Las patatas fritas más caras del mundo cuestan 200 dólares la ración y se venden en Nueva York: esto es lo que llevan

El chef Frederick Schoen-Kiewert sirve The Creme de la Creme Pommes Frites, las patatas fritas más caras del mundo, con un precio de 200 dólares.
El chef Frederick Schoen-Kiewert sirve The Creme de la Creme Pommes Frites, las patatas fritas más caras del mundo, con un precio de 200 dólares.
Reuters/EDUARDO MUNOZ
  • Las patatas más caras del mundo cuestan 200 dólares y están a la venta en un restaurante de Nueva York que también tiene el récord mundial por el precio de su helado y hamburguesa.
  • Entre los ingredientes que justifican este precio, las lujosas patatas fritas del Serendipity 3 son fritas en grasa de oca criada en libertad en Francia, escaldadas en Dom Perignon y espolvoreadas con oro comestible de 23 quilates.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si te gusta gastar dinero comiendo entonces deberías ir al menos una vez en la vida al restaurante Serendipity3. Pues hacerlo está garantizado.

Ubicado en el Upper East Side de Manhattan, en la ciudad de Nuevar York, el local tiene el récord mundial por el helado más caro del mundo (1.000 dólares —unos 842 euros—) y la hamburguesa (dólares 295 —unos 248 euros—). Si estás pensando en acompañarla con patas fritas tu menú, puede que ya te hagas una idea de lo que esto supondrá. 

Así, es. El restaurante se ha hecho recientemente con el Guiness World Records en esta categoría. Por lo que desde el pasado 13 de julio el Serendipity3 ofrece de manera oficial las patatas fritas más caras del mundo, por la friolera de 200 dólares (168,434 euros) la ración.  

Las patatas fritas, bautizadas como The Creme de la Creme Pommes Frites, han sido el plato estrella con el que el restaurante ha querido celebrar su reapertura tras el cierre por la pandemia. Y como ves, lo ha hecho por todo lo alto.

"Ha sido un año y medio difícil para todos, y necesitamos divertirnos un poco ahora", explica a Reuters  el director creativo y chef Joe Calderone.

Qué hace que estas patatas puedan costar 200 dólares

Mientras buena parte del mundo se preocupa por el coste del desperdicio alimentario, por cómo poder alimentar a casi 10.000 millones de personas de aquí a 2050 sin agotar el planeta o sencillamente por llegar a fin de mes, hay quién puede permitirse gastarse casi 500 dólares en una hamburguesa con patatas fritas.

Pero dejando debates a un lado, qué es lo que hace que un plato de patatas fritas pueda ser tan desorbitadamente caro. Sin duda añadirles un montón de ingredientes que claramente están fuera del alcance del presupuesto de la mayoría. 

Según revela el propio restaurante en su entrada de Instagram, las lujosas patatas fritas del Serendipity están elaboradas con las mejores "patatas Chipperbeck" provenientes del norte del estado de Nueva York. Las cuales son fritas en pura grasa de oca criada en libertad en Francia.

Asimismo las patatas son escaldadas y espolvoreadas con champán Dom Perignon y vinagre de Champagne Ardenne francés J. LeBlanc, sal de trufa Guerande y aceite de trufa de verano Urbani y cubierto con queso Crete Senesi Pecorino Tartufello raspado.

La guinda viene en forma de oro, en concreto de polvo de oro comestible de 23 quilates. Todo ello es acompañado con dip de salsa Mornay hecha con "crema orgánica 100% alimentada con pasto de las vacas Jersey y Raclette suiza trufada gruyere que ha sido añejada durante 3 meses", según da a conocer Mashed.

"La trufa es la estrella principal aquí", afirma en Reuters el chef ejecutivo del local, Frederick Schoen-Kiewert.

Por supuesto todo está cuidado al detalle. Así que olvida las clásicas bolsitas de papel pringadas de aceite en el que suelen venirte las patatas fritas. Creme Pommes Frites se sirven en un cuenco de Baccarat, (fabricante francés de prestigiosos objetos de cristal).

¿Todo esto te está pareciendo una extravagancia? Pues entonces más te sorprenderá saber que el plato está siendo todo un éxito. 

Según la agencia de noticias ya hay una lista de espera de hasta 10 semanas para poder probar las patatas fritas más caras del mundo.

Otros artículos interesantes:

A más de 3.000 euros el kilo de trufa blanca: la razón por la cual es uno de los manjares más caros del mundo

Estos son los 10 escritores más ricos de todos los tiempos y la fortuna que han conseguido gracias a sus libros

Este es el motivo por el que los millonarios siempre consiguen aumentar sus ganancias y hacerse cada vez más ricos: aplícalo para alcanzar la libertad económica