Pasar al contenido principal

Los inversores están pasando por alto una señal de advertencia que precedió a la crisis anterior y que lleva a un experto a pronosticar una recesión "inminente"

Trader en Wall Street observando con preocupación
Reuters
  • Las recientes revisiones a la baja del crecimiento de los beneficios empresariales indican que una recesión es "inminente", según Albert Edwards, el codirector de estrategia global en Société Générale.
  • Este experto ha comprobado que la medida del crecimiento del beneficio en el mercado es más positiva que el resto de indicadores de toda la economía, y esta divergencia también se produjo justo antes de la recesión de 2008.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una tendencia oculta en un reciente informe sobre el PIB de EE. UU. supone una señal de advertencia de una recesión económica, según Albert Edwards, de Société Générale.

A finales de julio, la Oficina de Estadísticas Laborales estadounidense publicó su revisión anual del ritmo de crecimiento económico, además de las actualizaciones de sus estimaciones sobre ganancias corporativas. Edwards, codirector de estrategia global de Société Générale, ha admitido en una reciente nota a los cliente que estas revisiones "suelen ser recibidas con un fuerte bostezo por parte de los inversores".

Leer más: La guerra comercial entre Estados Unidos y China podría provocar una recesión mundial para 2020, según Morgan Stanley

Sin embargo, el informe señalaba una tendencia que debería llamar la atención de todos porque, según Edwards, da a entender que una recesión es "inminente".

Antes de que se publicara este informe, ya sabíamos que los márgenes de beneficio corporativo se estaban reduciendo por la presión sobre las empresas para aumentar los salarios y cambiar su antigua priorización de los accionistas hacia los trabajadores.

Pero el informe, que contiene lo que se conoce como datos de ingresos nacionales y cuentas personales (NIPA, en sus siglas en inglés), revela que las ganancias corporativas tanto para los inversores independientes como para Wall Street alcanzaron su punto máximo a finales de 2014 y no a finales del año pasado como mostraban las cifras anteriores.

Leer más: El Premio Nobel Robert Shiller analiza las causas psicológicas que determinarán la gravedad de la próxima crisis y asegura que los paralelismos con la Gran Depresión siguen vivos

"En un marcado contraste con el auge de las medidas de ganancias de la bolsa, el dato del NIPA de la Oficina de Estadísticas Económicas de EE.UU. se ha mantenido esencialmente plano en los últimos años", ha señalado Edwards.

"Esta divergencia es bastante común justo antes de una recesión con los datos de ganancias del NIPA que demuestran, en retrospectiva, que ofrecen una representación más real de la tendencia subyacente".

El informe de Edwards incluye una mirada hacia 2008, cuando los índices de beneficio de los mercados parecían más positivos que el resto de indicadores de toda la economía, como los que se incluyen en los datos del NIPA.

Evolución de los datos empresariales y económicos antes de la Gran Recesión
Société Générale

Edwards considera que las cifras del NIPA sobre beneficios son más fiables porque se basan en datos de los impuestos recaudados por el IRS (el fisco de EE.UU.). Esto significa que el NIPA incluye a las empresas privadas como un barómetro más completo del sector corporativo estadounidense y esquiva los trucos contables que las compañías que cotizan en bolsa utilizan para mejorar sus ganancias ajustadas por acción.

El desplome del crecimiento de las ganancias en toda la economía es problemático porque podría implicar que está al caer el correspondiente desplome en la inversión empresarial, según Edwards.

Todo está relacionado con los consumidores

Sin duda, el gasto de los consumidores sigue siendo el motor más poderoso de la economía y la ha mantenido a flote durante esta expansión cuando el gasto empresarial ha disminuido.

Edwards no discute este hecho, pero considera que la contribución de la inversión empresarial al crecimiento económico es un indicador que no debe ignorarse.

Leer más: Un inversor millonario que predijo la crisis señala 7 indicios de una nueva recesión en 2020

A pesar de que esa contribución es relativamente pequeña, las recesiones económicas siempre se "explican" por una caída en la inversión empresarial, ha asegurado. 

Cómo ha evolucionado la inversión empresarial ante las distintas crisis
Société Générale

También hay una dinámica circular en juego que implica a empresas y consumidores. Si los beneficios se agotan y las compañías no pueden invertir en nuevos trabajadores, el próximo paso podrían ser despidos, lo que dificulta que los consumidores gasten en las empresas de las que son clientes.

Esas empresas no son solo cotizadas, lo que explica por qué los inversores no pueden permitirse usar los resultados trimestrales para juzgar hasta qué punto es rentable el sector corporativo en EE.UU..

Según Edwards, la métrica sobre beneficios más amplia está mandando señales de alerta, no solo para la bolsa, sino para toda la economía.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además