Pasar al contenido principal

La revuelta de los inversores de Facebook para derrocar a Zuckerberg, contada desde dentro

Mark Zuckerberg
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook. David Ramos/Getty; Skye Gould/Business Insider
  • Un grupo de accionistas de Facebook con casi 3.000 millones de dólares invertidos en la compañía está tratando de derrocar a Mark Zuckerberg como presidente y romper la estructura directiva de la empresa.
  • Business Insider Estados Unidos ha hablado con seis prominentes accionistas que declaran que existe un nivel de inquietud sin precedentes entre los inversores de Facebook después de una serie de escándalos.
  • Están en una revuelta abierta contra el poder de Zuckerberg, que le da la capacidad de rechazar cualquier propuesta de los accionistas con la que no esté de acuerdo.
  • Un inversor lo compara con un "robber baron" un término despectivo para los magnates americanos del siglo XIX que acumularon una enorme riqueza.
  • Facebook sostiene que su dirección corporativa es "sólida y efectiva" y dividir los deberes de Zuckerberg como presidente y CEO causaría "incertidumbre, confusión e ineficiencia".

Un grupo de inversores de Facebook que se jactan de tener casi 3.000 millones de dólares (unos 2.500 millones de euros) en acciones están haciendo movimientos para derrocar a Mark Zuckerberg como presidente y destruir su base de poder en la compañía.

Business Insider ha hablado con seis prominentes accionistas que están cada vez más inquietos sobre la forma en que Facebook opera, y cada vez son más vociferantes en sus demandas de cambio. 

Todos coincidien en que la ira entre los inversores nunca ha sido más pronunciada desde que Facebook saliera a Bolsa en 2012. Han visto con frustración que la empresa se ha involucrado en una serie de escándalos, desde la interferencia electoral en las últimas elecciones presidenciales de los Estados Unidos hasta el desastre de la filtración masiva de datos de Cambridge Analytica.

Leer más: Europa advierte que el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica solo es "la punta del iceberg"

Estas crisis fueron en parte fabricadas por la forma en que opera la compañía, según los inversores rebeldes, y no han sido abordadas adecuadamente porque la estructura de dirección corporativa de Facebook significa que Mark Zuckerberg es básicamente intocable como presidente y CEO.

"Tenemos preocupaciones sobre la estructura del consejo que la compañía no parece estar preparada para abordar, lo que puede generar riesgos: reputacionales, regulatorios y de otro tipo", dice el auditor Scott Stringer de Nueva York, que supervisa alrededor de 895 millones de dólares (unos 767 millones de euros) de Facebook en acciones a través de fondos de pensiones de la ciudad.

Salida a bolsa de Facebook
La salida a bolsa de Facebook en 2012. AP

Los inversores están haciendo campaña abiertamente por un cambio radical en muchos frentes, pero existe un claro consenso en torno a dos cuestiones particulares, que surgieron sistemáticamente en las entrevistas con Business Insider:

  • Quieren que Zuckerberg renuncie como presidente y un ejecutivo independiente sea contratado en su lugar.
  • Los accionistas también quieren que se elimine la estructura de acciones de clase dual de Facebook porque creen que concentra demasiado poder en las manos de Zuckerberg y su equipo más cercano.

La mayoría de los accionistas independientes han votado a favor de las propuestas para lograr estos objetivos en las dos últimas reuniones de inversores de Facebook. La ira se desbordó en la reunión de este año, en la que Zuckerberg fue acusado de dirigir la empresa como si fuera una "dictadura", mientras que otra accionista fue expulsada del evento al expresar su malestar.

Algunos accionistas también han pedido que el comité auditor de Facebook reciba más información, pero esto se ha abordado este mes, en el que la empresa ha reforzado las responsabilidades del comité para abarcar el impacto social, la privacidad y la ciberseguridad.

Facebook ha negado que esto fuera una respuesta a las demandas externas. Pero los accionistas se consuelan con el hecho de que es una señal de que la firma, en cierto sentido, está escuchando esas quejas. E incluso si fue una victoria, solo fue una batalla, no la guerra. Ahora los inversores quieren avances en otros asuntos. 

Facebook se niega a comentar sobre la inquietud de los inversores. Una portavoz ha remitido a Business Insider Estados Unidos a declaraciones pasadas en las que dice que su estructura de dirección empresarial es adecuada para su propósito.

