Rusia advierte a Occidente de que el petróleo podría costar 300 dólares por barril y amenaza con cortar el suministro de gas a la UE

Extracción de petróleo
Wikipedia

La escalada del precio del petróleo parece no tener fin. Los países occidentales podrían enfrentarse a precios del petróleo superiores a los 300 dólares por barril y al posible cierre del principal gasoducto entre Rusia y Alemania. Así lo ha aseverado el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, en respuesta a las informaciones que apuntan a que Estados Unidos podría vetar el crudo ruso.

Los precios del petróleo alcanzaron el lunes sus niveles más altos desde 2008 después de que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijera que Washington y sus aliados europeos estaban considerando prohibir las importaciones de petróleo ruso.

Pero Alemania y Holanda rechazaron el plan el lunes, además, la UE obtiene alrededor del 40% de su gas y el 30% de su petróleo de Rusia, y no tiene sustitutos fáciles si se interrumpe el suministro.

Los precios del petróleo han oscilado las primeras horas de este martes con los futuros del Brent cotizando a 125 dólares por barril, alrededor de un 10% por debajo de los niveles alcanzados el lunes, lo que refleja el alivio de que los aliados europeos no planearan unirse a una posible prohibición de EEUU sobre las importaciones de petróleo ruso.

Por su parte, los futuros del crudo US West Texas Intermediate (WTI) han subido 1,53 dólares, un 1.28%, hasta los 120 dólares el barril.

"Está absolutamente claro que un rechazo al petróleo ruso llevaría a consecuencias catastróficas para el mercado global", ha dicho el viceprimer ministro ruso Alexander Novak en una declaración en la televisión estatal recogida por Reuters.

"El aumento de los precios sería imprevisible. Sería de 300 dólares por barril, si no más".

Novak ha asegurado que Europa tardaría más de un año en reemplazar el volumen de petróleo que recibe de Rusia y tendría que pagar precios significativamente más altos.

Rusia es el principal productor mundial de gas natural y el segundo mayor productor de petróleo crudo, y cualquier movimiento para sancionar su industria energética dañaría gravemente su propia economía.

"Los políticos europeos tienen que advertir honestamente a sus ciudadanos y consumidores de lo que pueden esperar", apunta Novak.

"Si quieren rechazar el suministro energético de Rusia, adelante. Estamos preparados para ello. Sabemos a dónde podemos redirigir los volúmenes".

Novak ha explicado que Rusia está cumpliendo sus obligaciones en su totalidad, pero que estaría en todo su derecho de tomar represalias contra la Unión Europea después de que Alemania congelara el mes pasado la certificación del gasoducto Nord Stream 2.

"En relación con la imposición de una prohibición al Nord Stream 2, tenemos todo el derecho a tomar una decisión coincidente e imponer un embargo al bombeo de gas a través del gasoducto Nord Stream 1", señala Novak.

"Hasta ahora no estamos tomando esa decisión", concluye. "Pero los políticos europeos con sus declaraciones y acusaciones contra Rusia nos empujan a ello".

Otros artículos interesantes:

El precio del petróleo se dispara a su precio más alto desde 2008

¿Qué pasaría si Rusia deja de exportar gas y petróleo a España y al resto de Europa?

El petróleo supera los 100 dólares por barril por primera vez desde 2014 tras el ataque ruso a Ucrania

Te recomendamos