Orange España ingresa un 4,6% menos en el primer trimestre mientras continúa el proceso de fusión con MásMóvil

 Jean-François Fallacher, CEO de Orange España.
Jean-François Fallacher, CEO de Orange España.

Orange

Orange ha presentado resultados del primer trimestre de 2022. La operadora gala registró un crecimiento de la facturación del 0,7% en el total del grupo. Sin embargo, en España el escenario es diferente. 

La facturación en nuestro país de la operadora naranja cayó un 4,6% en medio de la fuerte competencia que vive el sector.

"España continúa siendo nuestro mercado más desafiante", ha señalado la nueva consejera delegada del grupo, Christel Heydemann, en un comunicado donde también destaca las conversaciones en exclusivas que existen con MásMóvil para fusionar sus negocios en España

"Esta operación nos permitiría liderar la creación de un jugador sostenible con la capacidad de inversión, las infraestructuras y la ventaja competitiva necesarias para su desarrollo futuro y el beneficio tanto de los consumidores como los negocios en España", ha apuntado Heydemann. 

Los resultados en España 

En medio de la guerra de precios, el segmento minorista facturó 785 millones de euros, un 4% menos, aunque en estos resultados la compañía señala que esta caída supone una moderación frente al 5,4% registrado en el anterior trimestre y el 7,9% previo.

En los resultados presentados, la operadora señala que se está produciendo una estabilización del segmento con una estabilización del pago por cliente (ARPU) en los paquetes convergentes.

En el negocio mayorista, los ingresos bajaron un 8,2% hasta los 197 millones de euros, mientras que las ventas de equipo, que presentaron crecimientos a doble dígito el pasado año, han caído un 3% hasta los 150 millones de euros.

Estos son los protagonistas detrás de la fusión de Orange España y MásMóvil: directivos, fondos y los reguladores que marcarán el camino

Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil; Stéphane Richard, presidente y CEO de Orange y Jean-François Fallacer, CEO de Orange España.

Orange y MásMóvil anunciaron conversaciones en exclusiva hace unos meses con el objetivo de fusionar sus negocios en España. Un movimiento largamente esperado por el mercado que observa cómo la fuerte competencia que existe en el sector está derivando en una guerra de precios que erosiona los márgenes de las operadoras en un momento en que deben afrontar nuevas inversiones con el despliegue del 5G. 

El proceso de fusión todavía tiene camino por recorrer, entre los pasos que faltan por dar están incluidas las autorizaciones de los reguladores, que estimarán los conocidos como remedies en el sector (los activos de los que deben deshacerse en la fusión) y marcarán el paso de otras posibles operaciones en el sector de las telecomunicaciones europeo. 

"Optimistas" ante la aprobación europea 

En la presentación a analistas, el director de Finanzas y Estrategia de Orange, Ramón Fernández, ha señalado que es "optimista" ante la aprobación europea de este movimiento de concentración en el caso de que la operación finalmente salga adelante. 

El directivo ha dicho que considera que "todo el mundo es consciente" de que la Comisión Europea debe "evolucionar" en materia de competencia.

Fernández también ha explicado que Orange recibió la aprobación a la compra de una participación en TKR, el segundo operador de Rumanía, lo que sienta un precedente positivo, si bien ha reconocido que los análisis de producirán "caso por caso".

Las negociaciones con MásMóvil siguen su curso, ha dicho el directivo, y respecto al calendario ha señalado que esperan anunciar el resultado exitoso en verano para cerrar la operación a mediados de 2023. 

Te recomendamos