Reino Unido impondrá restricciones a los inmigrantes de la UE en 2021, 2 años antes de lo acordado

Manifestantes contra el Brexit y a favor de los derechos de los inmigrantes en Londres

Reuters

  • El Gobierno británico está estudiando adelantar 2 años la imposición de nuevas restricciones a inmigración procedente de la Unión Europea, según adelanta The Sunday Telegraph.
  • Estas restricciones entrarían en vigor en 2021, al final del periodo de transición del Brexit, 2 años antes de lo prometido por la ex primera ministra Theresa May a Bruselas y a las empresas británicas.
  • La secretaria británica de Home Office, Priti Patel, presentará esta semana al Gobierno británico los planes migratorios para el periodo posterior al Brexit, que incluirán un sistema por puntos y categorías laborales similar al de Australia.
  • El Partido Laborista y representantes de la patronal critican que restringir la llegada de inmigrantes comunitarios generaría el "caos" en la Sanidad británica, a los servicios sociales, a la hostelería y al sector agrícola, entre otros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Quedan apenas 10 días para que se produzca la salida oficial de Reino Unido de la Unión Europea y, pese a la proximidad del Brexit, el futuro de los ciudadanos comunitarios en el país todavía está lejos de aclararse. Desde hace 2 años, los grupos de defensa de los derechos de los europeos en Reino Unido vienen advirtiendo de que su situación después de la salida de la UE está lejos de estar garantizada y las filtraciones desde el Gobierno británico han hecho poco por calmar la situación.

Así, un documento interno del Home Office, el ministerio de Interior británico, publicado en agosto por The Times advertía de que los ciudadanos de la UE podrían perder el acceso a la sanidad pública o incluso afrontar detenciones o deportaciones erróneas tras el Brexit. Esto se debe a que Reino Unido exigirá a los europeos que hayan alcanzado el estatus de asentado permanente, un documento que solo tienen 1 de cada 3 inmigrantes comunitarios y con el que deben contar antes de 2021 para permanecer en el país.

Leer más: Todos los derechos que van a perder los ciudadanos españoles en Reino Unido tras el Brexit

Ahora, sin embargo, el problema no está en los derechos de los europeos residentes en Reino Unido sino en los de aquellos que quieran emigrar al país después del fin del periodo de transición, que culmina en diciembre de 2020. En concreto, en los planes que está estudiando el Gobierno británico para adelantar 2 años, a 2021, la imposición de nuevas restricciones a inmigración procedente de la UE, según adelanta The Sunday Telegraph.

De este modo, el Gobierno del primer ministro Boris Johnson se estaría planteando incumplir una promesa que hizo su predesora Theresa May a las autoridades europeas y a la patronal británica para prorrogar hasta 2023 la puesta en marcha de nuevas regulaciones migratorias que pongan fin a la libre circulación de ciudadanos comunitarios. Esas restricciones se centrarían, según el diario londinense, en los trabajadores europeos menos cualificados, aunque no exclusivamente.

La secretaria británica del Home Office, Priti Patel, presentará esta semana al Gobierno británico los planes migratorios para el periodo posterior al Brexit. En caso de que sus propuestas estén en línea con los publicado por The Sunday Telegraph, las empresas británicas tendrán menos de 1 año para prepararse para un cambio drástico en las políticas de inmigración que podría provocar un incremento de las vacantes en el segundo país de Europa con más puestos de empleo sin ocupar.

Leer más: Reino Unido se niega a revelar qué hará con los datos de los ciudadanos comunitarios que solicitan permanecer en el país tras el Brexit 

Se espera que los planes de Patel estén en línea con lo avanzado por Johnson tras su victoria en las pasadas elecciones, cuando propuso un sistema por puntos y categorías laborales similar al de Australia. De este modo, se segregaría a los inmigrantes comunitarios en 3 categorías: altamente cualificados, que disfrutarán de acceso preferente; cualificados, a los que se les permitiría entrar si tienen una oferta de trabajo en firme; y con baja cualificación, que solo podrán permanecer en el país si hay escasez de mano de obra.

La filtración de estos planes del Gobierno británico no ha tardado en generar respuestas tanto entre la oposición como entre las empresas. El Partido Laborista y representantes de la patronal han criticado que restringir la llegada de inmigrantes comunitarios generaría el "caos" en la Sanidad británica, a los servicios sociales, a la hostelería y al sector agrícola, entre otros, como recoge The Independent.

Esta polémica se produce pocos días después de que el secretario británico de Hacienda, Sajid Javid,   advirtiese a las empresas de Reino Unido de que no habrá ningún armonización con la UE tras el Brexit. Además, Javid recomendó a la patronal de su país que vaya preparando para acostumbrase a una "nueva realidad" fuera del mercado común europeo o de cualquier tipo de unión aduanera con Bruselas.

Esta sucesión de filtraciones y declaraciones se produce al mismo tiempo que los representantes de la UE y del Gobierno británico acaban de retormar las negociaciones sobre su futura relación comercial después de 2020. Ambas partes solo dispondrán de 11 meses para acercar posturas, lo que, según Bruselas, podría provocar un Brexit sin acuerdo en 2021 salvo que la situación cambie drásticamente.

LEER TAMBIÉN: Las próximas negociaciones entre la UE y Reino Unido podrían provocar un Brexit sin acuerdo comercial en 2021

LEER TAMBIÉN: Boris Johnson podría deportar a miles de europeos tras el Brexit si no se apuntan a tiempo al Estatus de Asentamiento

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Reino Unido
  2. Brexit
  3. Unión Europea
  4. Derechos laborales
  5. Política internacional
  6. Trending
  7. Top