El rol del humano en la era de la inteligencia artificial: esto es lo que opinan los grandes líderes

Inteligencia Artificial
Gettyimages
  • La IA esta cobrando cada vez más importancia y abarcando más aspectos de nuestras vidas y economías, con lo que toca reinventar y repensar nuestra relación como humanos respecto a la tecnología.
  • De hecho, muchos líderes de la arena digital se han preguntado cuál es el rol humano en un escenario donde la inteligencia artificial se ha vuelto omnipresente.
  • Entre los expertos hay diversidad de opiniones: desde optimistas convencidos como Kai-Fu Lee, Jack Ma o Satya Nadella hasta aquellos que anticipan el apocalipsis si no tomamos medidas radicales, como Elon Musk o Stephen Hawking.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En los últimos años, la inteligencia artificial ha pasado de ser una gran promesa para el cambio de era tecnológica a convertirse en una realidad palpable en los negocios, economías y sociedades de todo el mundo.

Hoy en día, hay algoritmos presentes en toda clase de procesos y decisiones, desde el ámbito de la salud (con diagnósticos apoyados por IA) hasta la movilidad (coches autónomos), pasando por la automatización industrial, la personalización de servicios online e incluso la gestión de la justicia o la selección de empleo.

Con tantas implicaciones a tantos niveles, no es de extrañar que muchos se hayan preguntado cuál es el rol humano en un escenario donde la inteligencia artificial se ha vuelto omnipresente.

Con todo lo que ello supone, desde un punto de vista ético (de control de los sesgos y las decisiones que tomen estos sistemas) o de supervivencia misma de nuestra especie (más pensando en una IA general -no las actuales específicas- que supere a nuestras capacidades humanas).

Leer más: 25 preguntas que nos tenemos que plantear para saber si una inteligencia artificial es ética o no

A continuación, recogemos la visión sobre este debate que mantienen algunos de los principales líderes de la arena digital. Desde optimistas convencidos como Kai-Fu Lee, Jack Ma o Satya Nadella hasta aquellos que anticipan el apocalipsis si no tomamos medidas radicales, como Elon Musk o Stephen Hawking.

Kai-Fu Lee, tecnólogo, inversor y autor taiwanés

Kai-Fu Lee es conocido como uno de los grandes visionarios en materia de inteligencia artificial, inversor en compañías de estas lides y autor de varios libros al respecto. Uno de sus temas fetiche es, como taiwanés y buen conocedor del mercado asiático (y chino en particular), la diferencia cultural y estratégica con que estamos abordando esta nueva tecnología en cada extremo del planeta.

Por ejemplo, en una reciente conferencia en Madrid organizada por el BBVA, Lee explicó que la responsabilidad humana en la IA desarrollada en China es la misma o mayor que en Occidente, pero que se materializa de una forma radicalmente opuesta:  "El foco allí está puesto en la transferencia no autorizada de datos y, por ejemplo, el CEO de Cambridge Analytica estaría en la cárcel si lo hubiera hecho en China, no con otro trabajo como directivo como ha ocurrido en realidad", dijo el autor. "La clave radica en que los chinos usan mucho más los servicios móviles que los occidentales, confían mucho más en ellos para cosas como los pagos móviles, y por ende generan muchos más datos que permiten a las empresas conocer mucho mejor a sus clientes.

Si le preguntan a un chino si prefiere la privacidad o que esa empresa le ofrezca un mejor servicio, escogerá esta última. Entre privacidad y conveniencia, eligen conveniencia. No significa que no valoren la privacidad, sino que hay muchos niveles en los que poderse mover y que no pasan necesariamente por una concepción de la propiedad individual tan crítica como es en Europa".

En cuanto al sempiterno debate sobre cuál será el papel del humano en un hipotético tejido productivo dominado por la inteligencia artificial y los robots, Kai-Fu Lee cree en una convivencia perfecta entre seres de carne y hueso y máquinas: "La IA va a reemplazar empleos y al mismo tiempo empoderar otros, tenemos que verlo en ambas direcciones. Las tareas repetitivas serán sustituidas plenamente por la inteligencia artificial, pero al mismo tiempo ofreceremos más visibilidad sobre procesos de negocio y más información para la toma de decisiones en medicina o para acelerar los ensayos clínicos de nuevos fármacos (...) La inteligencia artificial respecto al empleo es lo mismo que el Photoshop es a la fotografía: una herramienta que nos permite ser más productivo".

