Volkswagen mantiene facturación y mejora su resultado en el primer trimestre de 2022, pese a que sus entregas se desploman un 22% y su producción un 12%

Producción del eléctrico ID.5 de Volkswagen en su planta de Zwickau en Alemania.
Producción del eléctrico ID.5 de Volkswagen en su planta de Zwickau en Alemania.

REUTERS/Matthias Rietschel

Los problemas de la cadena de suministro, acrecentados por la invasión rusa de Ucrania, han golpeado a la producción y los vehículos entregados a clientes de Volkswagen en el primer trimestre de 2022. El fabricante alemán entregó 1,89 millones de vehículos, un 21,9% menos que en el inicio de 2021, y fabricó unos 2 millones, un 11,9% menos.

Sin embargo, la compañía germana ha sido capaz de mantener estable su facturación en la comparativa interanual (62.742 millones de euros, un 0,6% más que en el Q1 de 2021) e incluso ha mejorado de forma más que destacada su resultado operativo, que ha mejorado un 73% hasta los 8.323 millones, y su beneficio después de impuestos, situado en 6.724 millones (un 96,9% más).

Volkswagen cambia su estrategia: dejará de apostar por el volumen para centrarse en los vehículos que le dan más margen

Producción del eléctrico ID.5 de Volkswagen en su planta de Zwickau en Alemania.

¿Cómo ha sido esto posible? La compañía apunta a la "disciplina de costes" y la "flexibilidad" del grupo, así como la "relocalización de recursos" entre sus mercados para hacer frente a los problemas de suministro en Europa, China y América. También revela el "positivo efecto de las actividades de cobertura de materias primas".

En su memoria trimestral, el fabricante alemán detalla que una parte de ese retorno ese debe a la valoración de los derivados de cobertura de materias primas como el níquel, que suponen 3.500 millones de euros; así como el mix de precio y posicionamiento, o el buen desempeño del área de servicios financieros, que mejoró su resultado operativo del trimestre en un 50% (1.537 millones). 

Además, sus ventas incluyen 2.100 millones del fabricante de camiones Navistar, cuya compra se hizo efectiva en 2021.

"Como una compañía verdaderamente global tenemos capacidad de producción en todos los principales mercados mundiales. Nuestra presencia global nos ha ayudado a mitigar muchos de los efectos adversos que estamos viendo", ha subrayado el consejero delegado de la compañía, Herbert Diess, en un comunicado.

Estos son los principales resultados del primer trimestre de 2022 para Volkswagen:

  • Vehículos entregados: 1.898.000, un 21,9% menos que en el mismo periodo de 2021 (2.432.000)
  • Producción de vehículos: 2.044.000 unidades, un 11,9% menos interanual.
  • Facturación: 62.742 millones de euros, un 0,6% más que en el Q1 de 2021.
  • Resultado operativo (ebitda): 8.323 millones de euros, un 73% más.
  • Beneficio después de impuestos: 6.724 millones, un 96,9% más.

Como consecuencia de estos buenos resultados, la marca ha confirmado sus previsiones para el conjunto de 2022, un año en el que prevé aumentar sus entregas a consumidores entre un 5% y un 10%, según reveló en su presentación anual de 2021. También prevé que su facturación a nivel de grupo y de coches de pasajeros aumente entre un 8% y un 13% respecto al año anterior.

Volkswagen prevé que el suministro de semiconductores sea "mejor" durante la segunda mitad de este año. "Sin embargo, no es posible prever los efectos específicos del conflicto entre Rusia y Ucrania o los de la pandemia de covid-19", agrega la compañía.

Seat vuelve al beneficio

Por marcas, tanto Volkswagen como Seat y los vehículos comerciales del grupo mejoraron sus márgenes. Solo Skoda registró caídas en este apartado por su mayor dependencia del mercado ruso. Las marcas de lujo y coches deportivos registraron "una fuerte demanda" en modelos como los Porsche 911, Panamera y Cayenne.

No obstante, la mayoría de las marcas del grupo vieron un golpe a sus entregas: Volkswagen entregó 1,01 millones de vehículos (un 25,6% menos) y Seat (incluyendo Cupra) también cayó hasta los 91.407 coches, un 27,2% menos interanual. Solo Lamborghini mejoró un 4,8%, hasta las 2.539 unidades.

En el caso de Seat, que cerró 2021 con pérdidas de 233 millones de euros, volvió a los beneficios con un resultado operativo del trimestre de 5 millones de euros, a diferencia de las pérdidas de 36 millones que tuvo en el mismo periodo de 2021. 

Martorell podría dejar de fabricar Seat en 2029 por el despegue de Cupra y convertirse en una fábrica multimarca para Volkswagen, según el presidente del comité de empresa

Wayne Griffiths, consejero delegado de Seat, en la última presentación de resultados de la compañía española del grupo Volkswagen.

La enseña española (incluyendo Cupra) consiguió esta mejora pese a haber facturado menos: 2.404 millones frente a 2.851 millones en el inicio de 2021, por el descenso de las entregas y las ventas (107.000 unidades frente a 157.000 en Q1 2021). "La mejora en el resultado operativo se debió principalmente a la optimización de ingresos y de costes fijos", señaló la compañía en su informe trimestral.

El gigante alemán destaca el "aumento de la demanda" de modelos de Cupra como el Formentor y la "buena recepción del mercado" del Cupra Born.

Otros artículos interesantes:

Volkswagen duplica sus ganancias en 2021 pese a entregar un 4,5% menos de coches por la crisis de chips, y Seat vende un 10,3% más pero sigue en pérdidas

Volkswagen invertirá en España más de 5.000 millones entre sus fábricas y la nueva planta de baterías, según el presidente de Seat, que admite que peligran más de 2.500 empleos

Volkswagen cambia su estrategia: dejará de apostar por el volumen para centrarse en los vehículos que le dan más margen

Te recomendamos