Pasar al contenido principal

Repsol compra el 17% de la compañía española de impresión 3D Recreus, que confeccionó el vestido del baile inaugural de los Juegos Paralímpicos de Río 2016

Josu Imaz, consejero delegado Repsol
Josu Imaz, consejero delegado Repsol durante la presentación del plan estratégico Repsol
  • Repsol ha adquirido el 17% de la compañía especializada en impresión 3D Recreus por una cantidad que no ha trascendido.
  • La empresa de origen alicantino está especializada en la producción y comercialización de filamentos termoplásticos flexibles y rígidos para impresión 3D. 
  • Recreus ha ganado relevancia en el mercado por desarrollar un filamento flexible para impresoras 3D, que se aplica en el sector de la ortopedia y el textil.

Repsol amplía su cartera. La petrolera ha entrado en el capital de compañía de impresión 3D Recreus. La compañía presidida por Antonio Brufau ha adquirido el 17% de Recreus a través de su brazo inversor Repsol Corporate Venturing por una cantidad que no ha trascendido. 

Recreus está especializada en la producción y comercialización de filamentos termoplásticos flexibles y rígidos para impresión 3D. En los últimos años, la empresa se ha convertido en una de las más relevantes del sector gracias a su marca de filamentos flexibles Filaflex. Tanto es así que Recreus es responsable de haber diseñado y confeccionado el vestido de Amy Purdy en el baile inaugural de los Juegos Paralímpicos de Río 2016. Un vestido impreso en 3D, desarrollado en el taller de costura  digital de la startup alicantina y que fue ideado por el diseñador israelí de perfil tecnológico Danit Peleg. 

La empresa de origen alicantino vio la luz en 2013 de la mano del Ignacio García, un ingeniero industrial al que se le despertó el interés en la impresión 3D. El emprendedor comenzó a hacer sus pinitos en 2010 con una impresora 3D para, más tarde, apostar por la fabricación aditiva como motor de innovación para crear nuevos materiales elásticos. De hecho, además de en este campo, la compañía también desarrolla nuevos modelos de impresión 3D. 

Leer más: La startup española que sedujo a Google con energía verde quiere ahora revolucionar por completo el mercado eléctrico

Recreus es conocida a nivel internacional por su producto FilaFlex, un filamento flexible para impresoras 3D que ha tenido una buena acogida en el mercado por sus cualidades técnicas. De hecho, se trata del desarrollo con el que García dio en sus primeros trabajos en el garaje de casa de sus padres. Un material elástico y flexible apto para impresoras 3D. 

Tanto es así que Recreus afirma ser la primera compañía del mundo que produce, desarrolla y comercializa el primer filamento flexible. Un material que aplica en el sector de la ortopedia pero también en el textil para fabricar materiales y procesos de impresión específicos para estos sectores. 

En este sentido, la incorporación de Repsol al accionariado Recreus acelerará el proceso I+D de la empresa alicantina, mejorará su posicionamiento en el mercado y su plan de expansión a medio y largo plazo, según ha informado la petrolera en un comunicado. La empresa presidida por Antonio Brufau está desarrollando polímeros modificados para su uso como materia prima en tecnologías de impresión 3D. 

Leer más: Esta startup de software empresarial tiene a los inversores llamando a su puerta, pero no está interesada

No se trata del primer movimiento en este sentido de Repsol y es que la compañía presidida por Antonio Brufau está haciendo una fuerte apuesta por ampliar su cartera de startups. Sin ir más lejos, este mismo mes de marzo la petrolera entró en el capital de la compañía especializada en sistemas de almacenamiento energético Ampere Energy. 

La petrolera destinó, el pasado enero, 1,8 millones de euros a entrar en el accionariado de la startup tecnológica Nanogap, especializada en nanotecnología aplicada, en el caso que interesa a Repsol, en el sector energético. O, el pasado agosto, Repsol entró en el capital de Wattio, especializada en domótica. 

Y además