Renault sale de Rusia 3 meses después del inicio de la guerra en Ucrania: vende su filial en el país y su 68% en Avtovaz, el fabricante de los coches rusos Lada

Trabajadores en la fábrica de Lada (Avtovaz) en Izhevst, Rusia.
Trabajadores en la fábrica de Lada (Avtovaz) en Izhevst, Rusia.

REUTERS/Gleb Stolyarov

Cerca de cumplirse 3 meses del inicio de la invasión rusa de Ucrania, Renault deja Rusia. El fabricante francés, para quien su negocio ruso era tremendamente sensible porque suponía su segundo mercado, solo por detrás de Francia, ha acordado este lunes su salida del país.

Después de suspender el pasado 23 de marzo las actividades en su planta de Moscú y anunciar que iban a "evaluar las opciones disponibles" para Avtovaz, el consejo de administración de la marca gala ha tomado dos decisiones: vender su filial rusa al Ayuntamiento de Moscú, y hacer lo mismo con su paquete del 67,69% del accionariado de Avtovaz al otro accionista de la compañía, la rusa Nami (Instituto Central de Investigación y Desarrollo de Automóviles y Motores).

Se desconoce el importe por el que se han vendido ambas compañías. Según el ministro de Industria y Comercio ruso, Denis Manturov, citado por la agencia de noticias rusa Interfax, ha sido una venta por un precio simbólico de un rublo.

Renault tenía una fuerte posición en el mercado ruso: en 2021 alcanzó el 28,8% del mercado al vender 482.264 vehículos y Avtovaz aportó 2.850 millones de euros a los resultados del grupo, un 10,4% más que el año anterior. 

Renault, atrapado en Rusia: es el segundo mercado del grupo, lo que le impide suspender su actividad como otras marcas y castiga su cotización

Un vehículo Lada, la principal marca de Avtovaz, propiedad de Renault, en un concesionario de Moscú, en una foto de archivo.

Uniendo las ventas de sus otras marcas, como Renault o Dacia, el grupo francés ingresó 6.545 millones en 2021 en lo que denomina Eurasia (Rusia, Turquía, Ucrania, repúblicas bálticas y exsoviéticas).

Sin embargo, el impacto de la guerra y de las sanciones europeas ya estaba notándose en su negocio ruso, que solo en el primer trimestre perdió un 15,7% de ingresos interanuales en el país, un 23,1% de merma en el caso de Avtovaz, lo que supuso un impacto de 158 millones de euros en las ventas del grupo entre enero y marzo de 2022. 

La decisión de vender es "difícil pero necesaria", en palabras del consejero delegado de la compañía, el italiano Luca de Meo. "Estamos tomando una decisión responsable respecto a nuestros 45.000 trabajadores en Rusia, preservando los resultados del grupo y la posibilidad de volver al país en el futuro en un contexto diferente", aseguró en un comunicado de Renault.

Opción de recompra durante los próximos 6 años

Renault tendrá que afrontar un ajuste por las fábricas y equipamientos de su presencia en Rusia que la marca gala ya evaluó en marzo como de 2.195 millones de euros, que se expresarían en las cuentas del primer semestre de 2022 y a partir de entonces serán separadas de las cuentas del grupo.

No obstante, el fabricante francés se guarda una carta para volver a Rusia en caso de que cambie el entorno. "El acuerdo ofrece una opción a Renault de recomprar sus acciones en Avtovaz, que podrá ejercitar en momentos concretos durante los próximos 6 años", indica la compañía.

Otros artículos interesantes:

Renault, atrapado en Rusia: es el segundo mercado del grupo, lo que le impide suspender su actividad como otras marcas y castiga su cotización

Renault vuelve a los beneficios en 2021 gracias a un aumento de los ingresos, la recuperación de Nissan y los efectos de su plan de reducción de costes de 2.000 millones

Volkswagen, General Motors, Volvo, Jaguar Land Rover: qué empresas han decidido dejar de vender vehículos en Rusia por la guerra en Ucrania, cuáles se lo están pensando

Te recomendamos