Pasar al contenido principal

Retrato del caos político en Italia, que sigue sin gobierno un mes después de las elecciones

'La caza del tigre, el leopardo y el león' por Peter Paul Rubens.
'La caza del tigre, el leopardo y el león' por Peter Paul Rubens. Wikimedia Commons
  • Un mes después de las elecciones generales en Italia, la situación política del país sigue sin estar clara.
  • El Movimiento 5 Estrellas fue el partido más votado, pero sólo está dispuesto a trabajar junto al partido de ultraderecha, la Liga Norte, o al Partido Demócrata (PD), de centro-izquierda.
  • El PD, sin embargo, no quiere estar en el gobierno, mientras que la Liga Norte prefiere trabajar con el partido Forza Italia, de Silvio Berlusconi.
  • Se ha producido un bloqueo, y no se vislumbra un desenlace.

Ha transcurrido un mes desde que se celebraron las elecciones en Italia —un evento político que muchos creían crucial para el futuro de la eurozona— y la forma del próximo Gobierno todavía no está del todo definida.

Las elecciones no concluyeron con un ganador mayoritario, ni siquiera con una estructura obvia para una coalición presidida por el Movimiento 5 Estrellas, que inicialmente descartó gobernar en conjunto con cualquier otro partido.

El Movimiento 5 Estrellas ha suavizado un poco su postura, pero las primeras conversaciones para formar coalición han sido tímidas.

"Los políticos italianos han adoptado un enfoque prudentemente táctico en la primera ronda de consultas, enviando señales contradictorias sobre su disponibilidad para la coalición gubernamental", declaró el pasado viernes Paolo Pizzoli, un economista senior del banco holandés ING.

Los principales partidos del país iniciaron las negociaciones la semana pasada, pero todavía no se ha llegado a ningún acuerdo.

"Salvini, el líder de la Liga Norte, dejó relativamente claro que la única hipótesis viable sería una coalición entre el centro-derecha y el Movimiento 5 Estrellas, que muy probablemente no sería muy duradera, con una agenda muy limitada", escribió Pizzoli.

El ex primer ministro y jefe del partido Forza Italia, Silvio Berlusconi, se ha negado a trabajar junto al Movimiento 5 Estrellas, mientras que Luigio Di Maio, su líder, se muestra igualmente reticente a trabajar con Forza Italia. Ambas partes ejercieron su derecho de veto contra los demás durante la semana pasada.

Leer más: Los tres escenarios que UBS ve para Italia: repetir elecciones, una gran coalición o una alianza antisistema

Di Maio —quien, como líder del partido mayoritario, tiene una influencia significativa sobre las negociaciones— señaló que el Movimiento 5 Estrellas está dispuesto a trabajar junto al partido ultraderechista, la Liga Norte, o junto al Partido Demócrata (PD), gobernando por el momento por Maurizio Martina, tras la dimisión del líder del partido (y ex primer ministro italiano) Matteo Renzi.

El PD, sin embargo, "no está dispuesto a establecer una alianza "política" con los otros partidos", y está decidido a formar parte de la oposición.

En definitiva, no parece que Italia vaya a formar un gobierno próximamente.

El gráfico anterior muestra las relaciones entre las principales ramas de gobierno de Italia.
El gráfico anterior muestra las relaciones entre las principales ramas de gobierno de Italia. 111Alleskönner/Wikimedia Commons/CC 3.0

Las cosas se complican aún más por el hecho de que la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas tienen un fuerte incentivo para retrasar la formación de un gobierno hasta que se celebren elecciones regionales en dos semanas, ya que una buena actuación fortalecería su participación en las negociaciones.

Sergio Mattarella, presidente de Italia y árbitro de las discusiones, parece dispuesto a permitir demoras, dijo Pizzoli.

"El jueves pasado, en su sucinta conferencia de prensa de clausura, el presidente Mattarella reconoció que una solución al estancamiento requeriría más tiempo. Permitirá que los partidos políticos reflexionen durante estos días antes de convocar otra ronda de consultas, posiblemente el próximo jueves 12 de abril. No parecía tener prisa ni tampoco los principales actores políticos", escribió.

"Para algunos, principalmente para la Liga y para el M5E, hay un incentivo adicional para esperar un poco más. El 22 de abril se celebrarán elecciones locales en la región de Molise del Sur, donde el candidato del 5SM parece ser el favorito según las encuestas de opinión, y el 29 de abril en la región de Friuli Venezia Giulia del Norte, en la que una coalición de centro-derecha respalda a un candidato de la Liga", añadió Pizzoli.

"Sería totalmente inoportuno ampliar la coalición de centro-derecha a nivel nacional justo antes de las votaciones regionales."

Todavía es incierto saber cuándo se conseguirá establecer un gobierno en Italia.

Pero, por el momento, parece que el resultado más probable es una coalición entre el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte.

Te puede interesar

Lo más popular