Rusia ha ralentizado los flujos de gas hacia Europa hasta el límite y la crisis energética podría prolongarse hasta 2025, según Goldman Sachs

Tuberías en las instalaciones de desembarco del gasoducto Nord Stream 1 en Lubmin, Alemania

Hannibal Hanschke/Reuters

Los precios del gas natural en Europa finalmente se han reducido este jueves 28 tras 6 días consecutivos de ganancias, pero la crisis energética del continente probablemente durará hasta 2025, según Goldman Sachs.

Los futuros de gas natural holandés TTF han descendido el jueves un 0,35%, hasta situarse por debajo de los 205 euros por megavatio hora, después de haber subido casi un tercio en la última semana y un 145% desde principios de junio.

La crisis ha sido impulsada por Rusia, que ha recortado los flujos de gas a través del gasoducto Nord Stream 1 al 20% de su capacidad, en un intento de socavar a sus oponentes políticos mientras continúa la guerra en Ucrania.

El gas ruso y la crisis energética, claves para el futuro del euro y la economía continental

Los estrategas de Goldman Sachs afirman que los países altamente dependientes, como Alemania, podrían tardar años en compensar el déficit de gas natural.

"Esperamos que los precios del gas en Europa vuelvan a subir durante el verano de 2023, ya que la destrucción de la demanda impulsada por los precios vuelve a ser lo más importante", ha declarado un equipo dirigido por la jefa de investigación de gas natural del banco, Samantha Dart, en una nota de investigación reciente. 

"En nuestra opinión, no es probable que se produzca un entorno de precios más bajos en Europa hasta 2025", añade.

Nord Stream 1 es un gasoducto de 759 millas (unos 1.220 km) que suministra a Alemania alrededor del 26% de sus importaciones de gas, según BBC News. Alemania suspendió la certificación de un segundo gasoducto Nord Stream en febrero, cuando Rusia se preparaba para invadir Ucrania.

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció la semana pasada que la capacidad de Nord Stream 1 se reduciría al 20% a la espera de reinstalar una turbina reparada que ha sido enviada desde Canadá.

"Aunque esperamos que los flujos del Nord Stream 1 vuelvan a alcanzar un 40% de capacidad una vez que la turbina reparada esté instalada, creemos que la incertidumbre sobre el suministro ruso sigue siendo alta", analizan los estrategas de Goldman Sachs.

Otros artículos interesantes:

El petróleo está siendo controlado por los temores de recesión, pero su precio podría volver a subir cuando entren en vigor las sanciones europeas en Rusia, según la jefa de materias primas de RBC

España no se quedará sin gas, pero lo pagará a precio de oro: por qué nuestro sistema energético está blindado ante un corte de suministro ruso

Putin ha dejado a Rusia destrozada, incluso si gana la guerra en Ucrania: es hora de que EEUU y Europa empiecen a planificar un futuro sin él

Te recomendamos