Sin duda ha demostrado ser una apuesta bastante segura para los inversores. Las acciones de Facebook han crecido más del 400% desde su oferta pública inicial en 2012, los ingresos se han disparado casi un 1.000% a 40.000 millones de dólares (unos 34.200 millones de euros), y tiene 2.200 millones de usuarios activos mensuales, o alrededor del 30% de la población mundial. Todo este tiempo, ha superado los desafíos de rivales como Twitter y Snap.

En muchas otras compañías, los accionistas elogiarían la administración de Zuckerberg. Pero, en cambio, quieren debilitar su influencia.

Leer más: Esto es lo que ganan Facebook, Instagram, Twitter y Google con tus datos personales

Zuckerberg no responde ante nadie

Michael Frerichs, Tesorero del Estado de Illinois, que ha invertido alrededor de 35 millones de dólares (unos 30 millones de euros) en Facebook, dice que los accionistas quieren quitar a Zuckerberg como presidente por una simple razón: "Él no rinde cuentas ante nadie, ni al directorio ni a los accionistas, lo que es una mala práctica de gobierno empresarial. Es su propio jefe y claramente no ha funcionado ".

Frerichs ha estado coordinando con otros cuatro accionistas, con intereses combinados en Facebook por valor de alrededor 2.000 millones de dólares, para presionar por el cambio. Los esfuerzos han sido encabezados por la inversora activista Natasha Lamb, socia gerente de Arjuna Capital, que afirma que hay "muy poca confianza" en el trabajo que está haciendo Zuckerberg.

Mark Zuckerberg y Bill Gates
Mark Zuckerberg dice que Bill Gates es un ejemplo a seguir y su mentor.

Empresas como Apple, Google, Oracle, Twitter y Microsoft han dividido el papel de presidente y CEO, según explica Jonas Kron, vicepresidente senior de Trillium Asset Management, que gestiona cerca de 10,5 millones de dólares (unos 9 millones de euros) en acciones de Facebook en nombre de la organización filantrópica, Park Foundation.

Kron afirma que Zuckerberg debería considerar a su modelo y mentor, Bill Gates, como guía. Gates separó el cargo de director ejecutivo y presidente cuando renunció como CEO de Microsoft en 2000.

Pero el poder de Zuckerberg se ve aumentado por sus derechos de voto. Facebook divide sus acciones en dos clases: Clase A y Clase B. Esta última tiene 10 veces más poder de voto que la Clase A, y da la casualidad de que Zuckerberg posee el 75% de estas acciones. Significa que tiene más de la mitad del poder de voto en Facebook y, por lo tanto, un control casi total.

Leer más: Dejar Facebook costará a los fundadores de WhatsApp 1.300 millones

"Cuando se combinan los roles de presidente y CEO, además de que el presidente y CEO posee una participación mayoritaria de esa compañía, eso es una mezcla tóxica. Significa que hay muy poco espacio para cualquier tipo de disidencia", dice Michael Connor, el directorde Open Mic, una organización que ayuda a los accionistas a hacer campaña para mejorar la administración en algunas de las compañías más grandes de Estados Unidos.

El poder de Zuckerberg para ignorar las preocupaciones de los inversores se ha evidenciado en los últimos 13 meses. Una propuesta para derrocarlo como presidente fue establecida y rápidamente aplastada en la reunión de inversores del año pasado. El análisis de Connor, sin embargo, muestra que fue respaldada por el 51% de los accionistas independientes.

Natasha Lamb
Natasha Lamb ha estado liderando el lobby de los inversores. Natasha Lamb

La historia se ha repetido en mayo en la reunión de accionistas de 2018 de Facebook. Los inversores presentaron una propuesta para abolir la estructura de participación de clase dual y, nuevamente, se votó en contra. Pero si se profundiza un poco, los datos muestran que la propuesta fue apoyada por un sorprendente 83% de accionistas independientes.

Dicho de otra manera, si Zuckerberg no está de acuerdo con los accionistas, siempre tiene la carta de triunfo.

Patrick Doherty, director de gobierno corporativo en la oficina del Contralor del Estado de Nueva York, que se encarga de más de 1.000 millones de dólares en acciones de Facebook, afirma que es una configuración que pertenece al pasado.

Doherty explica: "La idea de que debería haber un autócrata a cargo de una gigantesca empresa pública, que invierte miles de millones de dólares en acciones para los accionistas, es un anacronismo. Se remonta al siglo XIX cuando estaban los barones ladrones que eran autócratas y dictadores ".

Y Lamb tiene experiencia directa de la reticencia de Facebook a participar. Ella ha estado haciendo campaña sobre diferentes cuestiones, incluida la remuneración de género, pero el jefe de comunicaciones , Elliot Schrage, la rechazó en la reunión de inversores del mes pasado y dijo que Lamb "no era simpática". Lamb dijo que era un comentario "sexista", indicativo de que Facebook no escucha a los accionistas. Schrage se disculpó más tarde.

