Reino Unido pretende liderar la carrera de la vacuna del coronavirus y eso pasa por infectar a personas sanas

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido.
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido.
REUTERS/Yara Nardi
  • Reino Unido quiere tomar la delantera y ser el primer país en lanzar la vacuna.
  • Para ello, planea infectar a personas sanas, lo que podría causar un rebrote .
  • La compañía encargada del desarrollo de la vacuna podría contar con el beneplácito del gobierno de Boris Johnshon.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Las prisas por dar con una vacuna que frene la pandemia de coronavirus y acelere los ensayos clínicos han provocado que el Reino Unido negocie con el grupo biotecnológico Open Orphan para infectar de forma deliberada a pacientes sanos y crear cepas del virus. Así lo ha asegurado este viernes la compañía británica que, de llegar a un acuerdo con el Gobierno, tendría que obtener la aprobación ética y de seguridad de los reguladores para llevar a cabo este estudio.

"Estamos en conversaciones con numerosas partes, incluido el Ejecutivo del Reino Unido, en torno a un estudio de desafío Covid-19, y una vez que se firme cualquiera de esos contratos, haremos un anuncio", ha asegurado el presidente ejecutivo de la empresa, Cathal Friel, en declaraciones recogidas por Reuters. Sin embargo, el Gobierno de Boris Johnson declinó hacer comentarios al respecto.

Esta investigación se llevaría a cabo en el Royal Free Hospital de Londres y la desarrollaría la firma farmacéutica Hvivo, que ha aseverado que el trabajo se llevará a cabo "bajo el escrutinio de científicos y médicos altamente capacitados". Además, cuenta con el respaldo del Imperial College London. 

La idea de infectar a gente sana levanta la polémica

Esta iniciativa supone un dilema moral que siempre se encuentra con partidarios a favor y en contra. Aquellos que están de acuerdo con utilizar personas sanas para la investigación aseguran que es una manera de acortar el proceso y de probar vacunas en miles de voluntarios que llevan vidas normales, ha explicado el citado medio.

Y es que insisten que estas pruebas están estrictamente controladas y, una vez que el paciente se infecta es aislado y monitoreado para comprar el efecto de la vacuna.

Leer más: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

Los críticos, en cambio, apuntan que infectar deliberadamente a alguien con una enfermedad que ha matado en los últimos meses a más de un millón de personas y de la que, además, no existe un remedio eficaz no es ético.

Unos 2.000 voluntarios se inscriben en este desafío humano

Pese a la polémica, ya son aproximadamente 2.000 personas las que se han inscrito como voluntarias para llevar a cabo este ensayo, ha informado Business Today. Los voluntarios que previamente participaron en los estudios de prueba de influenza de hVIVO recibieron una compensación de hasta 3.750 libras (casi 4.130 euros). 

No obstante, cualquier ensayo de las pruebas conocidas como “desafío humano” deberán ser aprobados por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios. Además, no comenzará hasta que la farmacéutica no haya completado la fase preliminar.

 

 

 Artículo original de Economía Digital

LEER TAMBIÉN: 5 errores relacionados con el coronavirus puedes acabar cometiendo este verano

LEER TAMBIÉN: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

LEER TAMBIÉN: El riesgo de contraer el coronavirus en un avión si todos llevan mascarillas y no se levantan es del 0,003%, según un estudio del Pentágono

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Reino Unido
  3. Medicina
  4. Boris Johnson