Reino Unido apunta a España e Italia como fuentes de origen de sus primeros contagios de coronavirus

Londres, Inglaterra, coronavirus
Hannah Mckay/Reuters
  • Reino Unido considera que la mayoría de casos de coronavirus en el país fueron importados desde Europa, principalmente de Italia y España.
  • Así lo ha asegurado Patrick Vallance, principal asesor científico de Gran Bretaña ante el Parlamento británico.
  • Actualmente Reino Unido se posiciona como el país con mayor número de fallecidos por COVID-19 de Europa.
  • En la búsqueda del origen del brote, un reciente estudio francés asegura que la enfermedad ya circulaba en Francia en diciembre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial CoronavirusCintillo especial Coronavirus

La mayoría de casos de coronavirus en Reino Unido fueron importados de Europa, fundamentalmente de Italia y España. Así lo considera al menos Patrick Vallance, principal asesor científico de Reino Unido.

Vallance se pronunció este martes ante el comité de salud del Parlamento británico para señalar que a principios de marzo una oleada de infecciones de coronavirus llegó al país proveniente de regiones europeas que ya encaraban altas cifras de afectados.

"Parece que a principios de marzo, Reino Unido tuvo muchas importaciones diferentes del virus de diversos lugares, particularmente de países europeos... como España e Italia", afirmó Vallance en declaraciones que recoge el Financial Times.

"No se sabe si se trataba de personas que regresaban de vacaciones, viajeros de negocios, o no, no lo sabemos. Pero muchos de los casos en el Reino Unido no vinieron de China y no vinieron de lugares que podría haberse esperado. En realidad, provenían de importaciones europeas y del alto nivel de viajes a Reino Unido en esa época" aseguró.

Reino Unido  —que actualmente se sitúa como el país con más muertes por COVID-19 de Europa, superando los 29.500 fallecidos — notificó sus primeros casos de coronavirus el 31 de enero: dos miembros de una misma familia en la ciudad de Newcastle.

Leer más: Los 3 escenarios hacia los que podría evolucionar la pandemia: medidas de mitigación durante dos años, un rebrote en invierno o ralentización natural de la propagación

En aquel momento el comunicado aseguraba que tanto el país como su sistema sanitario estaban capacitados para afrontar la enfermedad y evitar su propagación. "Nos hemos estado preparando para casos del nuevo coronavirus en el Reino Unido y tenemos medidas de control de infecciones sólidas para responder de inmediato".

La estrategia original seguida por el país para combatir el brote pasaba por evitar restricciones de movilidad y bloqueos que impactaran en la economía, confiando en la llamada inmunidad del rebaño. El propio Patrick Vallance defendió esta estrategia.

"Lo que no queremos es que todo el mundo termine infectándose en un corto período de tiempo, así que inundamos y  saturemos los servicios del NHS (servicio nacional de salud), eso es el aplanamiento del pico", aseguró a la BBC en declaraciones recogidas por The Guardian a mediados de marzo.

Para el 23 de marzo, los principales asesores sobre el coronavirus advirtieron al gobierno británico de una "gran importación al Reino Unido" de "lugares con grandes epidemias y altos volúmenes de viaje, especialmente de Italia y otras partes de Europa", según la información del Financial Times.

Sin embargo, de acuerdo a los datos de este mismo diario, desde inicios de año hasta el 23 de marzo, tan solo 273 pasajeros llegados al país desde España, China, Italia, Estados Unidos, Irán, Turquía y Francia fueron llevados a centros de cuarentena del gobierno.

El coronavirus podría haber estado propagándose desde diciembre

El inicio del brote sigue siendo algo incierto.

En las últimas semanas este asunto incluso ha servido para enfriar nuevamente las relaciones entre Estados Unidos y China, tras las declaraciones del gobierno estadounidense en las que afirma que el coronavirus está relacionado con un laboratorio de Wuhan, aunque hasta el momento no se han mostrado evidencias de ello.

Un estudio francés dado a conocer a principios de mayo, apunta a que el brote podría haber estado propagándose en Francia a finales de diciembre, un mes antes de que el país detectara su primer caso de coronavirus. Las conclusiones se basan en un caso de un hombre que el 27 de diciembre fue ingresado en cuidados intensivos y que tras un análisis retrospectivo ha sido confirmado como positivo de COVID-19.

Tras estas evidencias, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha realizado un llamamiento a los países para revisar posibles casos de COVID-19 durante el pasado año.

La sospecha de que el virus podría haber estado circulando de manera silenciosa antes de su descubrimiento en Wuhan es una teoría ya señalada por investigadores y sanitarios de toda Europa.

Leer más: La OMS urge a los países a rastrear posibles casos de coronavirus en 2019 después de que Francia haya detectado un caso positivo en diciembre

En este contexto, la UE está ha dejado conocer que está inmersa en una investigación sobre el coronavirus, con el objetivo no solo de aclarar su origen sino también de buscar un plan de actuación común para futuras epidemias. 

"Define [la investigación] cuál debería ser la respuesta internacional coordinada a la propagación del coronavirus, pero también señala la importancia de comprender mejor las circunstancias que permitieron que se desarrollara esta pandemia... En mi opinión, es necesario estudiar de manera independiente lo que sucedió", aseguró Josep Borrell, Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad al diario francés Le Journal du Dimanche a principios de mayo.

La resolución de la UE sobre el coronavirus se presentará el 18 de mayo durante la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS.

LEER TAMBIÉN: Austria no ha aumentado sus cifras de contagios tres semanas después de reabrir los comercios: qué han hecho para conseguirlo

LEER TAMBIÉN: Pantallas faciales o mascarillas frente al coronavirus: qué protección ofrecen y cuándo deberías utilizar cada una

LEER TAMBIÉN: De un verano sin taquillazos a un otoño de peliculones: Hollywood vira hacia el canal digital para dar salida a sus producciones y anticipa una nueva era para los estrenos en los cines

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música