Pasar al contenido principal

Para registrarte en este hotel de Alicante necesitas pasar 2 test negativos de COVID-19, pero a cambio ofrecen servicios que refuerzan el sistema inmunológico

Sha Wellness Clinic.
Sha Wellness Clinic
  • Una clínica médica y hotel en Alicante requiere que todos sus clientes proporcionen un resultado negativo de la prueba de COVID-19 antes de que entren al establecimiento.
  • A su llegada, se someterán a una segunda prueba de COVID-19, así como a una prueba de anticuerpos y un examen médico. 
  • Sha Wellness Clinic se especializa en programas de salud centrados en el estado físico, la desintoxicación y la pérdida de peso, pero ahora añade nuevos servicios de "fortalecimiento del sistema inmune".
  • Además, incluirán otras medidas como tratamientos de rayos UV y ozono para la desinfección, la implementación de cámaras termográficas o la eliminación de todos los elementos de papel.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Sha Wellness Clinic, una clínica médica y hotel en Alicante, requiere que todos sus clientes proporcionen un resultado negativo de la prueba de COVID-19 antes de que entren al establecimiento.

La clínica médica basa esta medida en que el hecho de exigir a los huéspedes que se realicen una prueba de coronavirus antes de llegar atraerá a más clientes.

“Entendemos que viajar en el futuro cercano puede generar preocupación y por eso queremos poner lo mejor a disposición de nuestros huéspedes para que se sientan cómodos y confiados", apunta Alejandro Bataller, vicepresidente de la clínica.

Ballester asegura que, sabiendo que todos los clientes han pasado la prueba y que el establecimiento está siendo constantemente desinfectado, habrá más tranquilidad por parte de todos y podrán así relajarse.

"Durante todo este período de cierre, no hemos dejado de recibir peticiones de reserva. La salud es una tendencia que venía fuerte los últimos años y la situación actual la ha reforzado. La gente es ahora más consciente que nunca de la importancia de su salud", explican desde la clínica a Business Insider España.

Medidas para un entorno libre del virus

Para poder hospedarse en Sha Wellness Clinic, todos los clientes deben someterse a la prueba del COVID-19 de 24 a 48 horas antes de su llegada. Aunque se permite mostrar el resultado al llegar, desde la clínica animan a los clientes a enviar los resultados con antelación. 

A su llegada, se someterán a una segunda prueba de COVID-19, así como un examen médico y una prueba de anticuerpos para valorar su inmunidad al virus. Todas las pruebas realizadas por Sha Wellness Clinic están incluidas en el precio de la estancia.

Sha Wellness Clinic.
Sha Wellness Clinic

"Mantendremos estas medidas todo el tiempo necesario para que nuestros huéspedes y equipos se sientan seguros en nuestras instalaciones, haciendo un seguimiento de la situación de la pandemia en todo momento", informan a este medio.

Leer más: Científicos encuentran anticuerpos que bloquean la infección por coronavirus en las células

A parte de los clientes, el personal también tiene que hacerse la prueba para volver a trabajar, además de que tendrá que repetir la misma regularmente. 

En línea con los cambios post pandemia que espera experimentar el resto del sector, la clínica está intensificando su protocolo de limpieza, instalando cámaras termográficas para detectar la temperatura corporal y eliminando todo el papel que normalmente tocarían los clientes como el menú del restaurante. 

Leer más: El distanciamiento social será la medida más difícil de aplicar en los hoteles, según el médico que lidera el comité asesor de Iberostar en la reapertura

Además, se instalarán torres de desinfección UV en las suites de la clínica y se usarán tratamientos de ozono para desinfectar vehículos y equipaje.

Los clientes también tendrán a su disposición un kit sanitario con mascarilla, gel desinfectante y guantes, así como dispensadores de gel desinfectante en las zonas comunes.

Para hacer el check-in, se evitará pasar por recepción y el proceso se realizará dentro de las habitaciones. 

Refuerzo del sistema inmunológico

A sus programas de salud centrados en el estado físico, la desintoxicación y la pérdida de peso, la clínica ahora añade nuevos servicios de "fortalecimiento del sistema inmune". Los huéspedes pueden someterse a terapia con células madre, calor infrarrojo, megadosis de vitamina C, refuerzo de choque térmico, equilibrio electromagnético óptimo y sesiones de gestión del estrés, entre otros.

"Hemos perseguido que estas medidas no afecten la experiencia SHA, la efectividad de su método, y la excelencia de nuestro servicio, sino que por el contrario refuercen estos aspectos", señalan desde Sha Wellness Clinic.

Las reservas para realizar el programa de "Bienestar" tienen un precio base de 1.700 euros

Otros hoteles no piden el test, pero sí lo ofrecen

Le Bijou, una empresa hotelera de alta gama, ofrece una estancia personalizable que permite agregar complementos como pruebas de coronavirus, visitas de un médico y cuidados de enfermería 24 horas. 

El hotel suizo empezó a recibir nuevas y extrañas solicitudes: personas que querían pasar su cuarentena en un lugar exclusivo. Le Bijou empezó a comercializar sus servicios adaptados a la nueva circunstancia, que combinan comodidades del recinto con asistencia sanitaria. Además, se instaló un sistema de check-in para que se evitara el contacto. 

Los tratamientos médicos se ofrecen a la carta, como otros servicios típicos de un hotel. El test del coronavirus cuesta 500 euros, la visita de la enfermería durante 2 veces al día un total de 1.800 euros y atención durante 24 horas, 4.800 euros. Le Bijou mantiene servicios como la entrega de alimentos o el chef personal, aunque la limpieza se ha reducido a la entrada y salida del huésped.

El modelo de este hotel suizo se inspira en los packs de cuarentena que han lanzado países de Asia.

Y además