La generación Z tiene claras sus prioridades en el trabajo y empieza a despertar los celos de 'baby boomers', generación X y millennials

Jóvenes trabajan con un ordenador.

Getty

Las empresas se están encontrando por primera vez con una oleada de enérgicos empleados que se replantean sus condiciones, que cuestionan a sus superiores. 

Su fuerza ha crecido con la pandemia, con los cambios que ha obligado a implementar y la necesidad de ser más flexibles en todos los modelos de trabajo para superar la crisis y sus consecuencias. Pero, sobre todo, con la recién incorporación de un nuevo grupo de edad al mercado de trabajo: la generación Z.

"Quieren propósito, pero no a cualquier precio", contaba, con una experiencia de más de 10 años en gestión de capital humano y talento, Elda Benítez-Inglott Bellini, durante Nawaiam Mornings.

Lanzados, en busca de impacto y apoyados en su dominio de lo digital: así son los emprendedores de la generación Z, según 5 españoles que han fundado una compañía con solo 25 años

A pesar de que el paro juvenil en España se sitúa en torno al 29%, a los jóvenes que entran en el mercado laboral los reclutadores los empiezan a reconocer como "demandantes". 

"Quieren trabajar en una empresa que el trabajo les motive, que sea innovador, que no hagan trabajo mecánico, que todos los días le retes, que su jefe le de feedback continuamente, que comuniquen, que le paguen... Quieren todo", añade Benítez-Inglott.

Lo mejor es que las empresas están empezando a cumplir sus expectativas, porque la marca empleadora se ha convertido en un imprescindible para la captación de talento —más incluso que para la retención, y ahí es donde está el problema—. Ya no importa tanto el ingreso anual como el emocional, dicen. Este guarda el ingrediente secreto de la receta para conquistar el talento: la flexibilidad, detrás de autonomía, horarios adaptables y resiliencia ante el cambio.

"Las empresas tienen que entender que ha cambiado la situación y que ellos no pueden alterar el mercado", señala Aarón Cogolludo, responsable de Personio en España, en una entrevista con Business Insider España

El resto de generaciones tiene envidia de los Zers porque están consiguiendo que las empresas cumplan sus altas expectativas

En Estados Unidos, donde la gran renuncia cifra ya 50 millones de movimiento de empleados de todos los sectores, los jóvenes nacidos a partir de 1997 que empiezan a trabajar están empezando a despertar los celos de los baby boomers, la generación X y los millennials.

"Como sociedad, en Estados Unidos nos habíamos acostumbrado a que el trabajo es tu vida. Trabajas todo el día, comes, te acuestas y luego lo vuelves a hacer 5 días a la semana", cuenta a Business Insider Avery Monday, una tiktoker con más de 5.000 seguidores que hace sátira sobre el actual mercado de trabajo. 

Monday, que se hizo viral con un vídeo en el que farda de tener un trabajo en el que no le controlan, prioriza su salud mental y trabaja desde casa con una suscripción gratis a Spotify y su gimnasio, tuvo que hacer frente recientemente a críticas de boomers y generación X que le llamaban, como poco, "perezosa". 

"Las generaciones mayores, si pudiesen entenderlo, podrían sentirse mucho más satisfechos", defiende. 

Una encuesta reciente de Deloitte sobre los millennials y los zers —nombre abreviado de la generación Z—, reveló que la salud mental era una de las principales preocupaciones de estas quintas. Por detrás del coste de la vida, el cambio climático y el desempleo.

Las empresas están cometiendo un error en la retención del talento: no están preguntando a sus empleados qué es lo que quieren

En España, el estudio Tendencias en Beneficios para Empleados de Cobee, una plataforma europea de gestión de bonificaciones, también encontró que el seguro de salud (40%), la formación (39%) y el psicólogo online (37%) son los beneficios más valorados por los menores de 25 años —lo mismo que buscan en sus proyectos: tener impacto social, ser exclusivos e incluir siempre un componente tecnológico—. 

"A veces pensamos que superar la oferta salarial de la competencia es suficiente para fidelizar a los perfiles más júniors, pero esto no es así. Recién incorporados al mercado laboral, estos empleados valoran también otros aspectos como la cultura de empresa, los planes de retribución flexible y las posibilidades de crecimiento", destaca la responsable de Recursos Humanos de Cobee, Paula Ferrer.

En anteriores conversaciones con Business Insider España, directivos de esta misma área advertían que esta flexibilidad a la que hace referencia Ferrer es crucial si las empresas quieren optar al mejor talento

"Los empleados se mostrarán reacios a dejar atrás ese mayor grado de flexibilidad y las prácticas de teletrabajo", recoge una encuesta de Personio y Censuswide sobre el cambio de RR. HH. tras la pandemia.

Es algo que los jóvenes están forzando. Pero por lo que también están dispuestos a dejar el sueldo en un segundo plano y permanecer a largo plazo en las compañías, según el informe de Cobee e iCIMS, respectivamente. Incluso si eso supone volver de vez en cuando a la oficina

"La única forma de impulsar realmente la movilidad interna es fomentando la promoción profesional, el crecimiento y el desarrollo de la carrera, e invirtiendo en ello como empleador", recuerda Laura Coccaro, directora de personal de iCIMS. 

Aunque el country manager de Personio en España también cree que estas ganas de seguir corriendo hasta el siguiente punto sin parar puede pasarles factura en su carrera profesional. 

"Cuando llegan ya están pensando en lo siguiente y no les da tiempo a disfrutar, aprender y demostrar. El reto de esta generación será separar la inmediatez de las apps de la proyección de su carrera profesional", señala. 

"Hay que tener ambición, pero también paciencia", añade.

No obstante, cabe destacar que, si algo les distingue, es que no sólo piensan en sí mismos

"La remuneración siempre va a ser un atractivo, pero lo que también escuchamos de esta generación es que eso está muy bien, pero hay muchas más cosas que realmente están evaluando cuando miran a su futuro empleador", defiende Coccaro.

Otros artículos interesantes:

Los jóvenes quieren estar en la oficina: el 90% volvería de forma presencial, pero con flexibilidad

"O trabajas 40 horas en la oficina o te vas": el ultimátum de Elon Musk a los ejecutivos de Tesla que quieren teletrabajar

Las 'soft skills' son un motivo de despido: por qué ahora parece más importante que seas resiliente a que hagas bien tu trabajo

Te recomendamos