Los restos de un cohete chino caerán sin control a la Tierra durante este fin de semana, aunque se desconocen las ubicaciones exactas

El cohete chino Gran Marcha 5B durante su lanzamiento el 18 de julio de 2022.
El cohete chino Gran Marcha 5B durante su lanzamiento el 18 de julio de 2022.
CFOTO / Future Publishing via Getty Images

En este preciso instante, un enorme cohete chino está a punto de estrellarse contra la Tierra. Los expertos dicen que los escombros del cohete, llamado Gran Marcha 5B, probablemente golpeará la Tierra este fin de semana.

El cohete de China se lanzó el 24 de julio para entregar un módulo de investigación a la estación espacial Tiangong, que actualmente se encuentra en construcción. 

Según los investigadores del Centro de Reentrada Orbital y Estudios de Escombros (CORDS) de Aerospace Corporation, la chatarra del cohete está descendiendo y comenzará una reentrada descontrolada en la atmósfera de la Tierra en algún momento del sábado o domingo.

"La probabilidad de que los escombros que sobrevivan aterricen en un área poblada no es de cero", escriben los investigadores.

Un equipo de 50 aficionados está construyendo un cohete para llevar a personas al espacio, compitiendo con Estados Unidos, China y SpaceX

Usando datos de seguimiento, han creado un mapa que proyecta un campo potencial de ubicaciones para el reingreso de la basura espacial, pero el punto de reingreso real aún es incierto. Las líneas azules y amarillas indican todos los lugares donde podría caer el cohete. 

Los datos de seguimiento proyectan la ubicación probable del reingreso de escombros.

El ícono de satélite amarillo muestra dónde estará el propulsor exactamente a la mitad de la ventana de tiempo de 36 horas cuando posiblemente podría caer. (El ícono no es una predicción de dónde aterrizará el propulsor).

Esta es la tercera vez que China lanza un Gran Marcha 5B y permite que su cuerpo caiga a la Tierra sin control. China se prepara para lanzar el cohete nuevamente en octubre, según Spaceflightnow

Predecir un aterrizaje forzoso 

En este punto, es imposible estimar con precisión dónde caerá la etapa del cohete.

"El inconveniente es que la densidad de la atmósfera superior varía con el tiempo. Eso hace que sea imposible predecir exactamente en qué punto el satélite habrá atravesado suficiente atmósfera para derretirse, romperse y finalmente volver a entrar", explica Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian. 

La rapidez con la que los escombros se desplazan por el espacio puede generar grandes discrepancias en las predicciones. Por ejemplo, si hay una hora de diferencia y el cohete va a 27.000 kilómetros por hora, estás a 27.000 kilómetros de donde va a caer, y ese es el gran desafío.

Los expertos de Aerospace Corporation dicen que la regla general es que hasta el 40% de la masa de un objeto grande llegará al suelo. En este caso, esperan que caigan entre 5 y 9 toneladas de material

Los expertos predicen que los escombros del cohete espacial chino volverán a caer a la Tierra en algún momento de este fin de semana.

Normalmente, después de un lanzamiento, los cohetes se empujan hacia la atmósfera y vuelven a caer a la Tierra sobre áreas oceánicas remotas como el Pacífico Sur, un proceso llamado "reentrada controlada". No está claro por qué China no ha diseñado o programado el Gran Marcha 5B para hacer eso.

"En la superficie, parece irresponsable. Y es concebible que tengan suficientes datos técnicos para saber que caerá en el Pacífico Sur, incluso sin que se les empuje a hacerlo. Esa es una posibilidad. Pero ver esto caer del cielo sería desagradable", concreta a Business Insider John Logsdon, fundador del Instituto de Política Espacial de la Universidad George Washington y exmiembro del Consejo Asesor de la NASA.

Normas de comportamiento en el espacio

Si las partes del cohete caen sobre las personas o sus propiedades, China podría ser la responsable de los daños. Según el tratado de la Convención de Responsabilidad Espacial de 1972, la nación que lanza es responsable de sus cohetes y de cualquier daño que causen.

Robin Dickey, analista de políticas espaciales de Aerospace Corporation, asegura que las pautas actuales de mitigación de desechos y las pautas de sostenibilidad a largo plazo del Comité de la ONU sobre el uso pacífico del espacio ultraterrestre incluyen recomendaciones para minimizar el riesgo que representan para las personas y las propiedades, ambos apoyados por China. 

"El problema es que no son muy técnicos o específicos, y tampoco son vinculantes. No hay consecuencias legales por no tomar los pasos que se consideran factibles para mitigar el riesgo", agrega Dickey.

"Una cosa que estaré observando de cerca en respuesta a cuestiones como este reingreso es quiénes son los actores (los países, individuos y empresas) que están respondiendo públicamente a este comportamiento y diciendo que es irresponsable, porque eso indicará si nosotros podemos desarrollar normas más fuertes o más claras sobre dónde está el umbral entre estar bien y no estar bien", añade. 

El mismo tipo de cohete estalló en el espacio el 5 de mayo de 2020. Más tarde, algunos de sus escombros se estrellaron contra una aldea africana.

En mayo de 2021, piezas de otro cohete Gran Marcha de China cayeron en el Océano Índico. Y en mayo de 2020, otro cohete chino se rompió, arrojando escombros y causando daños en África

"Han estado participando en los debates de la ONU sobre las reglas de buen comportamiento. Por lo tanto, ciertamente son conscientes de la necesidad de normas de comportamiento. Ya sea que lo estén ignorando deliberadamente en este caso, es difícil pensar que sean tan irresponsables", concluye Logsdon. 

Otros artículos interesantes:

China busca a sus próximos ciberespías en la universidad: sondea a los estudiantes de traducción de 3 universidades

China crea un 'portadrones' autónomo y capitaneado con una IA que podría convertirse "en el futuro de la guerra"

Estados Unidos quiere utilizar los cohetes de SpaceX, de Elon Musk, para fines militares en acciones de respuesta rápida

Te recomendamos