CaixaBank gana 1.573 millones en el primer semestre, un 17,1% más, a pesar de una caída del margen de intereses

José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de la entidad resultante de CaixaBank.
José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de la entidad resultante de CaixaBank.
CaixaBank/Bankia
  • Caixa Bank gana 1.573 millones de euros, un 17,1% más, en los primeros 6 meses del año respecto al primer semestre de 2021, según las cuentas presentadas este viernes a la CNMV.
  • El crecimiento, sustentando en la actividad comercial y en la disminución de los gastos recurrentes por la fusión con Bankia, compensan la caída del 3,6% del margen de intereses.
  • La entidad prevé un impacto de 450 millones por el impuesto a la banca, al tiempo que tilda la medida de "injusta y distorsionadora".
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

CaixaBank ganó 1.573 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un 17,1% más respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, eso sí, tomando como base perímetros homogéneos, según las cuentas presentadas este viernes a la CNMV antes de la apertura de mercado. 

El resultado contable aumentaría un 23,1% sin incluir los efectos extraordinarios derivados de la fusión con Bankia. 

No obstante, teniendo en cuenta la operación, el resultado cae un 62,4% en tasa interanual, ya que el primer semestre de 2021 el resultado se elevó hasta los 4.181 millones de euros e incluía una aportación positiva a efectos contables de 4.300 millones por el fondo negativo de comercio o badwill. 

Sin tener en cuenta los extraordinarios de la fusión, el grupo CaixaBank habría obtenido un beneficio de 1.278 millones de euros el pasado primer semestre del 2021, y de ahí el crecimiento actual.

El Gobierno prohibirá que los bancos y energéticas trasladen sus nuevos impuestos a los consumidores

De vuelta a los actuales, estos se apoyan —además de en la disminución de los gastos recurrentes por las sinergias de la fusión— en la reducción del 16,8% de las dotaciones para insolvencia

De forma más concreta, la entidad logró en el primer semestre reducir los gastos de administración y amortización recurrentes un 5,6% interanual por las sinergias de la fusión. Los costes de personal disminuyeron un 7,5% por la salida voluntaria de profesionales. 

Unas tasas de crecimiento que compensan el descenso del margen de intereses del 3,6%, derivado del entorno de tipos de interés negativos hasta mediados del semestre. 

Los ingresos por dividendos descendieron un 13,5%, hasta los 131 millones de euros, e incluyen los abonados por Telefónica y BFA por 38 y 87 millones de euros, respectivamente (51 y 98 millones de euros en 2021).

Los resultados de las participadas bajan un 48,4% tras la venta de Erste Group Bank, mientras que los ingresos de operaciones financieras se incrementan, hasta los 247 millones frente a los 80 de un año atrás.

El margen de explotación sin extraordinarios se elevó un 10%. Esta subida podría que podría elevarse al 17,1% en el caso de los beneficios después de que se redujeran un 16,8% las provisiones para insolvencias, hasta los 376 millones de euros.

No obstante, CaixaBank mantiene un provisión de 1.257 millones de euros para hacer frente a las consecuencias que pueda tener el incierto escenario macroeconómico actual, que resulta especialmente desfavorable debido a la pandemia y a la invasión de Ucrania por parte de Rusia, tal y como han comentado. 

Un impacto de 450 millones por el impuesto a la banca

Sobre la compleja situación económica actual —entre subidas de tipos e impuestos sobre los intereses, las comisiones y los márgenes de las entidades bancarias— ha querido pronunciarse el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. 

Respecto a ete gravamen, con el que el Ejecutivo prevé recaudar 3.000 millones entre 2023 y 2024, el CEO ha dicho que se trata de una medida "injusta, distorsionador y contraproducente". 

El directivo ha ido más allá y le ha puesto número al impacto: entre 400 y 450 millones de euros en 2023, es decir, sobre el ejercicio de 2022.

Asimismo, ha tachado el tributo de "distorsionador" de la competencia, porque considera no va a afectar a todos por igual, ya que solo tendrán que afrontarlo las entidades por encima de los 800 millones de euros,

Criticas que suman a las del Banco Santander, que presentó ayer sus resultados. Su consejero delegado, José Antonio Álvarez, alertaba, entonces, que los principales afectados por el impuesto son los accionistas, pero también "la economía en general". 

Caída del ratio de morosidad e intensa actividad comercial 

De vuelta a los resultados de Caixabank, su ratio de morosidad se ha visto reducido con fuerza, hasta cerrar el semestre en el 3,2%, el nivel más bajo desde diciembre de 2008 –anotó un 3,6% del cierre de 2021–. Los fondos para insolvencias se sitúan a cierre de junio en 8.126 millones de euros.

En el ámbito comercial, los recursos de clientes se mantienen estables en el año, 624.087 millones de euros, un 0,7%, a pesar de las caídas de valoración resultantes de la volatilidad de los mercados. 

En el semestre destacan las entradas netas por valor de 19.976 millones de euros entre depósitos, seguros de ahorro y activos bajo gestión. 

Sobre esta fuerte actividad, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha hecho notar su satisfacción por "el fuerte crecimiento" de la actividad comercial, que, en su opinión, refleja nuestra capacidad y voluntad de apoyar la economía de las familias y las empresas.

En este misma linea destaca el crecimiento de la nueva producción de hipotecas, con un alza interanual del 58%, que ha llegado a los 5.928 millones de euros. Reseñable es el último trimestre récord que ha alcanzado un volumen de 3.806 millones. 

La nueva producción de financiación al consumo aumentó un 21%, hasta los 5.142 millones, y la nueva producción de crédito a empresas y banca corporativa que creció un 57% interanual. 

Respecto a la liquidez, los activos líquidos totales se sitúan en 162.847 millones de euros y el Liquidity Coverage Ratio del Grupo (LCR) a 30 de junio es del 312%, por encima del 100% requerido regulatoriamente. El ratio de solvencia CET1 es del 12,4% –también por encima del mínimo requerido–. 

Otros artículos interesantes:

El nuevo impuesto a la banca: falta conocer la letra pequeña para calibrar su impacto en un escenario marcado por la inminente subida de tipos de interés

El tijeretazo de las oficinas bancarias en España: siguen reduciéndose y ya hay menos de 19.000, tantas como en 1976

Los bancos recortan más de 21.000 empleos en los últimos 5 años, pero a pesar de los grandes ERE de CaixaBank, Santander o BBVA es la banca pequeña y mediana la que destruye más puestos

Te recomendamos