Realizar test rápidos al 75% de una ciudad cada tres días podría acabar con la pandemia de coronavirus en 6 semanas, según un estudio

Rapid COVID-19 tests are administered at Barnett Park in Orlando, Florida on Monday, Nov. 16, 2020.
Rapid COVID-19 tests are administered at Barnett Park in Orlando, Florida on Monday, Nov. 16, 2020.

Stephen M. Dowell/Orlando Sentinel/Tribune News Service via Getty Images

  • Las pruebas rápidas masivas y frecuentes de COVID-19 podrían lograr acabar con la pandemia en seis semanas, según un nuevo estudio. 
  • "Nuestro hallazgo es que, cuando se trata de salud pública, es mejor tener una prueba menos sensible con resultados hoy que una prueba más sensible con resultados mañana", dijo Daniel Larremore, de la Universidad de Colorado Boulder (EEUU).
  • Descubre más historias en Business Insider España

Realizar pruebas rápidas y masivas de COVID-19, especialmente a aquellas personas que no muestran signos de infección, podría poner fin a la pandemia en seis semanas, afirma un nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard y la Universidad de Colorado Boulder (EEUU).

Publicado ayer en la revista Science Advances, el estudio sugiere que las pruebas rápidas, aunque menos confiables, podrían permitir a las autoridades de salud pública depender de intervenciones más específicas en lugar de bloqueos en toda la economía, si se implementan de manera masiva. 

Los test rápidos son de bajo coste y además pueden arrojar resultados en cuestión de minutos, en lugar de los días que se tarda, por ejemplo, en saber los resultados de una PCR. Si la mitad de la población de Estados Unidos se hiciera la prueba semanalmente y las personas que dan positivo se aislaran del resto, el impacto sería enorme, apuntan los investigadores. 

Estas son las propuestas de los economistas para incentivar la actividad económica en España durante la pandemia

"Nuestro hallazgo general es que, cuando se trata de salud pública, es mejor tener una prueba menos sensible con resultados hoy que una prueba más sensible con resultados mañana", dijo Daniel Larremore, profesor de informática en la Universidad de Colorado Boulder y autor principal del estudio. "En lugar de decirles a todos que se queden en casa para asegurarse de que una persona enferma no les contagie, solo daríamos órdenes de quedarse en casa a las personas contagiadas para que todos puedan seguir con sus vidas de manera normal".

De acuerdo con el estudio, basado en modelos matemáticos, las pruebas rápidas en la población de una ciudad cada tres días redujeron drásticamente el número de personas finalmente infectadas. En concreto, un 88%, una porcentaje suficiente "para llevar la epidemia hacia la extinción en seis semanas". 

"Estas pruebas rápidas son pruebas de contagio", explica Michael Mina, profesor de epidemiología en Harvard y coautor del estudio. "Son extremadamente efectivas para detectar COVID-19 cuando las personas se han contagiado".

Aumentar la disponibilidad de "pruebas rápidas y baratas" es una de las estrategias clave que está estudiando implementar Joe Biden, presidente electo de EEUU, tal como informó el pasado viernes

En España, Madrid ha abierto la posibilidad de que farmacias y clínicas dentales realicen test de antígenos COVID-19 para agilizar la realización de estas pruebas. Un plan que enfrenta a farmacéuticos y médicos y enfermeros, y al que se ha sumado Cataluña.

LEER TAMBIÉN: 6 formas de asegurarte de que ninguno de tus familiares tiene COVID-19

LEER TAMBIÉN: Las vacunas de Moderna y Pfizer llegarán a Europa en diciembre, aunque habrá "un pequeño número dosis”

LEER TAMBIÉN: Europa tiene por delante "6 duros meses" de pandemia, según la OMS

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Salud
  3. Estudios