Pasar al contenido principal

Reino Unido prohibirá la venta de coches diésel, gasolina e híbridos a partir de 2035

Boris Johnson, durante un acto de campaña en las pasadas elecciones de Reino Unido
Boris Johnson, primer ministro británico, durante un acto de campaña en las últimas elecciones de Reino Unido. REUTERS/Hannah McKay

  • Se adelanta 5 años a la anterior prohibición, que fijaba el límite de ventas de diésel, gasolina e híbridos en el año 2040.
  • Una vez entre en vigor la nueva norma sólo se podrán comprar automóviles eléctricos o de hidrógeno.
  • Para cumplir el objetivo se estima que las ventas de eléctricos supongan cerca de un tercio del mercado automovilístico de cara a 2025.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El recién constituido Gobierno de Reino Unido ha fijado en 2035 su fecha límite para vender automóviles diésel, gasolina e híbridos con la intención de reducir a cero las emisiones contaminantes en el país. La decisión, anunciada este martes por el primer ministro, Boris Johnson, supone un adelanto de 5 años con respecto al anterior plazo.

La idea parte de una comisión de expertos británicos que ha alertado de que prohibir las ventas en 2040 retrasaría demasiado el objetivo de no emisiones de CO2 para el año 2050. Si a situación lo permite, la idea es llegar al año 2035 ya con ventas cero, aunque estos plazos se someterán a la consulta de especialistas.

Leer más: Día 1 después del Brexit: estos son los principales cambios que se esperan durante los próximos 11 meses y a partir de 2021

El Gobierno británico ya había establecido su intención de prohibir la venta de vehículos contaminantes en 2017, pero entonces no se incluyó a los híbridos, que ahora forman parte de la medida. Ahora, una vez la nueva legislación entre en vigor, los ciudadanos sólo podrán comprar automóviles eléctricos o de hidrógeno.

Johnson ha sido históricamente criticado por sus posiciones contrarias a combatir la emergencia climática, aunque la celebración de la COP26 en Glasgow (Escocia) el próximo noviembre ha obligado al Ejecutivo a promocionarse de cara a la comunidad internacional, más aún después de no haber cumplido los objetivos marcados en la pasada COP25 de Madrid.

Leer más: Estas son las consecuencias del desplome del diésel para el sector del automóvil

El reconocido naturalista y divulgador científico David Attenborough considera que el anuncio de Johnson es cuando menos "alentador" de cara al futuro que viene, más aún de cara a la nueva COP, que aguarda con ganas. Coincide el representante de Friends of the Earth, Mike Childs, aunque matiza que sería más conveniente adelantar la prohibición otros 5 años más, para el año 2030.

"Un nuevo objetivo para 2035 todavía dejará al Reino Unido en el camino lento de la revolución de los coches eléctricos y, mientras tanto, permitirá que más gases de efecto invernadero salgan a la atmósfera", aseguró Childs.

Se espera que las ventas de automóviles eléctricos en Reino Unido se dupliquen de cara a 2020 hasta representar más del 3% del total del mercado. La tendencia seguirá de cara a 2021 y continuará duplicándose exponencialmente, alcanzando el 7% en el siguiente ejercicio.

Leer más: Desarrollan un diésel ecológico promete contaminar menos que un coche eléctrico

Los expertos medioambientales estiman que, para llegar al objetivo de 2035, las ventas de eléctricos deberán alcanzar alrededor de un 33% en menos de 5 años. Si el Reino Unido cumple estas previsiones se convertirá en el líder mundial en la transición hacia vehículos de cero emisiones, que actualmente suponen un 98% de los puntos críticos de toxicidad en el país.

En España, el Gobierno planteó recientemente que "no más tarde" de 2040 los turismos y vehículos comerciales tendrán que contar con unas emisiones de cero gramos de CO2 por kilómetro, una medida alineada con la legislación francesa que prevé la prohibición de vender vehículos de combustión interna para 2040 en el país.

Y además