La riqueza de las familias sigue por debajo de los niveles precrisis y hay un factor clave que muestra por qué los hogares no acaban de recuperarse

Rebajas en una zapatería de una calle comercial.
Reuters
  • La riqueza de las familias sigue estando por debajo de los niveles de antes de la crisis, según la última Encuesta Financiera de las Familias que acaba de publicar el Banco de España. 
  • La renta mediana, la que muestra el valor de la distribución que está justo en el 50%, se situó en los 25.600 euros frente a los 26.000 euros de 2007. 
  • Pero el verdadero culpable de que esta situación no acabe de mejorar es la vivienda. Los coletazos del estallido de la burbuja del ladrillo siguen golpeando a las familias. Si en 2008, un 82,7% de las familias tenían vivienda en propiedad, ahora solo un 75,9% la tienen. 
  • Los hogares más jóvenes son los que salen peor parados al ver desplomada la riqueza en la franja de edad de menores de 35 años en un 78,7%. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Las familias siguen saliendo de la crisis muy lentamente y de forma desigual. De hecho, hay datos que muestran que los hogares están peor que antes de la crisis. Esta es una de las conclusiones que se pueden extraer de la última Encuesta Financiera de las Familias que acaba de publicar el Banco de España. 

El organismo recoge que la renta mediana, la que muestra el valor de la distribución que está justo en el 50%, se situó en los 25.600 euros, según el informe de 2017 (con datos de 2016) que ha publicado el organismo este jueves. Un dato que es peor que el registrado antes de la crisis. En el mismo informe de 2008, con datos de 2007, la renta mediana se situaba en los 26.000 euros. 

No es el único dato que muestra cómo las consecuencias de la crisis siguen golpeando a los hogares. La riqueza de las familias, donde tiene en cuenta tanto los sueldos como los activos reales y financieros que poseen, también está por debajo de los niveles precrisis, según los datos del organismo. 

Los últimos datos de la encuesta del Banco de España muestran que en 2017 la riqueza neta mediana de las familias era de 115.100 euros y la media se situaba en 253.000 euros. Unas cifras que en los dos casos están por debajo de los niveles registrados en el informe de 2008 cuando la riqueza mediana se situó en los 178.300 euros, mientras que la media alcanzó los 285.800 euros. 

Hay un factor clave que se esconde detrás de estos datos: la vivienda. España ha sido tradicionalmente un país de ladrillo, pero el estallido de la burbuja inmobiliaria ha pasado factura a los hogares.

Leer más: El Banco de España desvela que cada vez más menores de 45 años viven de alquiler y esto muestra cómo la precariedad limita la compra de casa

Por un lado, el precio de la vivienda ha caído frente a los máximos de antes de la crisis y por otro, la dificultad de acceso a la compra de vivienda es una realidad para buena parte de las familias. Así, el cierre del grifo del crédito se suma a la precariedad laboral de los hogares con menores rentas lo que complica reunir el ahorro necesario para poder pagar una entrada que suele ascender a un 20% del valor de la vivienda. 

Este contexto se refleja en los datos recogidos por el Banco de España que muestran como el porcentaje de hogares propietarios ha caído hasta el 75,9% en 2017 frente al 82,7% de antes de la crisis.

Además cuando se analiza cómo ha evolucionado el precio de las casas también se percibe la diferencia. Así, el valor mediano de la vivienda principal de quienes son propietarios es de 120.200 en la última encuesta. En 2008, este dato estaba en los 180.300 euros. 

En ambos casos, las encuestas del Banco de España muestran como este valor de la vivienda crece a medida que aumenta la renta hasta llegar al nivel más elevado para los hogares con cabeza de familia en el rango entre 55 y 64 años. En esa franja de edad también se ve la diferencia entre el momento precrisis cuando el valor mediano estaba en los 203.300 euros y en 2017, cuando ha caído hasta los 132.000 euros. 

Los hogares más jóvenes son los que salen peor parados: su riqueza cae un 77,8% 

Al analizar estos datos por la edad de los hogares destaca que los que más han sufrido en esta salida de la crisis son los más jóvenes. Aquellas familias cuyo cabeza de familia es menor de 35 años tienen una riqueza media de 5.300 euros. Un desplome del 77,8% frente a los datos de antes de la crisis. Si se observa el dato medio la caída va de los 137.600 euros de 2008 a los 47.300 de esta última encuesta. 

La renta de estas familias tampoco se recupera frente a los datos precrisis cuando el sueldo mediano estaba en los 26.000 euros frente a los 22.800 de este último estudio. 

La compra de vivienda lastra a este grupo de hogares especialmente. Si en la época del boom inmobiliario un 78,8% de hogares cuyo cabeza de familia era menor de 35 años tenía una vivienda en propiedad, este porcentaje se ha desplomado hasta representar un 57,1% de familias. 

Otros artículos interesantes:

3 gráficos que muestran por qué los millennials lo tienen complicado para comprarse una casa

Así es cómo la subida del precio de la vivienda en España está ayudando a la banca a limpiar sus balances, según Moody's

Te recomendamos

Y además