Uber mejora en el segundo trimestre, pero sigue generando pérdidas: el gasto en incentivos a los conductores lastra los resultados y las acciones caen cerca de un 5%

El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi.
El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi.
Anushree Fadnavis/REUTERS
  • Uber cierra el primer semestre con unos beneficios de 875 millones de euros impulsados por la venta de sus divisiones de China y de coches autónomos a Didi y Aurora.
  • El ebitda, sin embargo, refleja que el negocio sigue generando pérdidas. Los resultados se han visto lastrado por la política de fuertes incentivos a sus conductores.
  • Las acciones han llegado a desplomarse cerca del 9% en las operaciones posteriores al cierre del mercado, aunque la caída se ha suavizado horas más tarde en torno al 5%.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Uber cierra el primer semestre del 2021 con unos beneficios de 1.036 millones de dólares, unos 875 millones de euros según el tipo de cambio actual. De esta manera la compañía de transporte ha revertido la difícil situación en la que se encontraba el mismo período del año pasado, marcada por los números rojos y unas pérdidas de 4.711 millones de euros en el peor momento de la pandemia, cuando se multiplicaron las restricciones a la movilidad en todo el mundo. 

La venta de su negocio en China a Didi, así como la venta de su división de coches autónomos a Aurora, le ha reportado unos ingresos extraordinarios de 1.614 millones de euros en conjunto, lo que ha tenido un fuerte impacto en las cuentas. 

De hecho, estas operaciones 'maquillan' de alguna manera las cuentas de la compañía, ya que el ebitda (el resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones que mide la salud del negocio en sí de una compañía) se ha traducido en unas pérdidas de 509 millones de dólares (unos 430 millones de euros) debido principalmente a los incentivos que ha destinado a sus conductores. Uber también registró un ebitda negativo el año pasado, con pérdidas que superaron los 700 millones de euros.

El valor de las acciones de la compañía cayó drásticamente tras conocerse los resultados, al cierre del mercado de ayer, hasta los 38 dólares por título, en un desplome que rozó el 9%, pero que se suavizó en parte horas después hasta rondar una caída del 5% dejando la acción rozando los 40 dólares.

Los ingresos de explotación del período entre abril y junio son de 3.319 millones de euros, un 105% más que en el mismo trimestre del año anterior, cuando las cuentas se vieron muy afectadas por la pandemia y las restricciones de movilidad en todo el mundo. Las cifras del segundo trimestre apuntan a la senda de la recuperación con un total de 1.511 millones de viajes, lo que supone también un aumento del 105% a nivel interanual.

"Esperamos que nuestras pérdidas a nivel de ebitda ajustado en el tercer trimestre mejoren para quedarse por debajo de los 100 millones de dólares", ha explicado el director financiero de la compañía, Nelson Chai, en una carta a los inversores en la que ha anticipado un récord de reservas brutas de entre 22.000 y 24.000 millones de dólares. 

Uber reduce sus pérdidas en el primer trimestre pese a la menor facturación gracias a la venta de ATG y al impulso del negocio de los envíos a domicilio

Como se apuntaba anteriormente, la principal causa de estas pérdidas a nivel de ebitda se deben al aumento de los incentivos destinados a los repartidores y conductores de la compañía. Durante la pandemia muchos conductores dejaron de operar debido a la escasa demanda de viajes. Ahora, en este segundo trimestre la demanda ha aumentado considerablemente, pero no había suficientes conductores para cubrir esos viajes, según ha explicado la empresa.

En Estados Unidos, donde se ha notado especialmente esa escasez de conductores, Uber lanzó un programa de incentivos de 250 millones de dólares (211 millones de euros) para mejorar los ingresos tanto de los conductores que ya trabajan en la plataforma, como de nuevos conductores. 

“En el segundo trimestre hemos invertido en la recuperación invirtiendo en conductores y hemos hecho un fuerte progreso, con un aumento mensual de conductores y repartidores activos en Estados Unidos de casi 420.000 entre febrero y julio”, ha dicho el consejero delegado de Uber Dara Khosrowshahi en un comunicado.

Estados Unidos y el ‘delivery’ siguen siendo clave para Uber

En este sentido, el reparto de comida, que Uber lleva a cabo bajo su filiar Uber Eats, es el área que más ingresos le ha reportado en este trimestre de 2021, con unos 1.658 millones de euros. Le sigue muy de cerca el transporte de pasajeros, que ha supuesto unos ingresos de 1.366 millones de euros. Ambos sectores han duplicado sus resultados en comparación con el mismo período del año pasado. 

Sin embargo, el área de reparto de comida (delivery) continúa reportando pérdidas respecto a los ingresos brutos de explotación (ebitda) y suponen un valor negativo de 136 millones de euros. 

Otros artículos interesantes:

Las acciones de Didi, el Uber chino, se desploman un 30% en la Bolsa de Nueva York por la suspensión de la app en el país asiático

Didi, el Uber chino, pone un precio de 14 dólares por acción para su próxima salida a bolsa, lo que supone una valoración de 67.000 millones de dólares

Aurora, la empresa de vehículos autónomos respaldada por Amazon y Uber, saldrá a bolsa vía SPAC valorada en 11.000 millones de dólares