Pasar al contenido principal

Los robots han llegado: estos son los trabajos que pueden ser sustituidos

Automatización a través de los robots
Getty Images
  • Los trabajos de vendedores, contables y auditores y minoristas serán los primeros en desaparecer cuando llegue la automatización, según el libro Los economistas y la economía digital, publicado por el Consejo General de Economistas de España.
  • Las profesiones de terapeuta, dentista y entrenador deportivo son las menos automatizables. 

Los robots, la inteligencia artificial, la digitalización o automatización son temas recurrentes al hablar sobre los retos de la industria. Lo que está claro es que la tecnología ha venido para quedarse y, de paso, la transición hacia su completa implementación en los diferentes sectores ya ha comenzado. Así que mientras la penetración tecnológica avanza, muchos puestos de trabajo actuales dejarán de existir. Vendedores, contables y auditores y minoristas serán los primeros en caer, según los expertos. 

Lo cierto es que la digitalización ha transformado la forma de trabajar en los últimos años y, ahora, se prevé que los primeros empleos que la tecnología se llevará por delante serán los más rutinarios y repetitivos, estos tienen más probabilidades de ser sustituidos por máquinas. Esta sustitución tecnológica comenzará por los trabajos de baja cualificación, y reportará a las empresas no sólo una reducción de costes a largo plazo sino también un aumento de la eficiencia pues, a final, una máquina no estaría sujeta a horarios de trabajo.

Los avances en inteligencia artificial y los algoritmos de aprendizaje automatizado (machine learning) suponen también un desafío para aquellos trabajos vinculados al manejo de datos.  El procesamiento de solicitudes, la compilación de informes, la recopilación de bases de información o actualización de bases de datos están destinados a ser impactados por la tecnología. Por el contrario, las profesiones en las que el contacto humano y la creatividad son elementos indispensables serán difícilmente sustituibles.  

Es más, la probabilidad de desaparición de los vendedores es del 99%, según recoge el libro Los economistas y la economía digital, publicado por el Consejo General de Economistas de España y presentado hace unos días. Esto incluye, por ejemplo, a cajeros, así como empleados de empresas de alquiler y teleoperadores.  Atendiendo a un estudio publicado por The Economist, el libro apunta que el 42% de las profesiones tienen muchas probabilidades de ser sustituidas por máquinas. 

Lo cierto es que ya se pueden encontrar ejemplos de esta automatización. Más allá de los puntos de click&collect que ya empiezan a ofrecer algunas empresas de comercio electrónico, y donde la entrega del producto la realiza una máquina, ya existen muestras reales de locales donde la venta depende directamente de una máquina. Por ejemplo, el restaurante Eatsa en San Francisco que funciona como una máquina expendedora de comida. 

Probabilidad de desaparición profesiones
Consejo General de Economistas de España

 

Le siguen, en segundo puesto y con un 94% de posibilidades los contables y auditores. En este sentido, el documento apunta que sólo entre 2001 y 2014, han desaparecido 30.000 puestos de contables en Londres, lo que supone el doble de los cajeros de tiendas. 

Si bien todavía no se ha visto al completo potencial de los programas informáticos en este ámbito, el libro se remite a un artículo de la revista WE Demain que pronostica que en 2030 no habrá contables. Los profesionales del sector serán sustituidos por inteligencia artificial y es que los algoritmos conocerán y analizarán las reglas fiscales mejor que los humanos. Por tanto, el documento afirma que los profesionales de este sector deben tomar el rol de asesores de empresas

Con una probabilidad del 92%, los siguientes que se verán afectados por la automatización serán los minoristas. Entre estos trabajos se encuentran, según un  informe elaborado por la Universidad de Oxford en 2013 y al que se remite el libro, el personal de venta de las tiendas, técnicos de farmacia, los entrevistadores para la concesión de préstamos, agentes de ventas de seguros o trabajadores de preparación de alimentos. 

Terapeutas, dentistas y entrenadores a salvo

En siguiente lugar, con un 89% de posibilidades se encuentran los redactores técnicos, seguidos, por los agentes inmobiliarios, cuya profesión tiene un 86% de probabilidades de ser automatizada y los mecanógrafos. 

Ya de lejos, y con ratios que rondan el 50% de probabilidades de ser automatizados se sitúan las profesiones de mecánico, pilotos comerciales y economistas. Actores, bomberos y editores ocupan la parte más baja del ránking de profesiones que podrían verse sustituidas por máquinas.

Aun con todo, al otro lado de la balanza se encuentran los empleos menos automatizables. El informe muestra cómo la profesión de terapeuta sería la menos sustituible por una máquina, con un 0,003% de probabilidades. Tampoco los dentistas tienen por qué preocuparse por las máquinas pues la posibilidad es del 0,004%. Le siguen los entrenadores deportivos y, tras ellos, los ingenieros químicos.

Te puede interesar