Ryanair toma impulso tras un verano récord, minimiza el impacto de una posible recesión y eleva previsiones para 2023

Ryanair avión
  • Ryanair ganó 1.075 millones de euros en su segundo trimestre fiscal, de julio a septiembre, frente a los 225 millones de euros del año anterior.
  • La mejora del negocio responde al aumento récord en el volumen de pasajeros, cifra que alcanzó los 95 millones frente a los 39 registrados en 2021.

Ryanair brilla: la compañía aérea ha anotado durante su segundo trimestre fiscal de 2022 (de julio a septiembre) un beneficio neto atribuido de 1.075 millones de euros, frente a los 225 millones firmados un año atrás, cuando anotó sus primeros beneficios desde que se inició de la pandemia.

La buena marcha de la empresa viene dada, fundamentalmente, por el aumento en el volumen de pasajeros, que ha registrado cifras récord al situarse en 95 millones frente a los 39.1 del mismo periodo de un año atrás. Se trata de un alza del 143%.

La compañía radicada en Dublín, además, pone en el foco la fiabilidad operativa y la solidez de las tarifas de verano, las cuales aumentaron un 14% respecto a los precios anteriores a la pandemia.

"Este verano operamos al 115% de nuestra capacidad antes del periodo previo a la pandemia al tiempo que completamos más de 3.000 vuelos diarios", resalta el CEO de Ryanair, Michael O'Leary.

Con estos resultados Ryanair completa un primer semestre fiscal —de abril a septiembre— histórico al haber conseguido ganar 1.371 millones de euros, ligeramente por debajo de las estimaciones de los analistas (esperaban 1.385 millones) pero por encima del anterior récord registrado para ese periodo en septiembre de 2017, cuando cosechó 1.290 millones de euros.

La aerolínea, además, ha elevado las previsiones para su próximo año fiscal, que comienza en abril de 2023, con un ligero aumento de pasajeros de los 166,5 millones hasta los 168 millones de personas. "Las preocupaciones por el impacto que podría tener la recesión y el aumento de la inflación sobre el modelo de negocio de Ryanair se han exagerado enormemente en los últimos meses", resume en un comunicado Michael O'Leary, CEO de Ryanair.

Los ingresos crecen al mismo ritmo que los costes 

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 6.620 millones de euros, lo que supone un alza del 207% frente a los 2.150 millones de euros anotados durante el mismo periodo un año antes. 

Los derivados de los vuelos se situaron en 4.424 millones de euros entre julio y septiembre, lo que implica un crecimiento del interanual del 250%. Esas cifras han ayudado a compensar la débil Semana Santa del primer trimestre, que lastró el tráfico de pasajeros y los ingresos en un periodo ya golpeado por la invasión rusa de Ucrania a finales de febrero.

Por otro lado, los ingresos por servicios complementarios —como la reserva de asientos o embarque prioritario— aumentaron un 149%, hasta los 2.191 millones de euros, con un aumento del gasto de 23 euros por pasajero.

Los costes de explotación aumentaron un 126% hasta los 4.980 millones de euros, afectados principalmente por el aumento del 205% en combustible, cuyo gasto alcanzó los 2.180 millones de euros.

De esta forma, el coste por pasajero —sin combustible— se situó por debajo de los 30 euros en el primer semestre (ligeramente inferior al mismo periodo antes de la pandemia). El gasto de personal —que se encuentra sumido en un conflicto laboral con la empresa— se ha elevado un 93% debido al aumento de la flota y al incremento de las actividades.

Así, el efectivo bruto de Ryanair aumentó en 966 millones de euros, lo que hace que se sitúe en 4.590 millones de euros a 30 de septiembre de 2022. La deuda bruta aumentó en 60 millones de euros, hasta los 5.140 millones de euros, debido principalmente a la ampliación de los plazos de arrendamiento de 24 aviones A320. 

La deuda neta la compañía se redujo a 500 millones de euros a 30 de septiembre respecto a los 1.450 millones de euros a 31 de marzo. 

Estalla la guerra entre Ryanair y la web de viajes Kiwi.com: la aerolínea la acusa de emitir tarjetas de embarque falsas y rechazará a los viajeros que reserven en ella

Volar con Ryanair: cada vez menos low cost

Trabajadores de Ryanair.

Como ya explicó en agosto su CEO, el aumento del precio del combustible —que representa alrededor del 25% de los costes de las compañías aéreas— hará que volar con Ryanair sea cada vez menos low cost. 

La tarifa media de la aerolínea aumentará unos 10 euros en el próximo lustro, pasando de unos 40 euros el año pasado a unos 50 euros en 2027. Esto supondrá el adiós —al menos durante varios años— a las tarifas de entre uno y 10 euros que hicieron famosa a Ryanair. 

Por otro lado, los buenos números de Ryanair llegan en plena huelga de sus tripulantes de cabina. Desde hace meses, la situación de la compañía sigue encallada con los sindicatos USO y Sitcpla ante la negativa de esta de retomar las negociaciones del nuevo convenio colectivo.

Todo ello ha cristalizado en varias convocatorias de huelga —tres durante este verano— y en unos paros que tendrán lugar todas las semanas, de lunes a jueves, desde este 8 de agosto hasta el próximo sábado 7 de enero. 

A ellos están convocados cerca de 1.600 trabajadores pertenecientes a las empresas Ryanair, Crewlink y Workforce. 

Ligero aumento de las previsiones

La compañía, pese a mostrarse cautelosa debido al complejo e imprevisible marco económico, ha elevado ligeramente sus previsiones apoyada en que las futuras reservas —tanto de tráfico como de tarifas— siguen siendo fuerte. 

También en que la mayoría de sus competidores de la Unión Europea han reducido su capacidad hasta un 20% este invierno, mientras que Ryanair ofrecerá un 10% más de asientos que antes de la epidemia.

Por ello, las previsiones de tráfico para su año fiscal se elevan a los 168 millones de pasajeros frente a los 166,5 millones, lo que supone un aumento del 13%.

Asimismo, la compañía mantiene su confianza en que las tarifas de todo el año sigan siendo superiores a las antes de la pandemia, en un porcentaje de un dígito medio-alto. 

Otros artículos interesantes:

Locura por los aviones privados: los ricos recurren a vuelos chárter para evitar el caos de las aerolíneas

No, las aerolíneas no pueden cobrarte un extra por llevar la maleta de mano en cabina

Tras las huelgas de las aerolíneas hay un enfrentamiento entre sindicatos: se acusan de mentir y boicotearse

Te recomendamos