestras mayores compañías, Google. De verdad que se han aprovechado de EEUU, ¡pero no por mucho tiempo!", reza el tuit.

"Cuando una persona decide poner una multa récord por algo que en realidad no daña ni a los usuarios ni a los desarrolladores ni a los fabricantes, es inseguridad jurídica (...) que convierte a tu territorio en un territorio hostil para la tecnología", sentencia el profesor de innovación en el IE Business School Enrique Dans. 

Te puede interesar