Robinhood puede alcanzar una valoración de 35.000 millones en su salida a bolsa: cuánto dinero pueden embolsarse sus fundadores y qué retos tiene la compañía a corto plazo

Robinhood CEO Vladimir Tenev.

Noam Galai/Getty Images for TechCrunch

  • Robinhood ya ha presentado sus credenciales para salir a bolsa la próxima semana con una valoración estimada en los 35.000 millones de euros (29.700 millones de euros).
  • El estreno bursátil puede bañar de millones a sus fundadores con la operación, aunque la compañía sigue teniendo algunas presiones regulatorias a las que hacer frente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La salida a bolsa de Robinhood es una de las más esperadas del año y ya va cobrando fuerza.

El bróker estadounidense tiene como objetivo recaudar hasta 2.300 millones de dólares (unos 1.953 millones de euros) en su próximo debut en Wall Street, tal y como explica la compañía en su folleto de presentación ante la SEC.

La empresa indica que ofrecerá 55 millones de acciones a un precio de entre 38 y 42 dólares cada una durante su road show. En este sentido, en el extremo superior de ese rango, Robinhood podría tener una capitalización bursátil de 35.000 millones de dólares (sobre los 29.700 millones de euros), según estima Business Insider.

Se trata de una cifra que contrasta con las métricas del pasado. Robinhood fue valorada en 11.700 millones de dólares (alrededor de los 9.936 millones de euros) en una ronda de recaudación de fondos privada a finales del 2020. Pero basándose en la negociación en el mercado secundario, el analista de Bloomberg Intelligence, David Ritter, había estimado previamente que podría valer hasta 40.000 millones de dólares.

Su intención es la de dar el salto al el Nasdaq con el símbolo de cotización "HOOD" y se espera que su estreno se produzca a finales de la próxima semana. Según su nuevo programa para "democratizar" las OPV, Robinhood planea asignar el 35% de sus acciones a inversores minoristas, según informó The Wall Street Journal.

Goldman Sachs, Barclays, Citigroup y JPMorgan son los principales colocadores de la operación. 

En este sentido, si la famosa plataforma para invertir alcanza los 101,50 dólares por acción en los próximos 4 años en bolsa, los cofundadores Vlad Tenev y Baiju Bhatt podrían recibir hasta 1.400 millones de dólares en acciones de la compañía cada uno, según un documento presentado al regulador norteamericano el pasado mes de junio. 

Robinhood, que cuenta con 17,7 millones de usuarios activos mensuales, tiene 81.000 millones de dólares en activos bajo custodia, dice el folleto. También, concreta que tiene 22,5 millones de cuentas financiadas o vinculadas a una cuenta bancaria, frente a los 18 millones del primer trimestre de este año. Muy por encima de las 40.000 cuentas que contaba en 2014.

Los ingresos del primer trimestre de 2021 ascendieron a 522 millones de dólares, frente a los 128 millones de dólares del mismo período del año pasado. La compañía espera presentar una facturación para el segundo trimestre en el rango de los 546 millones y 574 millones, marcando un salto del 129% de los 244 millones obtenidos en el segundo periodo del pasado ejercicio.

Con este contexto, los expertos consideran que Robinhood tiene margen para ser una OPV exitosa. En una nota distribuida a sus clientes institucionales, Atlantic Capital, cree que puede ser un estreno de gran éxito: “a pesar de que los mercados están testeando determinadas zonas de control, un estreno como el de Robinhood puede animar las operaciones de minoristas, principalmente”.

Pero matiza: “habrá que esperar a ver dentro de unos meses cuál puede ser el éxito real de Robinhood y si no termina pasando por un proceso de volatilidad y capitalización de ventas como Coinbase”.

El impacto positivo para los fundadores

La cuestión es qué supone este estreno bursátil para los fundadores y cómo puede incrementarse su riqueza personal con esta puesta de largo tan esperada. 

Tenev y Bhatt, poseen participaciones en la compañía por valor de aproximadamente 2.500 millones de dólares y 2.800, respectivamente, al precio medio, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Tenev tendrá el control del 26% de la compañía (teniendo en cuenta el poder de boto), mientras que Bhatt, tendrá el 39%.

Salesforce Ventures, el brazo de inversión de Salesforce.com, expresó interés en comprar hasta 150 millones de acciones de Robinhood al precio de la OPV

Es el primer movimiento institucional que se ha podido constatar hasta la fecha y la empresa de más dimensión en subirse al barco de Robinhood en su estreno.

Mayor escrutinio por parte de los reguladores

La creciente popularidad de Robinhood ha llevado al escrutinio de los políticos y reguladores. Son los retos que tiene en el más corto plazo, al centrarse las miradas  en la denominada democratización de las inversiones y su papel en el fenómeno de las meme stock. En el apogeo del frenesí volátil del mes de enero causado por acciones como GameStop, la compañía tuvo que recaudar miles de millones de dólares de sus patrocinadores.

En junio, la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera impuso una multa de casi 70 millones de dólares a Robinhood, un récord para el organismo de control. Finra alehaba que Robinhood había engañado a sus clientes sobre los márgenes, algo que la empresa ni confirmó ni desmintió.

La compañía reveló que espera pagar 30 millones en un acuerdo con el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York por las acusaciones de que sus prácticas de ciberseguridad y el monitoreo de las transacciones de criptomonedas eran insuficientes. La empresa concretaba que al menos asumiría 15 millones de dólares para resolver las reclamaciones.

Otros artículos interesantes:

Así ha influido el comercio electrónico en el espacio inmobiliario logístico: por qué Prologis o Grupo Goodman son las mejor situadas para crecer en bolsa, según un experto de AXA IM

Las grandes fortunas solo se preocupan por las criptomonedas como "curiosidad" y no como inversión, pero sí apuestan por la sostenibilidad, según el CEO de Wealth Solutions

La subida del acero y otros metales industriales desata un ‘boom’ en el mercado inmobiliario: así puede repercutir en el precio de la vivienda

Te recomendamos

Y además