Satya Nadella, CEO de Microsoft

Satya Nadella, CEO de Microsoft.Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Reuters/Lucas Jackson

Satya Nadella, CEO de Microsoft, profundiza precisamente en esa convivencia entre los dos mundos, el digital y el humano, con una conclusión aún más optimista: seguimos teniendo capacidades que hoy por hoy superan a cualquier logro de la técnica: “Los humanos agregarán valor donde las máquinas no pueden. A medida que avance más y más inteligencia artificial, la inteligencia real, la empatía real y el sentido común real serán escasos. Los nuevos trabajos se basarán en saber cómo trabajar con máquinas, pero también en cómo impulsar estos atributos humanos únicos”.

Eso sí, Nadella y los suyos se han mostrado muy preocupados en los últimos años sobre la posibilidad de que la IA acabe replicando o maximizando los sesgos humanos, la discriminación, la desigualdad o el racismo. Por ello, el directivo, ha solicitado en numerosas ocasiones una "regulación del buen uso de algunos aspectos de la inteligencia artificial" a escala mundial y ha sentado como principios básicos de esta tecnología -al menos en lo que concierne a los desarrollos hechos en Redmond- aquello de una IA "justa, segura y transparente".

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook

Mark Zuckerberg, CEO de FacebookMark Zuckerberg, CEO de Facebook
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook

Flickr

El controvertido fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, también se ha manifestado en numerosas ocasiones acerca del potencial de la inteligencia artificial (usada de manera extensa en muchos de sus productos, como el reconocimiento de imágenes o de texto para censurar contenidos que considera ofensivos). Y, en algunas de esas veces, también ha querido dar su visión de cuál es el rol humano en esta intersección de la innovación y la realidad física.

"Siempre que escucho a la gente decir que la inteligencia artificial perjudicará a las personas en el futuro, creo que, en general, la tecnología siempre se puede usar para bien y para mal y hay que tener cuidado con cómo se construye", afirma Zuckerberg, quien apela a un ejemplo simple para hacer llegar este mensaje de cautela optimista: "Si se está argumentando en contra de la IA, entonces se está argumentando en contra de automóviles más seguros que no van a tener accidentes, o se está argumentando en contra de poder diagnosticar mejor a las personas cuando están enfermas". Discurso fácil y al que se le podrían añadir mil matices, pero que resume la filosofía corporativa de este empresario.

Marvin Minsky, creador del concepto de inteligencia artificial

A Marvin Misnky le debemos nada menos que el propio término de inteligencia artificial, acuñado por este investigador en 1956. Un científico de la computación moderna que, antes de fallecer en 2016, nos dejó un sinfín de pronósticos y reflexiones sobre el porvenir de esta tecnología y sus implicaciones para las sociedades en que vivimos. Y, aviso: sus opiniones rompen con el buen rollo manifestado por el resto de autores contemplados en esta lista.

Sin ir más lejos, Minsky avisó de que como muchos seremos esclavos a las órdenes de la IA o, en el mejor de los casos, acabaremos prácticamente fusionados hasta hacernos indistintos: "Cuando los ordenadores tomen el control, puede que no lo recuperemos. Sobreviviremos según su capricho. Con suerte, decidirán mantenernos como mascotas (...) Las máquinas podrán hacer cualquier cosa que hagan las personas, porque las personas no son más que máquinas. ¿Qué somos las personas sino máquinas muy evolucionadas?". Preocupantes temores los manifestados por este visionario, quien también se preguntaba si los robots acabarán por heredar la Tierra: "Sí, pero serán nuestros hijos". 

Stephen Hawking, físico y divulgador científico

Stephen Hawking, en la NASA.Stephen Hawking, en la NASA.
Stephen Hawking, en la NASA.
NASA

https://mediaarchive.ksc.nasa.gov/#/Detail/13173

Para visiones negativas sobre la inteligencia artificial, hasta el punto de anticipar el apocalipsis más absoluto, he aquí la de Stephen Hawking. El conocido científico, una de las mentes más brillantes en la física teórica y la astrofísica, se postuló en varios momentos de su vida en contra de la IA o, al menos, avisando de sus enormes riesgos. 

