La recuperación de la demanda del petróleo en 2022 a niveles previos a la pandemia dispara el interés en bolsa de compañías energéticas y de infraestructuras, según los expertos

Un trabajador con mascarilla en una refinería de petróleo
REUTERS/Essam Al-Sudani
  • El mercado del petróleo ha sido sin lugar a duda uno de los más golpeados por la pandemia del COVID-19. Tanto que los precios de los futuros del barril WTI entraron en terreno negativo por primera vez en la historia.
  • Según explica en un informe al que ha accedido Business Insider Fiona O'Neill, directora de análisis de renta variable global e inversión sectorial de Fidelity el sector energético ha registrado la mayor mejoría en su evolución, impulsado por la estabilización del precio del crudo.
  • La amplia mayoría de expertos ve una ligera senda alcista para el oro negro durante los meses que están por venir. “A medio plazo, los precios del petróleo deberían repuntar a medida que la oferta y la producción se equilibren, pero esperamos que la oferta siga siendo amplia”, comenta en un informe del que se ha hecho eco Business Insider Esty Dwek, responsable global de estrategia de mercados en Natixis IM Solution.
  • Esta situación de mejoría paulatina en los próximos 2 años tendrá unos claros beneficiarios en los mercados: el sector energético y el de infraestructuras. La mayor demanda puede provocar un efecto subida en valores relacionados con el crudo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mercado del petróleo ha sido sin lugar a duda uno de los más golpeados por la pandemia del COVID-19. Tanto que los precios de los futuros del barril WTI entraron en terreno negativo por primera vez en la historia.

Ahora, parece que la fotografía empieza a recomponerse y los analistas ya atisban una mayor recuperación en el medio y largo plazo.

Los futuros del Brent y del WTI se dispararon más del 80% y el 91%, respectivamente, durante el segundo trimestre, pero ambos continúan dentro del territorio del mercado bajista.

Según explica en un informe al que ha accedido Business Insider Fiona O'Neill, directora de análisis de renta variable global e inversión sectorial de Fidelity el sector energético ha registrado la mayor mejoría en su evolución, impulsado por la estabilización del precio del crudo. “El 73% de los analistas respondió que los indicadores adelantados son positivos, frente a tan solo el 8% hace dos meses”, destaca. 

Abril marcó el nivel más bajo por la intensa guerra de precios con trasfondo geopolítico, el breve periodo de precios negativos y la inquietud por el aumento de las reservas. “Sin embargo, desde entonces los recortes de la producción se han llevado a cabo más rápido de lo esperado, lo que ha devuelto el precio del petróleo en el mercado de contado a dos dígitos positivos, elevando las perspectivas de las empresas energéticas para los próximos doce meses”, comenta la experta.  

La gran cuestión es cuáles son las perspectivas que puede haber en un plazo de tiempo más intermedio. El equipo de análisis de Bank of America resalta en un informe que los fundamentales de esta materia prima han cambiado significativamente a medida que la economía comienza a su vuelta a la normalidad. “Esperamos que el Brent llegue a los 43,70 dólares y el WTI a los 37 dólares antes de que finalice 2020”, aventuran.

Desde el punto de vista de la entidad estadounidense la demanda podría moverse a un ritmo más elevado que hasta ahora, lo cual debería favorecer a su crecimiento en los mercados. “Además, la OPEP + probablemente reducirá sus volúmenes de suministro más de lo que pensábamos hace 3 meses”, pronostica. 

Esto provoca que la amplia mayoría ya vea una ligera senda alcista para el oro negro durante los meses que están por venir. “A medio plazo, los precios del petróleo deberían repuntar a medida que la oferta y la producción se equilibren, pero esperamos que la oferta siga siendo amplia”, comenta en un informe del que se ha hecho eco Business Insider Esty Dwek, responsable global de estrategia de mercados en Natixis IM Solution.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

La recuperación completa podría llegar en 2022

No obstante, el quid de la cuestión es cuándo puede cerrarse la brecha para el petróleo que abrió con el estallido de la crisis del coronavirus. A este respecto, los analistas de Goldman Sachs esperan que la demanda mundial de petróleo vuelva a los niveles previos a la pandemia en 2022.

“El mayor aumento de la movilidad, los mayores gastos en infraestructuras y la mayor utilización de vehículos privados favorecen la demanda del petróleo y, por ende, resulta positivo para sus precios”, comentan los expertos de el banco privado norteamericano en una nota distribuida a sus clientes. 

Los analistas de Goldman Sachs prevén que la demanda mundial de petróleo disminuiría en un 8% en 2020, para después rebotar en un 6% en 2021 y se “recuperaría completamente” a los niveles previos al coronavirus en 2022.
Esta previsión la realizaron después de que los precios del petróleo mostrasen una recuperación dramática en los últimos 3 meses, registrando su mejor desempeño trimestral en 30 años.

La Agencia Internacional de la Energía ya indicó el mes pasado que esperaba que la caída de la demanda de petróleo este año fuera la mayor de la historia, con una reducción en el segundo trimestre del ejercicio de casi 18 millones de barriles diarios en comparación con el mismo período del año anterior.

En su última evaluación del mercado, la agencia indicó que tenía razones para creer que la demanda alcanzaría una “base más estable” en los próximos meses. Asimismo, estimó el mayor salto anual en la demanda de petróleo jamás registrado para el 2021.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

El beneficio para el sector energético y de infraestructuras

Esta situación de mejoría paulatina en los próximos 2 años tendrá unos claros beneficiarios en los mercados: el sector energético y el de infraestructuras. La mayor demanda puede provocar un efecto subida en valores relacionados con el crudo. “Petrolerascomo Chevron, Exxon Mobil, Shell o BP pueden resultar ganadoras”, aseguran los expertos de Jefferies en un informe distribuido a sus clientes.

En el ámbito español el más claro ejemplo es Repsol, que con el incremento en la parte de la demanda vería cómo su cotización puede tirar al alza. Siempre en periodos de recuperación del crudo sus acciones se han ido desde mínimos para plasmar tendencias alcistas sostenidas con el paso del tiempo.

Asimismo, otro sector que destaca la firma de análisis es el de infraestructuras. “Un mayor movimiento en el mercado de las materias primas es un catalizador que le favorece”, sostiene. De ahí a que en los próximos 2 años se pueda ver una clara dinámica al alza de estas industrias. “Siempre y cuando no se produzcan eventos ajenos a nuestro control”, matizan los expertos.
 

LEER TAMBIÉN: Lemonade revoluciona a los inversores: va camino de convertirse en la salida a bolsa del año gracias a su innovador sistema de inteligencia artificial aplicado al negocio de los seguros

LEER TAMBIÉN: Tesla y Uber atrapan a las 'manos fuertes' del mercado, los inversores con más capital e influencia, por su gran potencial

LEER TAMBIÉN: El negocio de la alimentación y la transición en el modelo de consumo: la carta ganadora de Amazon y Netflix para seguir al alza en bolsa, según este gestor de Janus Henderson

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020