Todos los ordenadores portátiles deberán tener cámara si quieren tener Windows 11

Hombre en una videollamada

Getty Images

Al fin se conocen las nuevas características de Windows 11, un sistema operativo muy esperado tras 6 años desde la presentación del actual Windows 10. Y Microsoft no ha decepcionado, presentando una versión del sistema más madura, con una estética más cuidada y con unas funcionalidades pensadas para hacer la vida aún más fácil al usuario.

Pero, al igual que han mejorado muchos aspectos del sistema operativo, Microsoft también ha aumentado los requisitos exigidos para poder instalar el sistema operativo. Y, además de estos requisitos, desde Neowin se ha reportado la existencia de una un nuevo requisito de cara a los fabricantes de ordenadores portátiles: todos deberán integrar una webcam.

Eso sí, no se trata de un cambio inmediato, ya que en la documentación de Microsoft se establece que esta exigencia será válida a partir de enero de 2023, por lo que aún queda algo menos de 2 años para que Microsoft exija este componente.

Según dice la documentación, todos los dispositivos, salvo los ordenadores de escritorio, deberán contar con una cámara frontal, y no con cualquiera, ya que debe cumplir con ciertos requisitos que la compañía ha descrito.

En primer lugar, deberá contar con una resolución HD (1280 x 720 píxeles), o superior. En segundo lugar, la cámara deberá ser compatible con la exposición automática y con el balance de blancos automático para poder regular estos parámetros y ofrecer una buena imagen, adaptada a la luminosidad que haya en el lugar donde se encuentre el ordenador.

Además de esto, a la hora de capturar vídeo, la cámara debe contar con una tasa de más de 15 fotogramas por segundo, así como con una iluminación mayor de 200 lux. La relación de aspecto de los píxeles deberá ser 1:1 y el rango de enfoque mínimo deberá ser de 10 centímetros al infinito.

Este requisito fija un estándar de calidad con el que Microsoft tiene la intención de mejorar la calidad de las cámaras de los portátiles que utilicen Windows, algo que también podría tener que ver con su herramienta de autentificación facial para los inicios de sesión, Windows Hello, que la compañía podría querer mejorar para que ofrezca mejores resultados. 

Y esto, lógicamente, también depende de la calidad de la cámara con la que cuente el portátil. En resumen, si no hay un buen hardware, no se puede asegurar el buen funcionamiento de esta característica, y es algo que perjudica la imagen de Windows.

Otros artículos interesantes:

Estas son las características que se eliminarán en el nuevo Windows 11

Windows 11: novedades, características y fecha de lanzamiento de la gran renovación del sistema operativo de Microsoft

Cómo crear un acceso directo para programar el apagado en Windows 10