Este robot cocina las patatas fritas mejor que tú: "Es más rápido, más preciso, más fiable y está más feliz que la mayoría de los humanos"

Flippy 2, el brazo robótico de Miso Robotics que cocina patatas fritas.
Flippy 2, el brazo robótico de Miso Robotics que cocina patatas fritas.

Miso Robotics / YouTube

La empresa estadounidense Miso Robotics imagina un futuro en el que, al acudir a un restaurante de comida rápida, un niño pueda terminar preguntando cómo era posible que antiguamente los seres humanos tuvieran que hacer lo que están haciendo los robots: cocinar.

La imagen no deja de ser controvertida por todo el debate que genera en torno a los posibles efectos  adversos en el empleo que puede tener la sustitución de mano de obra humana por robots. Sin embargo, es indudable que ese futuro se acerca.

Buena muestra de ello es Flippy 2, un brazo robótico bastante parecido a los que ya trabajan en las cadenas de montaje automovilísticas. 

Los inquietantes límites de la tecnología: OpenAI cierra una web de desarrollo de chats con inteligencias artificiales después de que un hombre reprodujera la personalidad de su difunta prometida

Pero Flippy 2, hijo robótico de Flippy, un robot cocinero de hamburguesas, tiene una peculiaridad: es capaz de freír sin ayuda de nadie patatas fritas, aros de cebolla, alitas de pollo y todo lo que sea susceptible de entrar en una freidora.

Es resultado de un proceso de ensayo y error. Tras fabricar a su antecesor, Miso Robotics se dio cuenta de que donde hay más atasco en una cocina de comida rápida no es en la zona de hamburguesas, sino que este se suele dar en la freidora, sobre todo en momentos de gran afluencia.

Con todo y con eso, hay que reconocer que por ahora las recetas de este chef mecanizado no son demasiado elaboradas

Las funciones de Flippy 2 se limitan por el momento a recibir la comanda correspondiente, extraer del congelador el producto que hay que freír, introducir la cantidad asignada en una cesta, sumergirla en una balsa de aceite y extraerla pasado el tiempo justo. Ni más ni menos.

A ojos de Mike Bell, consejero delegado de Miso Robotics, se trata de la clase de tareas que los humanos prefieren no hacer, lo que justifica el enfoque de la empresa: Flippy 2 no va a robar el trabajo a nadie, sino que simplemente va a ahorrar a los cocineros tareas tediosas.

"Es más rápido, más preciso, más fiable y está más feliz friendo patatas que la mayoría de los humanos", ha explicado Bell en una entrevista con Reuters.

11 trabajos que estarán de moda en 2022: estas serán las profesiones en las que encontrarás más oportunidades laborales

Pero esto no cierra ni mucho menos el debate. Bell reconoce en la misma conversación que 3 grandes cadenas de restaurantes que actualmente se encuentran haciendo las primeras pruebas con Flippy 2 prefieren que no se sepa su nombre debido a la polémica que generaría. 

Entre las cadenas de restaurantes que sí se han animado a salir a la palestra, Flippy 2 se ha convertido en un inesperado polo de atracción de clientes: "La primera vez que ven el robot se sorprenden y quieren sacarse fotos con él. Luego ya la gente se acostumbra y Flippy 2 se convierte simplemente en parte del equipo", explica Bell.

Algunas de las cadenas que están probando Flippy 2 son Jack in the Box en San Diego, White Castle en el Medio Oeste y CaliBurger en la Costa Oeste, entre otras muchas. La última en unirse oficialmente en la lista ha sido Wings & Rings, que tratará de experimentar de primera mano las bondades de Flippy 2 en su local de Kentucky.

"Nos han impresionado tanto nuestras conversaciones con Miso y nuestras pruebas iniciales de Flippy que estamos añadiendo más elementos del menú a nuestro piloto. Flippy es consistente, fiable y cocina nuestra comida incluso más rápido que antes sin sacrificar el sabor que nos caracteriza", dijo sobre esta prueba Bob Bafundo, director de operaciones de la empresa, en un comunicado.

Actualmente, Miso Robotics cuenta con un equipo de 90 ingenieros que no solo están desarrollando las funcionalidades de Flippy 2, sino que también están prestando cada vez más atención a posibles evoluciones de esta tecnología.

El panel solar más eficiente del mundo se fabrica en España: así generan la energía en Abora

Una de ellas es Sippy, otro brazo semejante Flippy pero orientado a servir bebidas, tapa y pajita incluidas.

Gracias a este tipo de innovaciones y a una potentísima campaña de crowdfunding, Miso Robotics cuenta hoy con 25.000 accionistas a través de los cuales ha conseguido levantar 75 millones de dólares

En su última ronda de financiación, la empresa alcanzó una valoración de 500 millones de dólares, lo que la deja de medio camino de convertirse en un unicornio, nombre que reciben en el mundo de las startups las empresas tecnológicas que alcanzan los 1.000 millones de valoración.

Otros artículos interesantes:

Taxis tradicionales versus robotaxis, ¿cuál será el más barato?

Amazon compra iRobot, el fabricante del robot aspirador Roomba, por 1.700 millones de dólares

Este robot de limpieza puede vaciarse de residuos él solo y llenarse de agua y detergente sin intervención humana

Te recomendamos