La regla de 3 para el teletrabajo que Google, Apple y Amazon quieren implantar en septiembre pero que Facebook y Microsoft no ven clara

Europa va a regular a las grandes tecnológicas.

Photo Illustration by Omar Marques/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Google, Amazon, Facebook, Apple, Microsoft. El Dream Team, los 5 Grandes, GAFAM. En mayor o menor medida, estas empresas han visto cómo sus herramientas se volvían aún más indispensables durante la pandemia.

Los móviles han pasado a ser una extensión de las manos, los pedidos online han ganado terreno a las compras en tiendas, las redes sociales han sido vitales para conectar con nuestros seres queridos y las plataformas de videollamadas han posibilitado el teletrabajo.

En ese contexto, no obstante, y en un mundo que sigue sin volver a la normalidad casi un año y medio después de que apareciera un virus cuyo origen sigue siendo discutido, algunas de empresas que marcan el rumbo al mundo se han cansado de operar en remoto.

Remotely, la startup con alma española fundada por nómadas digitales para descubrir espacios aptos para el teletrabajo en Mallorca, Grecia, Chipre o hasta en el Caribe

Por ese motivo, tanto Google como Amazon y Apple han confirmado a sus plantillas que, pese al descontento de algunos trabajadores, en septiembre tendrán que acudir a la oficina al menos 3 días por semana. En casa de herrero, cuchillo de palo.

Esta es ahora mismo la política de cada una de las 5 grandes respecto a la vuelta al cole después del verano.

Google

El CEO de Google, Sundar Pichai.
El CEO de Google, Sundar Pichai.

REUTERS/Beck Diefenbach

Google ha ido modificando su postura sobre el trabajo presencial a medida que avanzaba la pandemia, de igual manera que sus trabajadores han cambiado la perspectiva que tienen de su propia productividad.

Mientras que octubre de 2020 los ingenieros de la compañía asumían su baja productividad desde casa, la última encuesta interna de la compañía revelada en julio dejaba una afirmación radicalmente contraria.

Los ingenieros de Google han asegurado sentirse tan productivos desde sus hogares como lo eran desde su escritorio de oficina, expresando así su frustración ante los planes de Google de cara a septiembre.

La empresa dirigida por Sundar Pichai indicó a sus empleados en diciembre de 2020 que debían prepararse para vivir a una distancia prudencial de las oficinas a las que hubieran sido asignados, a las que esperaban que volvieran durante 3 días a la semana.

Google modificó ligeramente su idea inicial el pasado mayo, asumiendo que tan solo el 60% de todos sus trabajadores volvería a compartir el horario de comida con sus colegas, pero manteniendo esa apuesta por los 3 días de trabajo presencial.

Pichai asegura en esta entrada de mayo en el blog de la empresa que este modelo híbrido permitirá la colaboración, pero amplía la posibilidad de que sus googlers trabajen desde cualquier parte del mundo hasta 4 semanas completas al año —previa autorización de su responsable—.

Apple

El CEO de Apple, Tim Cook.
El CEO de Apple, Tim Cook.

AP Photo/Richard Drew

Apple es, sin duda, la empresa que más escaldada está saliendo de toda la conversación en torno al teletrabajo en el mundo actual.

Pese a adelantarse a los confinamientos globales en 2020 y enviar a todos sus trabajadores a casa durante los primeros momentos de la pandemia, la compañía gestionada por Tim Cook no parece haberse encontrado a gusto bajo este modelo.

El secretismo que envuelve a los productos de Apple —y una infraestructura no tan idónea como la de las oficinas— son algunas de las causas que se han citado para explicar las dificultades que ha afrontado la compañía.

Por qué el teletrabajo no sustituirá del todo el trabajo presencial, según la responsable de uno de los principales fondos que invierten en oficinas

Tal vez por esos motivos, pero también porque las videollamadas "simplemente no pueden replicar" algunos aspectos de la vida de oficina, el CEO anunció a sus trabajadores en junio que esperaba verlos 3 veces por semana a partir de septiembre.

Según un memorándum interno a que tuvo acceso The Verge, se espera presencia en los modernos campus de Apple los lunes, martes y jueves.

El problema, sin embargo, es doble. Uno es que Apple está aplicando una política agresiva para asegurarse de que sus mandatos se cumplen, según denuncian algunos trabajadores.

Desde que se anunciara el modelo híbrido de 3 días en la oficina, Apple ha puesto trabas a las solicitudes de autorización para teletrabajar que le han ido llegando de sus empleados.

El segundo es que el COVID-19 sigue perturbando los planes de la empresa de la manzana. Bloomberg ha anunciado que la empresa retrasará el retorno a las oficinas al menos hasta octubre ante el incremento de contagios en Estados Unidos.

