Pasar al contenido principal

Reino Unido teme más al impacto del coronavirus que a un Brexit sin acuerdo y los economistas no se ponen de acuerdo sobre las posibles consecuencias

El primer ministro británico Boris Johnson
El primer ministro británico Boris Johnson Reuters
  • La oficina presupuestaria del Gobierno británico prevé que el coronavirus reste un 13,8% al crecimiento del PIB este año, mientras que cifró el impacto de un posible Brexit sin acuerdo en un retroceso del 8% durante 15 años.
  • Los economistas prevén que las consecuencias económicas de la pandemia enmascaren el efecto negativo de una posible salida de la Unión Europea sin un acuerdo comercial, aunque no se ponen de acuerdo sobre el impacto de ambas situaciones en la economía británica.
  • Los expertos cuestionan que el Gobierno británico fuerce un Brexit sin acuerdo ante las dificultades adicionales que supondría para sus empresas, según Financial Times.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este viernes, concluirá la tercera ronda de negociaciones para un acuerdo comercial a partir de 2021 entre la Unión Europea y Reino Unido. Sin embargo, el diálogo permanece estancado desde hace meses y el coronavirus ha dificultado aún más las posibilidades de un acuerdo, con ambas partes más preocupadas por contener el impacto de la pandemia que de intentar evitar un Brexit sin acuerdo que dificultaría el comercio y las relaciones bilaterales.

De hecho, Reino Unido parece temer más a las consecuencias del coronavirus que al impacto de un posible Brexit sin acuerdo, según avanza Financial Times, que afirma que existe división de opiniones entre los economistas británicos entre los que defienden que la crisis derivada de la pandemia reducirá el impacto de romper relaciones comerciales con la UE y los que aseguran que ambos factores hundirán a las empresas británicas.

Leer más: La directora gerente del FMI exige prorrogar el periodo de transición del Brexit para "no añadir más incertidumbre" a la crisis del coronavirus

A mediados de abril, la oficina presupuestaria del Gobierno británico presentó sus previsiones sobre los efectos del coronavirus en la economía, en el que auguraba que la pandemia restará un 13,8% al crecimiento del PIB de Reino Unido este año. Esa cifra supera en casi 6 puntos el retroceso de un 8% que el Gobierno británico ha estimado que supondría un posible Brexit sin acuerdo, aunque ese impacto se mantendría durante 15 años.

El ministro británico del Gabinete, Michael Gove, afirmó el mes pasado que será necesario relocalizar a Reino Unido las operaciones comerciales necesarias para garantizar que la economía británica es resistente a futuras pandemias, al tiempo que aseguró que esta medida también será útil para hacer frente a las mayores barreras comerciales con la UE a partir de 2021, según recoge Financial Times.

Algunos expertos consultados por el diario financiero británico coinciden con esa opinión y señalan que la reducción de los flujos comerciales entre Reino Unido y la UE si se produce un Brexit sin acuerdo aliviará en parte la carga de trabajo en el puerto británico de Dover, que conecta el país con Europa, al tiempo que prevén que el aumento del paro vinculado a la pandemia facilite la tarea de contratar a 50.000 nuevos agentes británicos de aduanas.

Así, Julian Jessop, socio del think tank británico Institute of Economic Affairs, ha declarado que "es probable que cualquier coste derivado de un cambio en nuestra relación con la UE sea trivial en comparación con los cambios en el PIB debido al coronavirus, y posiblemente (el impacto de un Brexit sin acuerdo) sea más pequeño durante la crisis de lo que hubiese sido de otra manera".

Sin embargo, la mayoría de economistas advierten a Financial Times que, aunque el impacto del coronavirus será peor que el de un Brexit sin acuerdo, ambos fenómenos supondrán una presión aún mayor para la economía y las empresas de Reino Unido. De hecho, según Kallum Pickering, economista de Berenberg Bank, ha augurado que, en el peor de los casos, la economía británica podría volver a caer en recesión a principios de 2021.

Leer más: La UE empieza a sospechar que el Reino Unido está intentando que las negociaciones del Brexit fracasen

Para Pickering, "el fracaso de las negociaciones seguido de un Brexit sin acuerdo dañaría la confianza, el gasto y la inversión", por lo que prevé que Reino Unido afrontaría probablemente una recuperación más lenta de las consecuencias económicas del coronavirus que el resto de grandes economías europeas.

Por su parte, Alan Winters, responsable del Observatorio de Política Comercial de la Universidad de Sussex, ha declarado al diario financiero británico que las empresas del país no están preparadas para hacer los ajustes necesarios para reorientarse y relocalizar sus operaciones en Reino Unido debido a que ostentan elevados niveles de deuda a consecuencia del coronavirus.

Y además