"El día que la inteligencia artificial se desarrolle por completo podría significar el fin de la raza humana. Funcionará por si sola y se rediseñará cada vez más rápido. Los seres humanos, limitados por la lenta evolución biológica, no podrán competir con la IA y serán superados", afirmó Hawking.

Jeff Bezos, CEO de Amazon

El CEO de Amazon, Jeff BezosEl CEO de Amazon, Jeff Bezos
El CEO de Amazon, Jeff Bezos
Reuters

Volviendo a poner una nota de color a este negro horizonte encontramos a Jeff Bezos. El fundador y CEO de Amazon, hombre más rico de la Tierra cuando los vaivenes bursátiles así lo dictan, es más pragmático y pegado a las implicaciones más inmediatas de la inteligencia artificial: "Diría que gran parte del valor que estamos consiguiendo del machine learning está sucediendo más o menos bajo la superficie. Son cosas como resultados de búsqueda mejorados, recomendaciones de productos para clientes mejoradas, previsiones de gestión de inventario mejoradas y literalmente cientos de otras cosas que no se ven a simple vista".

En su opinión, y al igual que defiende Satya Nadella, "tiene mucho sentido regular la inteligencia artificial: es un ejemplo perfecto de algo que tiene aplicaciones realmente positivas, por lo que no debes frenarlo; pero, al mismo tiempo, también existe la posibilidad de abusar de esta clase de tecnología, por lo que las regulaciones son deseables".

Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX

El CEO de Tesla, Elon Musk.El CEO de Tesla, Elon Musk.
El CEO de Tesla, Elon Musk.
Mike Blake

Reuters

Elon Musk es, como siempre, una de las voces que más ruido generan al hablar, con comunidades a favor y en contra de sus radicales postulados. Y, como suele pasar con el fundador de Tesla, sus comentarios se contradicen en parte y al mismo tiempo forman parte de un panorama ambicioso con el que Musk quiere liderar la disrupción tecnológica.

Por ejemplo, Musk es el fundador también de Neuralink, una empresa de interfaces cerebro-máquina con la que aumentar la simbiosis que ya hoy existe con las máquinas. Pero, al mismo tiempo, el empresario considera que la inteligencia artificial es la "mayor amenaza a nuestra existencia" ya que será "mucho más inteligente que los humanos, lo que hará que la relación entre las diferentes inteligencias probablemente sea similar a la existente entre una persona y un gato".

Los humanos como la mascota de la IA, pero no es lo único que anticipa Elon Musk: "El futuro menos terrorífico que se me ocurre es uno en el que al menos hayamos democratizado la inteligencia artificial, porque si una gran compañía o un pequeño grupo de personas consiguen desarrollar una superinteligencia digital divina, podrían dominar el mundo".

La solución, en su opinión, parte precisamente de proyectos como Neuralink: "Lo he dicho varias veces durante los últimos años, pero es que creo que incluso en un escenario en el que la IA sea benigna, nos quedaremos atrás. Por eso creo que dotarnos con una interfaz cerebro-máquina de alto ancho de banda nos ayudará a permanecer por delante".

Jack Ma, fundador de Alibaba

Jack Ma, fundador y ex presidente ejecutivo de Alibaba.Jack Ma, fundador y ex presidente ejecutivo de Alibaba.
Jack Ma, fundador y ex presidente ejecutivo de Alibaba.
Reuters

En contra de los postulados de Musk está Jack Ma, fundador del coloso chino Alibaba. De hecho, este milmillonario enfrentó sus opiniones a las de Musk en un famoso cara a cara público entre ambas figuras.

En su opinión, "puede que las inteligencias artificiales que sean más inteligentes, pero nosotros somos más listos: fuimos nosotros quienes inventamos los ordenadores, pero aún no he visto a un ordenador inventar un ser humano". Y sentenció: "Los ordenadores sólo tienen chips, los humanos tenemos corazones".

LEER TAMBIÉN: 12 startups de Inteligencia Artificial que triunfarán en 2019, según inversores de capital riesgo

LEER TAMBIÉN: 25 preguntas que nos tenemos que plantear para saber si una inteligencia artificial es ética o no

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Inteligencia Artificial
  2. Inteligencia
  3. Liderazgo