Receta de la tarta de la abuela, un clásico que no pasa de moda

Abuela y nieta cocinando

Getty Images

Con la llegada del buen tiempo parece que se pasa esa época de hacer postres al horno porque, sinceramente, no es necesario subir aún más la temperatura de tu casa. 

Pero si eres un amante de la repostería y además algo goloso, estás de enhorabuena porque hay postres que ¡no necesitan horno para cocinarse!

La mezcla perfecta entre pizza y tortilla: cómo preparar 'okonomiyaki', la estrella de la comida callejera japonesa

Es el caso de la clásica tarta de la abuela, perfecta para cocinar en cualquier época del año y siempre deliciosa por su textura suave y sus sabores de toda la vida. 

Si quieres lanzarte a su elaboración este es el paso a paso:

Receta de la tarta de la abuela

Ingredientes para tarta de la abuela para 4 personas:

  • 400 g galletas rectangulares
  • 330 g chocolate de repostería 
  • 100 g mantequilla 
  • 20 g azúcar 
  • 2 huevos 
  • 120 ml agua
  • 300 ml leche 
  • 1 cucharadita esencia de vainilla

¡Manos a la obra!: 

  • Pon el agua a hervir en un cazo, cuando llegue a ese punto, baja la intensidad dejándolo a fuego bajo y añade el chocolate sin parar de removerlo suavemente. 
  • Mientras tanto, prepara la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente para que pueda ser integrada con el azúcar y remueve con unas varillas hasta que queden totalmente integradas la una con la otra.
  • Con el chocolate prácticamente fundido, es hora de añadirle la esencia de vainilla. Una vez que apagues el fuego, es hora de mezclar tu chocolate con la mantequilla previamente preparada. 
  • Una vez este listo, añade las 2 yemas de los huevos a la mezcla y remueve bien. 
  • En otro recipiente bate las claras a punto de nieve. Integra ambas mezclas en un bol limpio.
  • ¡Chocolate listo!
  • Es hora de montar la base de galletas, para ello utiliza unas que sean muy básicas, de sabor tradicional y mejor si son rectangulares. Ponlas todas en orden, no las subas una encima de otra, sino siempre al lado, y mójalas con leche
  • Recuerda que no deben estar demasiado húmedas para que no se rompan. Una vez las tengas, ve colocándolas en la fuente. 
  • ¡Llega el momento de montar! 
  • Coloca tu base de galletas.
  • Encima de la base, pon una capa generosa de la crema de chocolate. Una vez cubierta, vuelve a poner galletas, y así repite tantas veces como gruesa quieres que sea tu tarta. (También dependerá mucho del molde que escojas).
  • Recuerda poner una última capa de chocolate de cubra bien toda la tarta para después poder decorar. 
  • Es hora de pasarla a la nevera, para ello, pon una capa generosa de film transparente cubriendo bien toda la tarta. 
  • Mételo a la nevera durante al menos 3 horas, pero será mucho más consistente si la dejas reposando toda la noche.  
  • ¡Listo! La tarta ya está lista, pero si quieres puedes adornarla como más te guste. 

Recuerda que si quieres servir la tarta fuera del molde te ayudará mucho usar papel de horno en la base del recipiente para después sacarla. Si es para consumo propio y te da igual, puedes hacerlo directamente en el molde e ir cogiendo los pedazos de ahí. 

¡A disfrutar!

Otros artículos interesantes:

6 recetas de 'snacks' deliciosos y sanos virales en TikTok

El café no es solo para beberlo: 9 recetas con café que te sorprenderán

3 recetas perfectas de gofres dulces y salados para cualquier comida del día

Te recomendamos