Pasar al contenido principal

Las condiciones del plan de rescate de Lufthansa abren nuevas oportunidades para las 'low cost' en Europa

Ryanair va a cobrar entre 6 y 10 euros por el equipaje de mano a partir de noviembre
Getty Images
  • El rescate a Lufthansa ha resucitado un viejo conflicto entre las aerolíneas tradicionales europeas y las low cost por los derechos de vuelo (slots).
  • La alemana ha accedido a una inyección de 9.000 millones de euros por parte del Gobierno alemán pero tendrá que ceder a cambio franjas horarias en diferentes aeropuertos para que puedan operar otras aerolíneas.
  • En concreto, Lufthansa deberá traspasar hasta 24 slots diarios en los aeropuertos de Fráncfort y Múnich durante un año y medio, lo que supone una oportunidad para aerolíneas de bajo coste como Ryanair, Wizz o EasyJet.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El plan de rescate de Lufthansa acordado con el Gobierno alemán tras la negociación de algunas condiciones con Bruselas ha recuperado un viejo conflicto entre las aerolíneas tradicionales europeas y las low-cost por los slot, las franjas horarias en las que cada aerolínea tiene derecho a operar.

Lufthansa consiguió el viernes un rescate de 9.000 millones de euros por parte del Gobierno alemán ante la situación en que quedaba la caja de la aerolínea por la crisis del coronavirus, que incluye un acuerdo de ceder slot a otras empresas en los principales aeropuertos alemanes.

Además, el plan de rescate, negociado con la Comisión Europea, también implica que el Estado tomará alrededor de 25% del capital de la aerolínea.

Específicamente, Lufthansa deberá traspasar hasta 24 slots diarios, derechos de aterrizaje y despegue, en los aeropuertos de Fráncfort y Múnich durante un año y medio a una compañía que no esté presente ya en esos aeropuertos, a través de un proceso de licitación.

En caso de que no surgiese ningún interesado, se sacaría a concurso entre las aerolíneas que ya operan en dichos aeropuertos. No podrán competir por dichos slots las aerolíneas que hayan sido rescatadas por sus estados.

En este contexto, el rescate a la alemana reabre la brecha entre las grandes aerolíneas tradicionales y las low cost, con las primeras pidiendo ayuda gubernamental y las segundas argumentando que el mercado debería ser quien decida quién sobrevive, ha recordado Bloomberg este lunes.

Estas últimas podrían utilizar esta crisis para ganar terreno en aeropuertos donde no lo tenían con los nuevos slots.

Leer más: "Hemos podido transmitir el coronavirus en Madrid y Barcelona": los tripulantes de cabina piden auxilio para prevenir contagios en los aviones y proponen 9 medidas de protección a las aerolíneas

"Estamos intentando aprovecharnos de la situación", ha asegurado el CEO de Wizz Air, Jozsef Varadi, en una entrevista. "Lufthansa está consiguiendo una gran ventaja financiera, pero necesitarán reestructurarse tras coger todo este dinero. Así que Alemania supondrá oportunidades".  

Las low cost han conseguido ayudas modestas en comparación con las aerolíneas tradicionales: Ryanair, Wizz y EasyJet han logrado acceder a parte del plan de ayudas para la financiación del Gobierno británico y a sus 1.500 millones de libras (1.670 millones de euros), mientras que Air France-KLM ha accedido a 7.000 millones de euros del Gobierno de Francia.

Mientras, las low cost han sido más rápidas a la hora de recortar costes.

Las aerolíneas llevan meses advirtiendo de que muchas no sobrevivirán a la crisis del coronavirus sin ayuda financiera de sus respectivos gobiernos, dado que sus márgenes operativos son pequeños y la pandemia ha provocado un parón mundial de sus vuelos -y por tanto, de su facturación-, a la vez que es difícil predecir cuándo volverán los vuelos a sus niveles habituales.

Y además