Pasar al contenido principal

Reino Unido tendrá que pagar un divorcio de 45.000 millones, aunque bloquee un acuerdo post-Brexit con la UE

Theresa May, Primera Ministra de Reino Unido
Reuters / Hannah McKay
  • Reino Unido estará obligado a pagar los 45.000 millones de euros por el Brexit, incluso si abandonan la UE sin acuerdo comercial, según el director general de auditoría
  • Theresa May y el secretario del Brexit, David Davis, han advertido en repetidas ocasiones que no pagarán la factura sin un acuerdo comercial.
  • Sin embargo, Sir Amyas Morse, auditor general de la Oficina Nacional de Auditoría, comentó que los pagos serán legalmente obligatorios tan pronto como el Reino Unido firme un acuerdo de salida.

Reino Unido estará obligado a pagar los 45.000 millones de euros por su acuerdo de divorcio, incluso si ello implica que la UE se quede sin acuerdo comercial, según el director general de Oficina Nacional de Auditoría británica.

Sir Amyas Morse, el director general de la Oficina Nacional de Auditoría, comentó este martes ante el Parlamento que los pagos serán legalmente obligatorios tan pronto como tanto ambas partes firmen el acuerdo de salida de la UE, lo cual es probable que suceda al menos dos años antes de que se llegue a firmar un acuerdo comercial.

Leer más: Las 5 cosas que hemos aprendido del Brexit

Además, Morse comentó que la mayoría de los compromisos financieros están ligados al período de transición de dos años, que debería comenzar en marzo del año que viene y que debería aplicarse incluso si Reino Unido no hubiera logrado aún asegurarse un acuerdo con la UE al final de ese período.

Estos comentarios contradicen las declaraciones previas de la Primera Ministra británica, Theresa May, y del secretario, David Davis. Ambos habían comentado previamente que rechazarían pagar la factura si la UE denegaba a Gran Bretaña un acuerdo comercial post-Brexit.

No hay relación entre pagar el acuerdo de salida y un acuerdo comercial

Durante una sesión de control a la Tesorería de la Cámara de los Comunes, la presidenta, Nicky Morgan, preguntó a Morse: "La Primera Ministra ha hablado en relación al acuerdo financiero que 'si no estamos de acuerdo con la futura relación, la oferta se quita de la mesa. ¿Considera que el pago del acuerdo financiero está condicionado por un acuerdo sobre una futura relación comercial?'".

A lo que Morse replicó: "No, no lo considero así".

"Considero lo siguiente: que, en el otoño previo a una votación relevante, habrá un borrador del acuerdo de salida y, al mismo tiempo, habrá lo que llamaré una 'declaración de intenciones' de cómo el resto de la relación [entre Reino Unido y la UE] debe funcionar", reflexionó.

"El tratado está aprobado y la idea es que la declaración de intenciones esté destinada a ayudar a aprobar ese tratado, pero el tratado se convertiría en ley a tiempo para abandonar la UE y se convierta más tarde en legalmente vinculante. Por lo tanto, los pagos nos corresponderían a nosotros, sin importar lo que disponga el derecho internacional", subrayó Morse.

Leer más: Reino Unido y UE pactan que la transición post-Brexit dure hasta 2020

"La razón por la que sucedería así es que los pagos son principalmente con respecto a continuar siendo miembro; no tienen relación directa con el tipo de relación futura que pueda haber", concluyó.

Estos comentarios probablemente indignen a los conservadores partidarios del Brexit, quienes se negaron a pagar es cantidad por el divorcio cuando se acordó en diciembre. El martes, Jacob Rees-Mogg, quien lidera el grupo de parlamentarios tories de línea dura ─llamado European Research Group─, dijo que May debería considerar un farol por parte de la UE el retener el proyecto de ley de divorcio.

Reino Unido y la UE han acordado los términos para un acuerdo de transición y están actualmente negociando los últimos flecos del acuerdo de salida, incluyendo aspectos como la frontera de Irlanda del Norte, los derechos de ciudadanía y el pago del divorcio, el cual está destinado a cubrir los actuales compromisos financieros de Reino Unido en los presupuestos de la UE.

Reino Unido terminará de pagar el divorcio en 2064

Ambas parte esperan alcanzar un acuerdo final en este sentido en octubre. También es probable que el trato incluya una declaración política que describa en detalle los términos de un futuro acuerdo comercial entre Reino Unido y la Unión Europea.

Más tarde, Reino Unido tiene prevista una ventana de dos años de transición, durante la cual ambas partes esperan concretar los detalles de dicho acuerdo comercial

La posibilidad de que Reino Unido no pague el 'acuerdo de divorcio' parece estar basado en la suposición de que May podría negarse a realizar pago alguno al final del período de transición, el cual está previsto que finalice en diciembre de 2020.

Sea como fuere, las palabras de Morse dejan claro que los pagos serán legalmente exigibles tan pronto como Reino Unido firme el acuerdo de salida, antes de abandonar la UE en marzo del año que viene.

El Tesoro ha estimado que la factura oscilará entre los 40.000 millones de euros y los 45.000 millones. Y Reino Unido no terminará de pagarla hasta el año 2064, según la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria.

Te puede interesar

Lo más popular