Pasar al contenido principal

Por qué la decisión del BCE de retrasar la subida de tipos perjudica a los bancos, pero ayuda a familias y autónomos

Mario Draghi es un economista italiano, presidente del Banco Central Europeo
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo Reuters
  • El Banco de España reconocía que los tipos de interés negativos impuestos por el Banco Central Europeo han empujado a algunas entidades a endurecer las condiciones en las que se ofrece el crédito y a enfocarse en préstamos de menor riesgo. 
  • Las hipotecas continuarán teniendo tipos de interés, tanto fijos como variables, muy bajos, por lo que en los próximos meses, las que contraten una con un tipo estable se ahorrarán mucho dinero.
  • Aquellos que necesiten un crédito personal tendrán condiciones más cómodas con menores intereses.

Las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) están teniendo un efecto adverso en la banca pero, paradójicamente, pueden tener una gran influencia positiva en la economía familiar.

En algunas ocasiones, suponen una renta adicional; en otras, más dificultades para llegar a final de mes. Las adoptadas en la última reunión son muy positivas, pues durante el presente año, y probablemente durante gran parte del próximo, el tipo de interés oficial continuará en el 0%.

Un nivel tan bajo no es normal, sino francamente excepcional. En el pasado reciente, ha ayudado a los países de la zona euro a superar la crisis; en la actualidad, puede evitar que algunos vuelvan a entrar en recesión.

La economía española no corre tal peligro, pero si la de otras naciones como Alemania y Holanda. ¿Qué efectos tiene sobre las entidades y para las familias y autónomos?

El perjuicio para los bancos

A las entidades financieras, por el contrario, les está penalizando. El Banco de España reconocía que los tipos de interés negativos impuestos por el Banco Central Europeo han empujado a algunas entidades a endurecer las condiciones en las que se ofrece el crédito y a enfocarse en préstamos de menor riesgo

Los bancos obtienen sus ingresos básicos de la diferencia entre el interés que pagan por los depósitos y el que cobran por los créditos (margen de intereses). Con el precio oficial del dinero en mínimos históricos, ambos tipos están cayendo, pero el problema para las entidades es que mientras los depósitos ya casi no pueden bajar más, los préstamos tienen todavía margen de disminución.

La institución monetaria europea advirtió a los banqueros de que el sector español, a pesar de su rentabilidad y eficiencia mayor que la media, es el sexto de los 18 de la Unión Bancaria más dependiente del margen de intereses, y por tanto más vulnerable a los tipos bajos. 

En este sentido, les aporta el 67% de sus ingresos, mientras que un 22% proviene de las comisiones y un 10% de las actividades en los mercados financieros. La media es 56%, 28% y 16%, y países como Alemania, Italia y Francia presentan registros mejores. De ahí a que se están viendo especialmente dañados por estas políticas.

Leer más: Por qué invertir en depósitos es lo menos rentable que hay en la actualidad para ahorrar a largo plazo

Beneficios para familias y autónomos

Por el contrario, para el interés de las familias el resultado es opuesto. Según el informe de Economía para ti elaborado por Cofidis, las familias que quieran comprar un piso se pueden favorecer de esta situación. Las hipotecas continuarán teniendo tipos de interés, tanto fijos como variables, muy bajos. En los próximos meses, las que contraten una con un tipo estable se ahorrarán mucho dinero. Un ejemplo comparativo nos ayudará a verlo.

También genera un efecto positivo sobre las personas hipotecadas. El documento señala que si tienes una hipoteca a tipo variable, “te vas a beneficiar de que el Euribor a un año (principal referencia hipotecaria) dejé de subir”. Incluso, en lo que queda de 2019, es más probable que dicho indicador “vuelva a bajar a que continúe aumentando”

Así para una hipoteca con 15 años de vida, 150.000 euros pendientes de amortizar, y un tipo de interés que se actualiza cada diciembre y cuyo diferencial sobre el Euribor es del 1%, el ahorro anual obtenido sería de 324,36 euros.

Por otra parte, aquellos que necesiten un crédito personal tendrán condiciones más cómodas con menores intereses. Entre septiembre de 2019 y marzo de 2021, el BCE prestará dinero a los bancos siempre y cuando lo ofrezcan a familias y empresas. Por ello, este es un buen momento para solicitar la financiación que necesitamos para hacer realidad nuestro proyecto

En cuarto lugar, el escenario favorece a los autónomos. Y lo hace porque les costará menos ampliar su negocio o renovar sus instalaciones. El motivo es que la abundancia de liquidez hará que tenga acceso a una línea de crédito de manera más fácil, por un mayor importe y por un menor tipo de interés. Sin duda, una gran oportunidad para crecer o hacer más competitiva la empresa. 
 

Y además