El riesgo de nuevos problemas cardíacos es mucho mayor un año después de la recuperación de COVID-19, según un gran estudio en no vacunados

Paciente de covid en hospital

Leonardo Fernandez Viloria/Reuters

  • Investigadores del Departamento de Asuntos de Veteranos de EEUU han comparado las tasas de nuevos problemas cardiovasculares de 3 grupos diferentes.
  • "Demostramos que, más allá de los primeros 30 días después de la infección, los individuos con COVID-19 tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular incidente que abarca varias categorías", afirman los autores.
  • "El riesgo y la carga de enfermedad cardiovascular a un año en los supervivientes del COVID-19 agudo son sustanciales", concluyen los científicos, que lanzan una advertencia para el futuro.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Un amplio estudio ha analizado las consecuencias cardiovasculares a largo plazo del COVID-19 y ha observado "mayores riesgos de una amplia gama" de este tipo de enfermedades en todos los subgrupos de personas participantes.

Investigadores del Departamento de Asuntos de Veteranos de EEUU han partido de los datos de 153.760 personas infectadas por el coronavirus antes de que se dispusiera de vacunas, de 5,6 millones de personas que no contrajeron el virus y de 5,9 millones de personas cuyos datos se recogieron antes de la pandemia, con el objetivo de "estimar los riesgos y las cargas de un año de un conjunto de resultados cardiovasculares incidentes preespecificados".

"Demostramos que, más allá de los primeros 30 días después de la infección, los individuos con COVID-19 tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular incidente que abarca varias categorías, incluyendo trastornos cerebrovasculares, disritmias, cardiopatía isquémica y no isquémica, pericarditis, miocarditis, insuficiencia cardíaca y enfermedad tromboembólica", explican los autores.

3 razones por las que Margarita del Val cree que no deberías contagiarte ahora con el COVID-19

"Estos riesgos y cargas fueron evidentes incluso entre los individuos que no fueron hospitalizados durante la fase aguda de la infección y aumentaron de forma escalonada según el entorno de atención durante la fase aguda (no hospitalizados, hospitalizados e ingresados en cuidados intensivos)", prosiguen, en un estudio publicado este lunes 7 en la revista Nature.

"Nuestros resultados proporcionan pruebas de que el riesgo y la carga de enfermedad cardiovascular a un año en los supervivientes del COVID-19 agudo son sustanciales. Las vías de atención de los supervivientes del episodio agudo de COVID-19 deben incluir la atención a la salud y la enfermedad cardiovascular", concluyen.

"No puedo leer más de dos páginas seguidas y ver la tele me provoca espasmos": 5 personas que sufren covid persistente cuentan por qué no pueden seguir con su vida como antes

En concreto, con una media de un año después de su recuperación de la infección, los pacientes con COVID-19 tenían un riesgo un 63% mayor de sufrir un ataque al corazón, un 69% más de padecer un ritmo cardíaco irregular problemático, un 52% más de sufrir un accidente cerebrovascular, un 72% más de padecer una insuficiencia cardíaca y un riesgo casi 3 veces mayor de sufrir un coágulo sanguíneo potencialmente mortal en los pulmones en comparación con los otros 2 grupos, recoge Reuters.

Los riesgos de enfermedades cardiovasculares eran "evidentes" en todos los subgrupos: jóvenes y mayores, personas blancas y negras, hombres y mujeres, y otros; en personas sin antecedentes de enfermedad cardiovascular; y en quienes no necesitaron hospitalización o atención en la UCI durante la fase aguda de infección por SARS-CoV-2 [coronavirus que causa el COVID-19], explica uno de los investigadores.

"Los gobiernos y los sistemas sanitarios de todo el mundo deben estar preparados para hacer frente a la probable contribución significativa de la pandemia de COVID-19 a un aumento de la carga de enfermedades cardiovasculares", advierte Ziyad Al-Aly, experto en covid largo o persistente, epidemiólogo y del Instituto de Salud Pública de la Universidad de Washington en San Luis (EEUU).

"Debido a la naturaleza crónica de estas afecciones, es probable que tengan consecuencias duraderas para los pacientes y los sistemas de salud y que también tengan amplias repercusiones en la productividad económica y la esperanza de vida", continúa, en un hilo en Twitter.

"Para hacer frente a los retos que plantea el covid largo se necesitará una estrategia de respuesta global urgente y coordinada a largo plazo, muy necesaria pero hasta ahora inexistente", señala.

Otros artículos interesantes:

Científicos encuentran una nueva explicación a los casos graves y persistentes del COVID-19: virus latentes en el organismo que se activan con la infección

La UE defiende un tratado mundial vinculante para prevenir pandemias: prohibiría mercados de animales salvajes e incentivaría informar de nuevos virus

3 razones por las que Margarita del Val cree que no deberías contagiarte ahora con el COVID-19

Te recomendamos