Santander gana 5.849 millones de euros en los nueve primeros meses del año tras las pérdidas del año pasado por las fuertes provisiones por la pandemia

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, y el consejero delegado, Jose Antonio Álvarez
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, y el consejero delegado, Jose Antonio Álvarez

REUTERS/Susana Vera

  • Este beneficio supone una vuelta a las ganancias tras las pérdidas de 9.048 millones del mismo periodo del año pasado cuando el banco realizó una actualización del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs). 
  • El banco espera superar las metas de rentabilidad que se habían puesto para este ejercicio y ofrecer una remuneración "atractiva" para el accionista
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Santander consolida su vuelta a los beneficios en 2021. Santander ganó 5.849 millones de euros en los nueve primeros meses del año, según los resultados que ha presentado este miércoles 27 de octubre a la CNMV. Este beneficio supone una vuelta a las ganancias tras las pérdidas de 9.048 millones del mismo periodo del año pasado cuando el banco realizó una actualización del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs). 

Tras un ejercicio 2020 marcado por la pandemia, en 2012 el grupo está volviendo a la senda del crecimiento. En el tercer trimestre estanco, el banco obtuvo un beneficio atribuido de 2.174 millones, un 25% más que en el mismo periodo del año anterior. 

El grupo Santander logró este beneficio apoyado en el crecimiento tanto del crédito, que aumentó un 4%, como de los depósitos que aumentaron un 6%. En cifras globales, los préstamos subieron 8.000 millones y los depósitos lo hicieron en 15.000 millones de euros

La diversificación geográfica sigue presente en los resultados de Santander. De esta forma, las tres regiones en las que opera (Europa, Norteamérica y Sudamérica) contribuyeron de forma similar al beneficio. 

El margen de intereses aumentó un 7% en los nueve primeros meses del año. A pesar del escenario de tipos de interés negativos, este aumento se debe a los mayores volúmenes de créditos y depósitos, según apunta el banco en su presentación de resultados. 

De cara al futuro, el banco espera superar las metas de rentabilidad que se habían puesto para este ejercicio y ofrecer una remuneración "atractiva" para el accionista. 

"Vamos por buen camino para superar significativamente nuestros objetivos de rentabilidad para 2021, al tiempo que mantenemos una ratio de capital CET1 ?fully loaded? en la parte alta de nuestro rango objetivo del 11-12%. Todo ello nos permite ofrecer una remuneración atractiva a nuestros accionistas y seguir invirtiendo en el crecimiento futuro", asegura Ana Botín, presidenta de Santander. 

"Confiamos en alcanzar nuestro objetivo de rentabilidad a medio plazo del 13-15% gracias a los avances conseguidos, una mejora de las previsiones macroeconómicas y la gran capacidad de ejecución de nuestros equipos en todas las regiones y todos los negocios", añade la directiva.

La ratio CET1 fully loadedde Santander aumentó en 15 puntos básicos en el trimestre, hasta el 11,85%, en la parte alta de la banda objetivo de entre el 11% y el 12%. El banco generó 48 puntos básicos de capital orgánicamente en el último trimestre, lo que se vio contrarrestado por impactos de -33 puntos básicos por temas regulatorios y otros. 

Las comisiones suben tras un 2020 marcado por los confinamientos

Por su parte, las comisiones subieron un 8% interanual, recuperan niveles previos a la pandemia y aumentaron en los productos y servicios de mayor valor añadido. En este apartado, la facturación por terminales de punto de venta (TPV) creció un 40% en comparación con el anterior periodo de 2020 marcado por la limitación de movimientos y el confinamiento duro por la pandemia del COVID-19. 

La facturación de tarjetas también aumentó en estos 9 primeros meses con un incremento del 25% en los ingresos. 

Estos resultados dieron lugar a una rentabilidad sobre el capital tangible (que se conoce por las siglas RoTE) del 11,8% (RoTE ordinario, 12,6%), por encima del coste de capital, según apunta el banco. 

Una de las amenazas de la pandemia era ver cómo la crisis económica derivada de la crisis sanitaria podría afectar a los impagos."El grupo ha dado apoyo significativo a sus clientes a lo largo de la pandemia mediante moratorias, créditos garantizados y otras medidas", señala la entidad. 

A septiembre de 2021, el 99% de las moratorias habían expirado, con solo un 6% en fase 3 (es decir, dudoso). El saldo de moratorias ascendía a 1.300 millones de euros (fundamentalmente en España), de la que una parte mayoritaria expira el próximo trimestre, tras el vencimiento de un volumen significativo de operaciones en Portugal en el trimestre.

La ratio de mora bajó cuatro puntos básicos respecto al trimestre anterior, hasta el 3,18%, y la ratio de cobertura se situó en el 74%. 

Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

El coste del crédito (lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera) fue mejor de lo previsto, con una reducción de 37 puntos básicos respecto al año pasado, hasta el 0,90%, gracias a las menores dotaciones. 

En los primeros nueve meses del año, las dotaciones ascendieron a 5.973 millones de euros, un 34% menos, y el fondo total de provisiones acumuladas ascendió a 24.462 millones de euros.

La remuneración al accionista: la vuelta del dividendo 

Respecto a la remuneración al accionista, y tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de levantar la recomendación de restringirla, vigente hasta el 30 de septiembre de 2021, el consejo de administración aprobó el pasado septiembre una remuneración total del 40% del beneficio ordinario del grupo. 

La remuneración se distribuirá a partes iguales entre dividendo en efectivo y recompra de acciones. Esta se realizará en dos ciclos de abono con una distribución a cuenta alrededor de noviembre y, sujeto a las autorizaciones internas y regulatorias pertinentes, pago final alrededor de mayo de 2022. 

Así, dentro de esta política, el consejo ha acordado una retribución a cuenta de los resultados de 2021 por un valor total de unos 1.700 millones de euros, equivalente al 40% del beneficio ordinario del primer semestre de 2021 y que se dividirá en dos partes. 

Por un lado, un dividendo en efectivo de 4,85 céntimos de euro por acción, que será abonado a partir del próximo 2 de noviembre. A lo que se suma un programa de recompra que tendrá un importe máximo de 841 millones de euros, equivalente al 20% del beneficio ordinario del grupo en el primer semestre de 2021, que ya fue aprobado por el BCE y que comenzó el 6 de octubre de 2021.

El aumento de los clientes digitales 

El uso de servicios digitales siguió aumentando en el trimestre. Santander tiene ya 47 millones de clientes digitales, lo que supone un crecimiento del 13%, tras crecer en un millón adicional en el tercer trimestre estanco.

Este aumento del uso de canales digitales también se refleja en las ventas. El 54% de las ventas se produjeron a través de canales digitales durante los primeros nueve meses del año, frente al 44% del mismo periodo del año pasado. En el tercer trimestre, un 57% de las ventas fueron digitales.

Otros artículos interesantes:

Google paraliza su plan para crear cuentas bancarias y esto muestra por qué Facebook, Amazon o Apple no quieren convertirse en bancos, aunque sí ofrecer pagos o dar préstamos

Los neobancos pujan por ser la alternativa a BBVA, Santander o CaixaBank: Revolut, N26 o Rebellion avivan la batalla y ahora quieren tu nómina

BBVA, Santander o CaixaBank aceleran en la carrera por ser más digitales: de las inversiones en neobancos y las soluciones de pagos a la consolidación de Bizum

Te recomendamos