Pero ella puede ver una razón simple por la que Zuckerberg sería reacio a acabar con la estructura de doble clase: porque él estaría "firmando un contrato por su propia desaparición".

Leer más: Un gran accionista de Facebook pide la dimisión de Zuckerberg

En un comunicado el mes pasado, que se opone a la propuesta del inversor de abolir la estructura de acciones, Facebook explica que las dos clases de acciones han estado vigentes desde 2009, tres años antes de que la empresa saliera a Bolsa.

"Creemos que nuestra estructura de capital es lo mejor para nuestros accionistas y que nuestra estructura actual de dirección corporativa es sólida y efectiva", continúa Facebook.

Ante la perspectiva de eliminar a Zuckerberg como presidente, la compañía cree que esto causaría "incertidumbre, confusión e ineficiencia en la función de la junta directiva y la administración".

Varios accionistas declaran a Business Insider que estas justificaciones entran en conflicto con la gira de disculpas de Zuckerberg después de que Cambridge Analytica utilizara los datos de Facebook con fines políticos.

Específicamente, el CEO dijo "no tuvimos una visión lo suficientemente amplia de nuestra responsabilidad, y eso fue un gran error" en referencia a noticias falsas, intromisión electoral y privacidad de datos. Los accionistas con los que hemos hablado están de acuerdo por unanimidad que una estructura corporativa diferente habría abierto los ojos de Zuckerberg a los escollos de su mantra de "muévete rápido y rompe cosas", que Facebook ahora ha abandonado.

"Cuando te abres a más opiniones, más voces independientes, es más probable que tomes mejores decisiones. Es más probable que alguien con un gobierno independiente hubiera hablado sobre algunas de estas cosas", afirma el Tesorero del Estado de Illinois, Frerichs.

Los inversores seguirán arrojando granadas

Los inversores no van a dejar de recordarle a Zuckerberg sus responsabilidades. Continuarán presentando propuestas en las reuniones anuales de accionistas, escribiendo cartas estridentes a los directores de Facebook, interactuando con la administración a través de reuniones y otra correspondencia, y dando a conocer sus frustraciones a la prensa.

Pero Dylan Sage, el director general de Baldwin Brothers, cree que se necesitará algo significativo para que Facebook preste atención. Según ha sugerido, una caída sustancial en los ingresos o en los usuarios podría provocar disturbios en la junta, o el problema podría ser retirado de las manos de la compañía.

Leer más: Este gráfico muestra cómo se ha hundido la popularidad de Facebook por el escándalo de Cambridge Analytica

"Si continúas viendo más Cambridge Analyticas en la plataforma, o Facebook desviando las elecciones, o creando crímenes de odio y limpieza étnica en todo el mundo, entonces verás malestar social hasta el punto en que los organismos reguladores entren y ordenen el cambio" añade Sage. Él se deshizo de muchas de sus acciones de Facebook después del escándalo de Cambridge Analytica, pero todavía tiene alrededor de 2,8 millones de dólares (unos 2,4 millones de euros)  invertidos en la compañía.

Travis Kalanick
¿Podría estar Zuckerberg dirigiéndose a su momento Travis Kalanick? REUTERS/Danish Siddiqui

En última instancia, todos los inversores estuvieron de acuerdo en que quieren lo mejor para Facebook.

"Tenemos los mejores intereses de la compañía en el corazón porque somos un inversor importante", dice Doherty. "Tenemos más de 1.000 millones de dólares invertidos en Facebook en este momento, por lo que nosotros y los otros inversores creemos que Facebook sigue siendo una buena inversión, pero hay problemas muy graves que deben resolverse".

"Como inversores a largo plazo en Facebook, queremos asegurarnos de que la compañía sea fuerte", añade Stringer. Frerichs continua: "Se trata de garantizar la viabilidad a largo plazo de la empresa y, con los cambios en el gobierno corporativo, podemos reducir parte del riesgo".

Connor, que no tiene participación en Facebook, le recuerda a Zuckerberg que las compañías tecnológicas no son invencibles, incluso si a veces parecen intocables.

"La gente piensa que compañías como Facebook son a prueba de balas, y no lo son", dice. "Hubo empresas como AOL y Yahoo que iban y venían. Hubo gente como Travis Kalanick, cofundador y CEO de Uber, que vino y se fue. Estas cosas pueden autodestruirse".

Te puede interesar