Pasar al contenido principal

En el cosmos también hay carreras de velocidad: Rusia rebaja en 19 minutos el récord de una nave en llegar a la Estación Espacial Internacional

Estación Espacial Internacional

NASA

  • Una nave rusa no tripulada, llamada Progress, ha logrado cumplir el trayecto entre la superficie terrestre y la Estación Espacial Internacional en apenas 3 horas y 21 minutos.
  • Se trata de 19 minutos menos respecto al récord anotado el pasado julio por otra nave carguera rusa, también en este trayecto de 400 kilómetros de ascenso.
  • La nave batió esta marca a pesar de ir cargada con tres toneladas de mercancía: combustible, alimentos, agua, oxígeno y otros suministros para la Estación Espacial Internacional.

A veces parece que las carreras de velocidad están circunscritas a los coches y motocicletas. Incluso podríamos llevar nuestra imaginación a pensar en trenes de última generación y aviones supersónicos. Pero casi con total seguridad nunca llegaríamos a la conclusión de que una nave de carga espacial podría anotarse un récord mundial en estas lides.

Y precisamente eso es lo que ha conseguido esta semana una nave rusa no tripulada, llamada Progress, la cual ha cubierto el trayecto entre la superficie terrestre y la Estación Espacial Internacional en apenas 3 horas y 21 minutos. Hablamos de 400 kilómetros de distancia, en lucha constante contra la gravedad y con todas las complejidades asociadas a esta clase de viajes.

Se trata de un récord muy complicado de igualar, ya que rebaja en 19 minutos el tiempo anotado el pasado julio por otra nave de carga, también rusa. Un hito que resulta más increíble aún si tenemos en cuenta que la nave, que despegó desde las instalaciones espaciales de Baikonur (Kazajstán) iba cargada con tres toneladas de mercancías.

Leer más: 10 cosas geniales del espacio que no sabías que existían

Entre otros materiales, el carguero espacial llevaba en su interior combustible, alimentos, agua, oxígeno y otros suministros para la estación espacial, que actualmente cuenta con tres estadounidenses, dos rusos y un astronauta canadiense a bordo, según detalla AP.

Aunque suene a algo anecdótico, el hecho de poder llegar a la Estación Espacial Internacional en menos tiempo del que ocupa ir desde Madrid a Ponferrada en tren no puede sino sorprendernos. Y es que, los distintos avances científicos que hemos vivido desde que tenemos este mecano en el cosmos son dignos de admiración.

Recordemos, al respecto, que la Estación Espacial Internacional fue puesta en órbita hace 20 años, el 20 de noviembre de 1998, con los primeros módulos. Desde entonces, esta ingente obra de ingeniería (valorada en más de 100.000 millones de dólares) ha ido creciendo en capacidad, tanto de ocupantes como de tipología de experimentos.

En la actualidad, seis personas pueden permanecer en su interior, contando diferentes nacionalidades que reflejan el espíritu multinacional de esta aventura científica.

Te puede interesar

Lo más popular