Pasar al contenido principal

El rebrote que ha puesto a Pekín en "modo de guerra" contra el coronavirus podría estar circulando desde hace un mes por la ciudad, según alertan las autoridades sanitarias chinas

Voluntarios del equipo de rescate de Blue Sky desinfectan el mercado mayorista de Yuegezhuang en Beijing en medio del rebrote de coronavirus.
Voluntarios del equipo de rescate de Blue Sky desinfectan el mercado mayorista de Yuegezhuang en Beijing en medio del rebrote de coronavirus. China Daily vía REUTERS
  • Las autoridades del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades de China estiman que el nuevo brote de coronavirus en Pekín podría llevar un mes en la ciudad, según recoge The Guardian.
  • La capital de China ha evaluado, hasta el momento, a más de 356.000 personas en los últimos 5 días entre los que se han detectado 150 casos —21 en las últimas 24 horas.
  • Mantienen el estado de emergencia al segundo máximo nivel, 2 de 4 de peor a mejor, y el cierre de escuelas, mercados, control de viajeros y recomendación de teletrabajo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El rebrote de casos en Pekín que asciende a un total de 150 casos reportados en los últimos 5 días, después de 56 días sin detección, podría llevar más de un mes en la capital china con una mayoría de casos asintomáticos, según ha señalado el Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades del país (CDC por sus siglas en inglés). 

"Se detectaron muchos casos asintomáticos o leves en este brote y es por lo que el ambiente tiene tanta cantidad de virus", ha dicho, según The Guardian, Gao Fu, director de los CDC, quien a su vez cree que todavía es muy pronto para ratificarlo. 

"Esta es nuestra percepción actual, pero necesitamos verificarla", ha recogido de sus declaraciones el corresponsal de La Vanguardia.

Hasta el momento, la ciudad que tiene 3 veces la población de Madrid, con 21,5 millones de habitantes y 6,6 en la capital de España, ha esquivado el confinamiento severo que se impuso en Wuhan con el primer brote de coronavirus, que se identificó en dicha ciudad, capital de Hubei, en diciembre de 2019.

Leer más: Los expertos y los datos confirman que la epidemia del coronavirus está aumentando, al contrario de lo que cree la gente

Pero calificó su brote el pasado martes como "extremadamente grave", mientras señalaba que se tomarían estrictas medidas para su control. 

En las últimas 24 horas Pekín ha reportado 21 nuevos casos de COVID-19 y mantiene el segundo máximo estado de emergencia, 2 de 4 de peor a mejor. En estos últimos 5 días se han realizado un total de 356.000 pruebas de ácido nucleico, de las 90.000 que se estimaba que se realizarían diariamente.

Se han cancelado más de 1.200 vuelos —el 60% del total según La Vanguardia— y unos 32 barrios residenciales están confinados clasificados como de riesgo medio —uno de ellos de alto riesgo. Asimismo, se ha recomendado el teletrabajo en todos los sectores posibles y un estricto control en los viajes dentro y fuera de la capital de China. 

"Ahora estamos en un momento crítico para la prevención y el control de la epidemia", reconoce uno de los funcionarios que gestionan el brote en Pekín, según el diario británico.

Y además