El director de la mayor iniciativa para acelerar las vacunas contra el COVID-19 en Estados Unidos cree que habrá un regreso a la normalidad en la segunda mitad del 2021

Dr. Moncef Slaoui
Dr. Moncef Slaoui
AP Photo/Alex Brandon
  • Los principales candidatos a la vacuna contra el coronavirus están en camino de producir datos que muestren si funcionan o no antes de finales de este año, según adelanta el director de la iniciativa contra el coronavirus de la administración Trump a Business Insider en una entrevista telefónica.
  • Moncef Slaoui es el asesor principal de la Operación Warp Speed del gobierno de Estados Unidos, la iniciativa de la administración Trump para acelerar la investigación, fabricación y distribución de la vacuna contra el coronavirus.
  • "No me sorprendería si tuviéramos datos antes de fin de año", asegura Slaoui sobre los ensayos en fase avanzada que se están llevando a cabo para probar los candidatos desarrollados por Moderna y Pfizer.
  • Afirma que espera que haya dosis ampliamente disponible para la mayoría de los estadounidenses en el segundo trimestre de 2021, es decir, en abril, mayo o junio.
  • Para entonces, añade Slaoui, la población de alto riesgo de unos 70 u 80 millones de personas habrá sido inmunizada.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El director de la iniciativa para encontrar vacunas contra el coronavirus del gobierno de Estados Unidos dice que los ensayos clínicos en fase avanzada estaban progresando "muy bien" y que anticipa los resultados para finales de este año.

En una entrevista con Business Insider, Moncef Slaoui asegura que el reclutamiento en el ensayo de Moderna estaba yendo "según los planes que hemos elaborado". Moderna ha dicho que espera terminar el reclutamiento de 30.000 voluntarios en Estados Unidos en algún momento del próximo mes.

Desde mediados de mayo, Slaoui, un exejecutivo farmacéutico, ha actuado como asesor principal de la Operación Warp Speed, la iniciativa del gobierno de Estados Unidos para acelerar el progreso de una vacuna contra el coronavirus.

Pero aventurar exactamente cuándo sabremos si un candidato funciona es muy difícil de decir, advierte.

"Es francamente imposible de predecir", dice también sobre cuándo llegarán los datos cruciales sobre las vacunas desarrolladas por Moderna y Pfizer, las más avanzadas. 

Leer más: Malas noticias para la vuelta al cole: un nuevo estudio sobre el coronavirus insiste en que los niños contagian igual que los adultos

Eso es porque los estudios dependen de dos incógnitas cruciales, explica Slaoui. En primer lugar, si el candidato termina siendo extremadamente eficaz, los resultados deberían llegar antes; una vacuna que solo es moderadamente útil requerirá más tiempo para mostrar un beneficio. Además, los ensayos deben contar con suficientes voluntarios que registren las infecciones por coronavirus para ver si hay una diferencia estadísticamente significativa entre los grupos que reciben las inyecciones experimentales y los placebos.

Incluso con la incertidumbre sobre el momento exacto, Slaoui dice que anticipa que los resultados lleguen este año. 

"No me sorprendería que tuviéramos datos antes de fin de año", asegura Slaoui.

Los ejecutivos de Pfizer y Moderna han sido más agresivos en sus líneas de tiempo. El director científico de Pfizer dijo recientemente que el primer vistazo a los datos podría llegar a finales de septiembre o principios de octubre. El CEO de Moderna señaló que octubre es el mejor escenario para la llegada de los datos. 

Leer más: Todo lo que se sabe sobre la posibilidad de ser inmune al COVID-19 sin haber pasado la enfermedad

Una vacuna ampliamente disponible debería estar aquí entre abril y junio de 2021

Warp Speed ha respaldado seis candidatos, desarrolladas por Moderna, Pfizer/BioNTech, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Novavax, y Sanofi/GlaxoSmithKline. Estas compañías han conseguido unos 10.000 millones de dólares en acuerdos para pagar por adelantado los ensayos clínicos, la fabricación y las reservas de millones de dosis.

El desarrollo de una vacuna suele llevar varios años, a menudo más de una década. La premisa de Warp Speed es que el gobierno de Estados Unidos asume el riesgo financiero de estas compañías, permitiéndoles realizar estudios mientras que simultáneamente producen dosis en masa.

Aumenta la posibilidad de que Estados Unidos esté listo para empezar a vacunar a la gente una vez que las pruebas descubran que un candidato funciona en humanos. También aumenta la posibilidad de que se desperdicien miles de millones de dólares de los contribuyentes financiando a las compañías farmacéuticas que producen una vacuna que no cumpla con los requisitos de seguridad y eficacia.

El ambicioso programa debería conducir a una vacuna ampliamente disponible para los estadounidenses en abril, mayo o junio de 2021, aventura Slaoui. Asegura que anticipa que antes de eso, 70 u 80 millones de personas de alto riesgo serán inmunizadas.

Para estar seguros, eso dependerá de si aproximadamente dos tercios de los proyectos respaldados por Warp Seed son capaces de demostrar eficacia.

"Tengo confianza en que lo conseguiremos", añade.

Mientras que las pruebas de última etapa están en marcha para Moderna y Pfizer—y están programadas para comenzar en cuestión de semanas para AstraZeneca y Johnson & Johnson—la logística sobre cómo distribuir las dosis todavía se está discutiendo y diseñando, reconoce Slaoui.

Slaoui cree que Estados Unidos podrá volver a la normalidad en la segunda mitad de 2021, pero eso también dependerá de que las personas acepten vacunarse.

LEER TAMBIÉN: Llega una ciclogénesis explosiva: qué es y cómo afectará a España

LEER TAMBIÉN: Trabajadores de Metro de Madrid alertan de que prevén un "desastre programado para septiembre" por la falta de maquinistas

LEER TAMBIÉN: 17 cosas que siempre deberías comprar de marca blanca

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Ciencia
  3. Salud
  4. Enfermedades
  5. Medicina
  6. Trending