Pasar al contenido principal

Repsol y su nuevo plan estratégico para ser neutra en carbono en 2050 se tambalea por la caída del precio del petróleo

Josu Jon Imaz, Consejero Delegado de Repsol
Josu Jon Imaz, Consejero Delegado de Repsol. Repsol
  • Repsol tenía entre manos un nuevo plan estratégico que pasaba por establecer la hoja de ruta para convertirse en una compañía cero emisiones de CO2 en 2050.
  • La caída de los precios del petróleo y la crisis del coronavirus han propiciado que estas ambiciones sean sustituidas por una visión cortoplacista, según avanzó Cinco Días.
  • Más eficiencia en la exploración y producción y el recorte de gastos son los elementos clave la nueva receta que tiene entre manos el consejero delegado de Repsol.
  • La estrategia implica austeridad, y contrasta con la mejora de márgenes del refino que tenía prevista la compañía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A Repsol le pasa factura la crisis del coronavirus y la caída del precio del petróleo. La compañía dirigida por Josu Jon Imaz tenía entre manos la presentación de un nuevo plan estratégico el próximo mayo que pasaba por establecer la hoja de ruta para convertirse en una compañía cero emisiones de CO2 en 2050. Sin embargo, parece que ahora estas ambiciones se han visto truncadas en favor de una perspectiva cortoplacista ante la situación de incertidumbre, tal y como avanzó Cinco Días.

Una mayor eficiencia en la exploración y producción y el recorte de gastos son ahora las claves de la receta que tiene entre manos el consejero delegado de Repsol. Una estrategia que implica austeridad y que contrasta con la mejora de márgenes del refino que tenía prevista la compañía.

En su presentación de resultados, la organización pronosticó un ebitda de 8.000 millones de euros en 2020 y un aumento de la producción a 720.000 barriles de petróleo diarios. Una previsión que, ahora, queda en un paréntesis al igual que la ambición de la petrolera de ser cero emisiones en 2050.

Leer más:El Ibex 35 y las bolsas europeas vuelven a cerrar a la baja mientras Wall Street sigue en positivo después de que el coronavirus provocase un Lunes Negro en los mercados

La caída del precio del barril de Brent de este lunes, propiciada por la baja de precios de Arabia Saudí y que, como consecuencia, no tuvo precisamente una buena acogida por parte de otros países productores hace tambalearse a las petroleras. 

En España, Repsol deberá hacer frente a la caída de la demanda de productos petrolíferos, de la demanda eléctrica, que descendió un 3,7% desde enero, y de los precios del pool eléctrico, que se sitúa por debajo de los 40 euros MWh frente a los 60 euros de noviembre.

Y además