Rohlik, el nuevo unicornio a medio camino entre las 'dark stores' y los supermercados tradicionales que desembarcará en España a finales de 2021

Rohlik, nuevo unicornio que pretende desembarcar en España como dark store.
Rohlik, nuevo unicornio que pretende desembarcar en España como dark store.

GETTY IMAGES

  • La empresa checa Rohlik prepara su próximo desembarco en España según su CEO, Tomáš Čupr, en una nota de Index Ventures, el grupo inversor detrás de la última ronda de financiación con la que han inyectado 100 millones de euros al proyecto.
  • El supermercado fantasma Rohlik, que opera en República Checa, Hungría y Austria, ha presentado su plan de expansión por Alemania en los próximos meses, y otros países de Europa, entre ellos España, donde prevé llegar a finales de 2021. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Nuevo unicornio a la vista en España, y de nuevo en un sector que se muestra muy pujante: las entregas a domicilio de compras de alimentación. Tras la llegada de Dija y Blok, que se enfrentan a sendas ofertas de compra, aparece en el mapa un nuevo operador: Rohlik. Esta startup de supermercados fantasma nacida en la República Checa anuncia su intención de arribar al mercado español a finales de 2021. Por ahora, su CEO y fundador Tomáš Čupr apunta a Alemania como uno de los mercados prioritarios en los que expandir su cuota de acción, según la nota publicada por Index Ventures, el fondo que ha apostado con 100 millones de euros para acelerar su internacionalización. 

El tablero ideal en el que espera jugar Čupr con su modelo de supermercados fantasma incluye llegar también a las principales ciudades de Italia, Francia y Rumanía, además de las alemanas. Actualmente este proyecto con potencial de unicornio está valorado en 1.000 millones de euros

Mayor número de referencias, y mayor tiempo de entrega

Los números con los que se presenta Rohlik no son nada despreciables. En 6 años de vida, han conseguido facturar 300 millones de euros en los 3 mercados donde ya están operativos como dark store: República Checa, Austria y Hungría. 

A diferencia de Dija, dispone de mayor número de referencias de productos en su catálogo, pero también trabaja sobre una política de entregas muy diferente. Mientras que la primera opta la inmediatez, con envíos a domicilio dentro de un rango de 10 minutos, el supermercado fantasma checo ralentiza el proceso hasta las 2 horas, lo que la acerca más hacia los modelos de los supermercados de barrio.

Para ello combinan compras al por mayor con socios de gran con adquisiciones en empresas locales, agricultores y fabricantes artesanos, que utilizan a Rohlik como plataforma de distribución. 

"Esta inversión nos ayuda a seguir innovando, desarrollando nuevas herramientas tecnológicas para acelerar la industria alimentaria y provocar una revolución digital. El objetivo es ampliar las opciones para nuestros clientes, brindándoles la comida que aman a través de alimentos frescos de agricultores y artesanos locales, entregados con la calidad que imaginan. Nuestros accionistas ven la oportunidad intrínseca y el potencial de crecimiento que tenemos por delante con este enfoque orientado al proveedor y centrado en el cliente", expone Čupr en la nota emitida.

Lo que aún no ha trascendido es el nombre con el que llegará a España. Solo en la República Checa mantiene el nombre original (Rohlik.cz), mientras que en Hungría opera bajo la marca Kifli.hu, y en Austria como Gurkerl.at. Para su lanzamiento en los próximos meses en la ciudad alemana de Múnich, la primera en los planes de la startup, será Knuspr.de. 

LEER TAMBIÉN: Dija y Coop, los supermercados que quieren poner bajo las cuerdas a Mercadona

LEER TAMBIÉN: La explosión de las 'dark stores' apunta a una concentración inminente: "De 10 empresas en Europa probablemente queden 2 ó 3 en unos meses", anticipa el responsable en España de Dija

LEER TAMBIÉN: La startup de 'dark stores' estadounidense GoPuff está interesada en la compra de británica Dija, que acaba de entrar en España

VER AHORA: La guerra de la que nadie habla: qué está haciendo la Oficina de Patentes y Marcas para impulsar la soberanía industrial española frente a potencias como EEUU o China