Se despierta, se sorprende e incluso finge tomar conciencia de sí mismo: las impresionantes expresiones del último robot con aspecto inquietantemente humano

Robot desarrollado por Engineered Arts.
Robot desarrollado por Engineered Arts.

Engineered Art / YouTube

  • La empresa británica de robótica Engineered Arts ha desarrollado un robot con una gran capacidad de expresar emociones a través de su rostro.
  • Por ahora, se trata de un prototipo con limitaciones como no poder caminar.
  • Su futuro inmediato es el alquiler para eventos que giren en torno a las posibilidades que ofrece la tecnología.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se despierta, abre sus ojos, contorsiona su cara, muestra sorpresa a través de un rostro gris, examina sus manos con incredulidad y amaga con tomar conciencia de sí mismo. 

Finalmente, con una sonrisa burlona, mira a cámara y, como un actor que ha acabado su representación, saluda a público mientras parece decir "Os lo habíais creído, ¿no?".

Se trata de uno de los últimos videos publicados por Engineered Arts, una empresa británica de robótica que ha presentado recientemente un robot humanoide que exhibe una impresionante capacidad de expresar emociones a través de sus expresiones faciales.

Estas han quedado puestas de manifiesto en una presentación que ha servido como botón de muestra de lo que puede llegar a Ameca, nombre que recibe por ahora la máquina.

Se trata de una inteligente ilusión (los gestos del robot fueron secuenciados con antelación y no responden a ningún tipo de improvisación diseñada por inteligencia artificial alguna) que, por otra parte, exhibe hasta qué punto son ya capaces de parecerse a los humanos los robots.

Creado específicamente para el desarrollo de futuras tecnologías robóticas, explica la empresa, Ameca es un robot humanoide diseñado para explorar cómo pueden llegar a ser las interacciones entre robots y humanos.

Para ello, la premisa de la que parte Engineered Arts es que una inteligencia artificial que se acerque a la manera que tienen de pensar los seres humanos requiere por otra parte un cuerpo que se asemeje al aspecto que tienen los seres humanos.

Así, explica Engineered Arts, los sistemas de inteligencia artificial y aprendizaje automático pueden probarse y desarrollarse en Ameca junto con su sistema operativo, que recibe el nombre de Tritium.

El hardware de Ameca, por otra parte, responde a la investigación llevada a cabo por la empresa en robótica humanoide. 

Esta se ha traducido en Mesmer, un sistema que permite a la empresa fabricar potentes robots de aspecto hiperrealista. 

Ameca, además, presenta un hardware y un software que son modulares, por lo que son fácilmente actualizables; sus partes son independientes y funcionan aunque solo se cuente con una cabeza o un brazo. Estos se pueden conectar en todo caso a la nube.

"Su movimiento suave y realista y sus avanzadas capacidades de expresión facial hacen que Ameca pueda establecer una relación instantánea con cualquier persona", dice la empresa.

Por ahora, la compañía británica pone su Ameca a disposición de empresas que quieran comprarlo o alquilarlo

Se trata de la herramienta ideal, dicen, para sorprender a visitantes y prensa en eventos que giren en torno a las posibilidades que ofrecen los nuevas tecnologías.

Y una advertencia clave: aunque Ameca es verdaderamente notable a la hora de transmitir emociones, todavía no puede caminar. Se trata de una limitación que la empresa quiere corregir próximamente. 

Otros artículos interesantes:

Investigadores consiguen que el primer robot vivo del mundo se reproduzca dándole forma de Pac-Man

Alphabet ha puesto una flota de robots que trabajan de forma autónoma a limpiar las oficinas de Google

Los robotaxis suenan a ciencia ficción, pero Nissan ya ha empezado a probarlos en el mundo real cerca de Tokio

Te recomendamos

Y además