Pasar al contenido principal

La refinería de Repsol en Tarragona mejorará su rendimiento con el Big Data de Google

Refinería de Repsol en Tarragona
Refinería de Repsol en Tarragona Repsol
  • Google Cloud y Repsol han establecido una acuerdo para optimizar el funcionamiento de la planta tarraconense con tecnología big data e inteligencia artificial.

Repsol se suma a la ola del big data. La compañía petrolera se ha aliado con Google Cloud para arrancar un proyecto de optimización de la gestión de una refinería utilizando big data e inteligencia artificial, como parte de su proceso de digitalización. 

La empresa petrolera ha elegido sus instalaciones de Tarragona para desarrollar el proyecto, dado que la configuración en línea de su esquema productivo facilita el testeo e implantación de la tecnología. El reto viene dado, precisamente, por digitalizar hasta 400 variables, lo que requiere una alta capacidad de computación y control de datos. 

La iniciativa, que se llevará a cabo en una de las instalaciones industriales más grandes y complejas, se servirá de la tecnología computacional y la herramienta de machine learning, Cloud ML Engine, de Google Cloud para dar servicio a los trabajadores de la instalación, maximizar la eficiencia en la planta y mejorar su rendimiento.  El objetivo pasa por sumar 30 céntimos de dólar más al margen por barril refinado de Repsol, lo que al año se traduciría en 20 millones de dólares para la refinería tarraconense.

En este sentido, la directora general de Downstream de Repsol, María Victoria Zingoni, ha señalado que el principal fin de la iniciativa es reducir el coste energético, que supone el principal gasto en la refinería. 

Leer más: 9 empresas españolas que son líderes en Big Data 

La compañía petrolera cuenta con una refinería en Tarragona, del total de seis con las que opera en España. La instalación es la tercer más productiva del grupo pues destila 186.000 barriles de petróleo al día y, además, sólo el área de refinado procesa unos 9,5 millones de toneladas de materia prima al año y los tanques de almacenamiento cuentan con una capacidad de un millón de metros cúbicos.

El complejo industrial cuenta con más de 500 hectáreas de superficie, igual a todo el centro urbano de Tarragona. Además, la compañía ya aplica procesos digitales como Siclos, para saber en tiempo real la traducción económica de la forma de operar o Nepxus, para la planificación, análisis y la toma de decisiones  en las instalaciones industriales. 

“Desde Google estamos convencidos de que su uso, así como el de otras herramientas, como el big data o la capacidad de computación en la nube, representan una grandísima oportunidad para maximizar la eficiencia", ha añadido Fuencisla Clemares, directora general de Google en España y Portugal.
 

Te puede interesar