El rendimiento de los bonos italianos a 10 años supera al de la deuda griega por primera vez desde la crisis económica

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis
El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis
Reuters
  • El rendimiento de los bonos italianos a 10 años ha superado este miércoles al de la deuda griega con el mismo vencimiento.
  • Es la primera vez que por primera vez desde el inicio de la crisis económica en 2008 que la rentabilidad del bono griego es más baja que la de Italia.
  • La decisión del BCE de permitir a los bancos griegos hacerse con un mayor volumen de deuda de su país y la mejoría de la economía helena, unido a la incertidumbre política y financiera que vive Italia, justifica este cambio de tendencia, según Bloomberg.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este miércoles, el bono griego a 10 años redujo su rentabilidad en 5,6 puntos, hasta el 1,294%. Este hecho, por sí solo, parece poco relevante, pero tiene importancia si ampliamos el ámbito geográfico. Así, la baja de rendimiento de la deuda griega implica que, por primera vez desde el estallido de la pasada crisis económica, su rendimiento es menor que el de los bonos italianos con el mismo vencimiento.

Concretamente, la rentabilidad de los títulos de la deuda soberana italiana se ha incrementado hasta el 1,338%, lo que sitúa el diferencial entre el bono griego a 10 años y el italiano se sitúa en el -4,46%, pese a que hace apenas 3 meses estaba por encima del 60% a favor de Grecia, según datos de Bloomberg recogidos por el periódico italiano Il Sole 24 Ore.

Leer más: Inversores extranjeros, bancos centrales e instituciones europeas: estos son los dueños de la deuda pública de España y esta es la comparativa con otros países

Entre los motivos del sorpasso griego a Italia, según el medio financiero estadounidense, está la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de permitir a los bancos griegos hacerse con un mayor volumen de deuda de su país lo que, de confirmarse, supondría revertir una medida de precaución que había impuesto en 2015 al sector financiero heleno, dejando además a la deuda del país fuera del programa de flexibilización cuantitativa.

Otra de las claves de este cambio de tendencia es la mejoría de la economía helena. Así, el ministro griego de Finanzas, Christos Staikouras, aseguró este miércoles que su Gobierno estaba considerando devolver en 2020 otro tramo de los préstamos que el país recibió del Fondo Monetario Internacional, al que actualmente debe 5.500 millones de euros, según Reuters

Con esta devolución anticipada del rescate que recibió durante la crisis, el Gobierno griego espera conseguir que sus acreedores rebajen sus objetivos fiscales para los próximos ejercicios, tras varios años de férrea tutela presupuestaria. Mientras, en Italia, el Senado debe ratificar antes de final de año el presupuesto para 2020, mientras el país se encuentra en recesión y en pleno proceso sancionador de Bruselas por su elevada deuda.

Teniendo en cuenta los antecedentes, este cambio de papeles entre Italia y Grecia es llamativo. Hace 10 años, un escándalo de falsificación de datos macroeconómicos por parte del Gobierno griego del conservador Kostas Karamanlis y de Goldman Sachs, que había convertido un déficit del 12,7% en uno de apenas el 3,7%, supuso el pistoletazo de salida de la crisis de deuda soberana griega que poco después contagiaría a la eurozona.

Leer más: La economía de Italia es uno de los mayores riesgos para el sistema financiero mundial y podría provocar un desastre para Europa

En aquel momento, la prima de riesgo entró en nuestras vidas como un termómetro económico que hasta ese momento parecía haber ignorado, marcando la diferencia entre el rendimiento del bono alemán a 10 años y el del resto de países, especialmente aquellos que más estaban sufriendo la recesión, Grecia, Irlanda, Portugal, Italia y España.

Una década después, la complicada situación política del país transalpino, en la que no se descartan unas elecciones anticipadas a corto plazo, sumada a la entrada del país en recesión y a su elevado nivel de deuda, convierten a Italia en la oveja negra de la eurozona, un papel que Grecia abandona tras 10 años de incertidumbre y austeridad

Otros artículos interesantes:

Frenazo al crecimiento en Europa: Italia entra oficialmente en recesión

¿Es Italia la nueva Grecia? 6 gráficos que explican por qué Italia preocupa a los mercados

Te recomendamos

Y además