Amazon

El nuevo CEO de Amazon, Andy Jassy.
El nuevo CEO de Amazon, Andy Jassy.

Amazon no ha hecho grandes aspavientos respecto a su vuelta a la normalidad e incluso permitía el trabajo en remoto mucho antes de que la pandemia monopolizara el planeta y las conversaciones, pero la empresa fundada por Jeff Bezos también se ha apuntado al modelo de los 3 días.

En un comunicado a sus empleados el pasado marzo, el titán de los envíos señaló a su plantilla que pretende volver a una cultura "centrada en la oficina" tras la pandemia.

Pese a ello, Amazon suavizó su postura en junio y ha seguido el camino de Google. También permitirá a sus trabajadores fichar en una oficina virtual desde cualquier parte del mundo hasta un tope de 4 semanas al año.

"Sabemos que los amazonians trabajarán desde lugares que permitirán ofrecer el mejor resultado a los clientes", asegura la empresa en un comunicado al que accedió Business Insider.

¿Prefieres el teletrabajo o trabajar en la oficina?: cómo responder a la pregunta recurrente de las entrevistas laborales

Aquellos trabajadores que, aun así, no estén contentos con la propuesta de la empresa, podrán optar por solicitar más días de teletrabajo, pero se expondrán a ser considerados trabajadores remotos y no tendrán, por tanto, un espacio de trabajo exclusivo en una oficina.

Un problema derivado de esta apuesta por atraer a su talento de vuelta al nido es que la competencia parece dispuesta a pescar en río revuelto. Tanto Oracle como Facebook intentan captar personal con unas políticas de trabajo más flexibles.

Facebook

Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook.
Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook.

Reuters

Se podría decir que la postura más radicalmente favorable respecto al teletrabajo entre los 5 grandes ha sido la de Facebook. La red social ha decidido invertir de manera decidida en el trabajo en remoto.

Habiendo indicado en principio que sus empleados trabajarían desde casa hasta al menos junio de 2021, Facebook ha ido reforzando más y más esa política a medida que avanzaban los meses.

La vicepresidenta de Recursos Humanos de la empresa ya detalló a la BBC en abril que la productividad de algunos trabajadores les abría las puertas a trabajar de casa tanto tiempo como quisieran, pero esta idea terminó de cuajar con el anuncio de Mark Zuckerberg en junio.

El medio estadounidense CNBC aseguraba entonces que el fundador de la compañía permitirá a sus trabajadores trabajar en remoto a tiempo completo si su trabajo podía realizarse de esta manera.

Según la CNBC, Zuckerberg ha defendido la siguiente postura: "Hemos aprendido durante el año pasado que el buen trabajo puede hacerse desde cualquier parte y soy aún más optimista de que el teletrabajo a gran escala es posible, particularmente mientras las videollamadas y la realidad virtual continúan mejorando".

El techo de Facebook, además, no queda ahí. En el mismo memorándum citado por el medio de EEUU, Zuckerberg asegura que Facebook permitirá a sus empleados moverse entre 7 países europeos de forma libre en enero de 2022.

Microsoft

El CEO de Microsoft, Satya Nadella.
El CEO de Microsoft, Satya Nadella.

Reuters

Microsoft sin duda ha aprovechado el nicho comercial del teletrabajo. Su programa en la nube Microsoft 365, por ejemplo, potencia la capacidad del teletrabajo, permitiendo que sus usuarios accedan a sus ordenadores desde cualquier dispositivo de forma inmediata.

Quizá por este motivo, pese a las reticencias que ha mostrado su CEO,  Satya Nadella, Microsoft está dispuesta a permitir que sus trabajadores sigan trabajando en remoto.

Nadella ha sido franco respecto a su opinión del teletrabajo: ha advertido de los problemas mentales que pueden padecer los trabajadores y ha mostrado su preocupación por la falta de separación entre lo laboral y lo personal.

La empresa fundada por Bill Gates dará algo más de margen que el resto de tecnológicas —a excepción de Facebook— e invierte la regla de 3. Sus empleados solo tendrán que ir a la oficina 2 veces por semana.

La empresa compartió en su blog una entrada firmada por su vicepresidente ejecutivo, Kurt DelBene, donde se sostiene que los empleados "serán animados a trabajar desde casa" hasta que el coronavirus no sea más que un virus endémico que no suponga un riesgo para la comunidad.

LEER TAMBIÉN: El teletrabajo hace que se trabajen más horas, pero no de manera más productiva

LEER TAMBIÉN: Menos yoga y más derechos laborales: cómo proteger la salud mental de los empleados en la era del teletrabajo

LEER TAMBIÉN: La técnica de gestión de tiempo que te ayudará a organizar tu jornada laboral para que no tengas tareas pendientes

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo