Pasar al contenido principal

Reino Unido dice que los equipos de Huawei tienen "problemas técnicos importantes", pero no prohíbe usarlos en el país

Huawei
Reuters
  • Reino Unido ha criticado públicamente a Huawei por no haber solucionado varios "fallos de seguridad" en sus redes y ha añadido que, actualmente, tienen "problemas técnicos importantes". 
  • Huawei ha emitido un comunicado en el que afirma que entienden esas preocupaciones y que "se las toman muy en serio".
  • Estas declaraciones de Reino Unido no hacen más que suponer un nuevo golpe para el fabricante chino, que ha estado sometido a un gran escrutinio en los últimos meses.

Reino Unido ha criticado públicamente a Huawei por no haber solucionado varios "fallos de seguridad" en sus redes y ha añadido que, actualmente, tienen "problemas técnicos importantes". 

En un informe publicado este jueves, la comisión que supervisa los sistemas de la compañía en el país —que cuenta con funcionarios de la agencia británica de inteligencia de comunicaciones GCHQ— que cuenta con funcionarios de  ha señalado que los continuos inconvenientes de desarrollo de software han generado "un gran riesgo para los operadores británicos".

Concretamente, en el estudio se señala que Huawei no había conseguido ningún "progreso material" al abordar los fallos de seguridad y que no tienen ningún tipo de confianza en que la compañía pudiera resolver los "problemas subyacentes". 

Huawei ha emitido un comunicado en el que afirma que entienden esas preocupaciones y que "se las toman muy en serio". Además, añaden que se ha desarrollado un plan al respecto y que seguirán trabajando con los operadores de Reino Unido para continuar desarrollando soluciones basadas en la nube, la digitalización y software.

Leer más: Europa muestra signos de resistencia a la presión de Trump para bloquear a Huawei en la guerra del 5G

"Para asegurar el correcto funcionamiento de la seguridad en las redes telecomunicaciones, la industria, los reguladores y los gobiernos necesitan trabajar juntos para crear estándares comunes que aseguren una correcta protección online", han destacado.

Sin embargo, estas críticas de Reino Unido no hacen más que suponer un nuevo golpe para el fabricante chino, que ha estado sometido a un gran escrutinio en los últimos meses.

Y es que desde que el pasado diciembre detuvieron a Sabrina Meng Wanzhoula directora financiera de la compañía e hija del fundador en Canadá por orden de EE. UU., no hay semana que la organización no ocupe varios titulares en la prensa.

Concretamente, Estados Unidos acusa a la compañía de un total de 23 cargos entre los que destacan los de fraude bancario, obstrucción de la justicia, conspiración, violación del régimen de sanciones a Irán y el robo de secretos comerciales.

Además, la Administración Trump ha dicho en varias ocasiones que los equipos de Huawei no son seguros y que envían información al gobierno chino a través de "puertas traseras". Incluso, han intentado convencer a varios países europeos para que estos dejaran de trabajar con ellos por motivos de ciberseguridad.

El sector de telecomunicaciones británico está probando actualmente la tecnología 5G con equipos de Huawei, anticipándose al posible visto bueno del Gobierno, por lo que este tipo de informaciones no le vienen demasiado bien a la compañía.

La decisión oficial se publicará durante las próximas semanas en un informe sobre la industria de telecomunicaciones en el Reino Unido.

Y además