Pasar al contenido principal

Reino Unido no encuentra nuevos espías porque Google y Facebook pagan cinco veces más

Cámaras de vigilancia en una azotea.
REUTERS/Aly Song
  • El Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno, más conocido por sus siglas en inglés GCHQ y una de los servicios de inteligencia de Reino Unido, tiene problemas para contratar nuevo talento porque las grandes tecnológicas pueden pagar hasta cinco veces más.
  • A medida que aumentan las amenazas de ciberataques extranjeros, la agencia británica necesita más ciberespecialistas para contrarrestar los posibles ataques al gobierno y otras infraestructuras críticas.
  • La agencia de inteligencia no cumplió en un 22% sus objetivos de contratación para 2016, pero asegura que el problema se podría resolver en parte si se acelera el proceso de verificación de las candidaturas.

La agencia de espionaje y vigilancia de Reino Unido GCHQ tiene problemas para contratar nuevos espías porque las 'sombras' actuales y potenciales prefieren otros trabajos mejor pagados en grandes empresas tecnológicas como Apple, Google y Facebook.

La primera vez que supimos del problema fue por la información publicada en Quartz.

Un informe emitido en diciembre por el Comité de Inteligencia y Seguridad, el organismo gubernamental de supervisión y vigilancia de los servicios de seguridad, citaba varios representantes del GCHQ que aseguraban que las grandes tecnológicas pueden ofrecer "cuatro o cinco veces más" a los especialistas en seguridad y ciberseguridad que la propia agencia.

Al mismo tiempo, el informe también refleja que la amenaza de ciberataques desde el extranjero es cada vez mayor. Solo en este año, por ejemplo, varios miembros del Parlamento de Reino Unido fueron víctimas de un ataque para adivinar sus contraseñas de correo y el ataque ransomware WannaCry casi tumba el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido.

GCHQ, la agencia nacional responsable de la vigilancia electrónica, asegura que acelerará el proceso de verificación de las candidaturas para dar salida a su cartera de potenciales reclutas.

Esto es lo que dice el informe del grupo de vigilancia (el énfasis es nuestro):

"La ampliación del trabajo relacionado con el ámbito y las amenazas cibernéticas depende de la capacidad del Gobierno para reclutar y retener ciberespecialistas. La agencia GCHQ nos ha comentado con anterioridad sus problemas para atraer y retener un cuadro adecuado y suficiente de técnicos especialistas internos porque tiene que competir de forma inevitable con las grandes compañías tecnológicas que son capaces de pagar notablemente más. En 2013, se nos comunicó que la GCHQ había implementado un sistema de retribución y compensación más flexible para los especialistas técnicos. Ahora que ha pasado el tiempo suficiente para su consolidación, nos preguntamos si ha logrado realmente el efecto deseado. El GCHQ asegura que 'ha funcionado hasta cierto punto. Frenó la salida de personas que salían de ciertas áreas en momentos determinados de sus carrera' pero 'perdemos personal por los salarios. No podríamos competir con las ofertas por cuatro, cinco veces más que reciben'".

GCHQ revela que no ha cubierto en un 22% sus previsiones de contratación para 2015 al llegar 2016, pero también asegura que aumentará el número de personas que se unen a la agencia al aumentar el número de personas dedicadas a la verificación y comprobación de los candidatos. La organización contaba con 51 personas para esta tarea en junio de 2016 y espera tener 110 en 2018. Además, el servicio de inteligencia planea aumentar su plantilla un 14% en los próximos cuatro años hasta contar con 6.639 personas en marzo de 2020.

No es ninguna novedad que las grandes empresas de tecnología contrate espías, aunque las razones varían desde las ciberseguridad hasta el propio espionaje de la competencia. Un documento incendiario aseguraba recientemente que Uber había contratado antiguos agentes de la CIA para conseguir los secretos empresariales de sus competidoras e interceptar conversaciones privadas de WhatsApp.

Te puede interesar