Pasar al contenido principal

Se busca robot para puesto de nueva creación

Los robots cada vez están más presentes en nuestras vidas.
Los robots cada vez están más presentes en nuestras vidas. Photo by Sorry imKirk on Unsplash

¿Nos van a quitar los robots nuestros trabajos? La apertura de la nueva tienda de Amazon en Estados Unidos sin cajeros ha puesto sobre la mesa (una vez más) cuál va a ser el futuro del trabajo y si las máquinas van a acabar con algunas de las profesiones actuales. Business Insider España inaugura sus colaboraciones en Capital Radio hablando sobre este tema. 

La respuesta a esta pregunta no es sencilla, tiene muchos matices e incluso hay respuestas encontradas sobre este tema. Muchas veces cuando pensamos en robots, la imaginación nos lleva a ver en nuestra mente a algunos como R2D2 o C3PO de la Guerra de las Galaxias. Sin embargo, la realidad es más prosaica y los robots van desde brazos mecánicos que se utilizan en cadenas de producción pasando por máquinas que pueden procesar grandes cantidades de datos o generar algoritmos más eficientes. 

La automatización de procesos está presente desde hace años en el mercado laboral, pero la diferencia es que ahora esta implantación está siendo mucho más rápida. Un ejemplo, lo vemos en la digitalización bancaria. Si hace unos años lo más habitual era ir a la sucursal, esperar cola, sacar el dinero marcharnos a otro banco, volver a esperar cola e ingresar el dinero. Ahora, mucha gente no pisa un banco y hace sus transferencias en solo un par de clics desde su smartphone

Leer más: Así es como Amazon acabó con el recelo de la gente a comprar en sus tiendas sin cajas

En este contexto, existen multitud de estudios y análisis que tratan de concluir si los robots van a acabar con nuestros trabajos. Las respuestas son variadas y con matices. Uno de los últimos estudios publicados es uno de Accenture, que concluye que el impacto en el empleo será positivo creándose puestos de trabajo. Este estudio, que se basa en encuestas realizadas a directivos de once países del mundo, concluye que la inteligencia artificial servirá para que las inversiones sean más eficientes.

Esto conllevará a que se mejores resultados en las compañías, por lo que se terminaría creando más trabajo. De hecho más de las mitad de estos ejecutivos encuestados aseguran que la colaboración entre humanos y máquinas será importante para cumplir objetivos estratégicos de sus empresas. Objetivos cumplidos, mayor eficiencia, posibilidad de crecer y por tanto, de crear nuevos puestos de trabajo.

Los robots acabarán con 400 millones de trabajos

Otros informes son menos optimistas con el impacto de las máquinas. Un estudio de la consultora McKinsey apunta que entre 400 y 800 millones de trabajos serán sustituidos por máquinas en todo el mundo de aquí a 2030. Otro estudio elaborado por un investigador del MIT y otro de la Universidad de Yale estima que en Estados Unidos la entrada de un nuevo robot puede acabar con casi seis empleos. 

En España, ya hay unos 35.000 robots industriales en funcionamiento dentro de fábricas, según los datos de la Asociación Española de Robótica y Automotización de las Tecnologías de la Producción. Una tendencia que ha sido creciente en los últimos años. 

Respecto a cuántos puestos pueden desaparecer, un estudio del servicio de análisis de Caixabank apuntaba que un 43% de los puestos de trabajo actualmente existentes en España tienen un riesgo elevado de poder ser automatizados a medio plazo. Aunque los mismos expertos recuerdan que "no hay que confundir el potencial de robotización de la economía con la desaparición de los empleos". "La tecnología destruye profesiones, pero no la posibilidad de trabajar. dicen y apuntan que la robotización de procesos puede impulsar a gestionar mejor el tiempo o a crear nuevas profesiones", apuntan en este estudio. 

Esto lleva a que nos planteemos cuáles son los puestos que pueden desaparecer. Aquí la clave, dicen los expertos, está en ver si los procesos se pueden automatizar, si se pueden generar patrones y las tareas no necesitan de intuición o creatividad para ser desarrolladas. Así por ejemplo, será posible que el procesamiento de algunos datos sea elaborado utilizando algoritmos, máquinas o inteligencia artificial. Pero para un análisis en el que se tengan que obtener conclusiones o un trabajo en el que se necesite una cierta dosis de imaginación. 

Te puede interesar