Se recrudece el conflicto entre China y los gigantes de la moda por el algodón Xinjiang: Inditex elimina un comunicado en el que afirmaba no tener vinculación comercial con fábricas de la región

Fábricas de algodón

Reuters

  • H&M difundió, hace unos meses, un comunicado en el que anunciaba que dejaría de usar algodón de Xinjiang por los trabajos forzados a los que se sometía a la minoría musulmana uigur en esa región china.
  • China se revolvía ante estas acusaciones y hacía un llamamiento al boicot de cadena sueca, pero la bomba expansiva tocaba a Inditex y Adidas.
  • Tal es la magnitud de la información que el gigante gallego ha eliminado de su web un comunicado en el que afirmaba que no tenía vinculación comercial con ninguna fábrica de Xinjiang.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Continúa el conflicto de China con algunos gigantes textiles occidentales, después de que estas expresaran su preocupación sobre unos los informes que apuntan a la existencia de trabajos forzados en la región de Xinjiang. El conflicto comenzó con la cadena sueca H&M, pero la onda expansiva también ha tocado de lleno a la gallega Inditex.

El germen del conflicto surge a raíz de que la enseña H&M difundiera, hace unos meses, un comunicado en el que anunciaba que dejaría de usar algodón de Xinjiang por los trabajos forzados a los que se somete, según diversos informes, a la minoría musulmana uigur en esa región china. 

China se revolvía ante las acusaciones y hacía llamamientos al boicot  para la cadena sueca, pero también antes gigante del deporte Adidas o la mayor distribuidora de moda Inditex. La bolsa no tardaba en reaccionar y las acciones de estos 3 grupos caían en el día de ayer, tal como y como recogía Reuters.

Así, H&M caía hasta un 2,2% e Inditex perdía un 1,6%. Por su parte, las acciones de Adidas, que dijo a principios de este mes que China va a ser su mercado de más rápido crecimiento, bajaban un 4,5%. 

Tal es la magnitud del conflicto, y sus posibles consecuencias, que la marca propietaria de Zara ha decidido eliminar de su web un comunicado en el que explicaba su política de tolerancia cero frente al trabajo forzoso. Asimismo, este documento señalaba que el grupo no tenía vinculación comercial con ninguna fábrica de Xinjiang. 

La relocalización gana el pulso a Asia: la moda se inclina por la producción de proximidad tras el coronavirus con Turquía y Marruecos como principales destinos

El medio de comunicación Quartz se hacía eco de la información y conseguía recuperar una versión del documento con fecha del pasado diciembre. En el comunicado, el grupo alegaba estar al tanto de varios de varios informes sobre negligencia social y laboral en varias cadenas de suministro entre los uigures en Xinjiang (China) y en otras regiones. 

Inditex tildaba de "muy preocupantes" estas informaciones, al tiempo que explicaba que se tomaba "muy en serio" las denuncias de prácticas sociales y laborales inadecuada en cualquier parte de la cadena de suministro. Por ello, y tras una investigación interna, el grupo textil confirmaba que no tenía relaciones comerciales con ninguna fábrica de Xinjiang.

Business Insider España ha traslado al grupo de moda Inditex esta información, pero no ha obtenido respuesta. 

¿Por qué ha estallado el conflicto ahora?

A principios de esta semana, la Unión Europea aprobaba sanciones contra el régimen de Pekín por violación de derechos humanos. Esta vez sí incidía en el trato que reciben los musulmanes uigures, especialmente en la región de Xinjiang.

Cabe explicar, que el pasado mes de febrero y a menos de 24 horas de dejar el cargo de Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo anunciaba que el Gobierno chino había cometido "genocidio y crímenes contra la humanidad" en su campaña de represión contra los uigures, una etnia musulmana que vive en la región de Xinjiang, al oeste de China, tal y como recogía El Confidencial.

Unas semanas antes, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU prohibía la importación de algodón de Xinjiang por estar empleando "trabajo forzoso" así como estar llevando a cabo otras violaciones de derechos humanos.

La información tenía un calado económico de dimensiones considerables: la región de Xinjiang copa el 20% de la producción mundial de algodón. Asimismo, Pekín siempre ha insistido en que se tratan de campamentos de reeducación y centros para reducir la pobreza. 

Con todo este debate encima de la mesa, China y su tejido empresarial se revolvía frente a las acusaciones. Tal es así, que ayer varias plataformas de comercio electrónico como JD.com, Taobao, Tmall y Pinduoduo dejaban de mostrar la tienda digital de la marca sueca de ropa H&M, tal y como recogía Efe.

El miércoles, H&M trataba de apaciguar los ánimos alegando que respetaba a los consumidores chinos y que estaba comprometida con la inversión y el desarrollo a largo plazo en China. Sin embargo, al día siguiente las búsquedas de tiendas del grupo en en Baidu Maps no arrojaron resultados. 

LEER TAMBIÉN: Zara es el salvavidas de Inditex: qué enseña del grupo sufrió más y cuál cerró más tiendas en el año del coronavirus

LEER TAMBIÉN: 15 datos que no conoces y que muestran la evolución de Inditex en los 5 años previos al COVID

LEER TAMBIÉN: De los bajos precios de Asia a la flexibilidad de Marruecos, ¿dónde fabrican Zara, Primark, H&M y Cortefiel sus prendas de ropa?

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda