Érase una vez un reno con astas reflectantes: la extraña técnica que probaron en Finlandia para evitar los accidentes en carretera

Reno

Getty Images

  • En Finlandia se registran unas 4.000 muertes de renos en carretera cada año debido a los accidentes. 
  • En 2014, comenzó a probarse una técnica de lo más peculiar para prevenirlas: pintar sus astas con colores reflectantes. ¿Funcionó? 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los accidentes en carretera se ceban con los renos árticos: en Finlandia, 4.000 de estos mamíferos pierden la vida cada año en el asfalto, por lo que en la pasada década se decidió impulsar algunas ideas, algunas poco convencionales, para aumentar la visibilidad de los animales y prevenir los choques.

Tal y como rescatan desde designboom, en 2014 la Asociación de Pastores de Renos en Finlandia probó el uso de pintura fluorescente y colgantes reflectantes, pintando las astas de los renos para que reluciesen en la oscuridad. Existen imágenes que documentan la extraña estampa, como si en lugar de la nariz luminosa, a Rudolf, el famoso reno de Papá Noel, le hubiesen tocado astas brillantes como neones.

Desde Phys.org explicaban en 2016 el fracaso de estas medidas. Ni las astas reflectantes de los renos, ni los colgantes alrededor de sus cuellos ni tampoco otras medidas como las señales de tráfico móviles lograron reducir el número de trágicos accidentes.

Estos métodos erraron por completo. "Los conductores a menudo confundían a los renos con reflectores con personas en la oscuridad, pensando que no correrían hacia el medio de la carretera cuando vieran acercarse los faros de los autos", declaró Anne Ollila, directora de la Asociación de Pastores de Renos de Finlandia a The Associated Press. "Y el ciervo arrancaba los reflectores".

Otra táctica que probaron fue una aplicación interactiva de advertencia de renos donde los conductores pueden tocar las pantallas de sus teléfonos móviles para registrar cualquier reno que vean y recibir advertencias si se acercan a un área donde se han visto renos. En 2016 a los conductores de vehículos pesados se les proporcionó 1.000 smartphones gratuitos solamente activados para el sistema de alerta de renos.

Todo esfuerzo es poco para intentar salvar y proteger la vida de los cerca de 300.000 renos salvajes que vagan por la gélida y hermosa Laponia, descrita como la última zona salvaje de Europa. La cría de renos proporciona trabajo a unas 10.000 personas en la región. 

Otros artículos interesantes:

Por qué las carreteras deben empezar a hacerse de materiales reflectantes y colores claros, según investigadores del MIT

Los tiburones y otros animales utilizan el campo magnético de la Tierra como GPS de serie, según la ciencia

Los perros que mejor se adaptan a vivir en un piso, según expertos